Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

EN LA PROVINCIA DE CASTELLÓN ECHARON EL CIERRE ONCE OFICINAS

La red bancaria en la Comunitat Valenciana se redujo un 5% entre enero y septiembre de 2019

21/01/2020 - 

VALÈNCIA. Se repite la historia trimestre a trimestre, según la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico de la Generalitat Valenciana va publicando sus informes 'Las entidades de depósito en la Comunitat Valenciana'. Y el último, que corresponde al tercero de 2019, no iba a ser menos al recoger que el desapalancamiento bancario continúa -y lo que le queda- por estos pagos como también por España

Entre enero y septiembre del pasado ejercicio bajaron la persiana 126 sucursales bancarias en algún punto de València, Castellón y Alicante, lo que redujo el número de oficinas hasta las 2.433, es decir, menos de la mitad de las 5.061 que había al cierre de 2008 en lo que fue su máximo histórico. A lo largo de los nueve primeros meses de 2019 la red bancaria en la Comunitat Valenciana se redujo prácticamente un 5% frente al 4,44% de lo que sucedió en el conjunto nacional. A 30 de septiembre pasado eran 24.855 las oficinas bancarias repartidas por España frente a las 45.662 del último día de 2008.

La provincia valenciana se llevó la peor parte -algo lógico teniendo en cuenta que es allí donde más establecimientos financieros figuran-, puesto que perdió 77 tras descender un 5,7% hasta totalizar 1.271 sucursales. De este modo, la crisis ya se ha llevado por delante el 52% de la red bancaria en València por cuanto al cierre de 2008 contaba con 2.646.


Por su parte, Alicante vio como se esfumaban 38 oficinas más entre enero y septiembre del pasado ejercicio -un 4,2% en términos porcentuales- hasta las 867. O lo que es lo mismo: un 50% menos respecto a las 1.736 de su récord histórico del 31 de diciembre de 2008, según los datos del otrora brazo ejecutor de la política financiera del Consell como era el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), cuya serie histórica recoge desde 1991.

En Castellón bajaron la persiana 11 sucursales (-3,6%), lo que se tradujo en una red comercial de 295 pero eso sí un 56,5% por debajo de su plusmarca de las 679 de hace 11 años.

Riesgo de despoblamiento

Este desapalancamiento está provocando que cada vez sean más las poblaciones que se queden sin servicio, algo que el IVF de la mano de su director general, Manuel Illueca, sigue tratando de frenar o cuanto menos de dar soluciones a los municipios que quedan sin servicios bancarios. "Si ha habido una comunidad que ha sufrido especialmente la retirada de la banca en el territorio ha sido la Comunitat Valenciana", advertía la semana pasada. Lo hacía con motivo del anuncio de que el IVF ofertará créditos a interés cero a los los 155 municipios de la Comunitat Valenciana en riesgo de despoblamiento.

Una medida que pretende facilitar la creación de riqueza y empleo en los 82 municipios de Castellón, 50 de València y 23 de Alicante en riesgo de despoblación. Para ello, autónomos y empresas que tengan una facturación menor a los 2 millones de euros y menos de diez trabajadores podrán solicitar estos créditos al 0% de interés y con dos años de carencia.

Noticias relacionadas

next