Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

unides podem vota en contra y pspv y compromís, a favor

Los policías interinos dividen al Botànic II

10/12/2019 - 

VALÈNCIA. Unides Podem no quiere interinos en la Policía Local. El grupo parlamentario que lidera Naiara Davó en Les Corts Valencianes rechazó este lunes en la comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda la enmienda a la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de 2020 presentada por el Botànic II semanas atrás que planteaba la posibilidad de que en casos "excepcionales" los ayuntamientos pudieran contratar agentes municipales interinos. 

Un posicionamiento que obliga a que el texto vaya a pleno para volver a votarse y que resulta llamativo por dos motivos: el primero, porque la enmienda presentada contaba con la firma de ellos mismos, de Podemos; el segundo, porque supone la única división de los partidos que integran el Gobierno valenciano en la tramitación de la Ley de Medidas Fiscales del próximo ejercicio. No en vano, la tasa a las bebidas azucaradas registrada por Compromís y los morados terminó retirándose a última hora de la mañana de este lunes para evitar escenificar una división.

Ahora bien, las disensiones sobre esta cuestión llevan días azotando las aguas del Botànic II. La enmienda registrada a instancias de la Conselleria de Justicia que dirige Gabriela Bravo planteaba una modificación de la ley de Coordinación de Policías Locales para permitir reintegrar la figura del interino en los cuerpos municipales.

Una decisión adoptada después de que el Tribunal Constitucional (TC) emitiera un fallo que avalaba la contratación de interinos en las policías locales, algo que no permitía la legislación valenciana. La sentencia del alto tribunal, sin embargo, consideraba que el término "funcionario de carrera" que está recogido en la Ley de Bases de Régimen Local (LBRL) también incluía al personal interino, por lo que decretaba que los consistorios podían continuar utilizando esta figura para cubrir sus vacantes en la policía. Con todo, el fallo sentó jurisprudencia y prevalecía sobre otra sentencia previa del Tribunal Supremo que consideraba ilegal la contratación de interinos en la Policía Local. 

El redactado había logrado, a priori, el consenso de PSPV, Compromís y Unides Podem. Sin embargo, este último grupo parlamentario se descolgó finalmente de la reforma por el malestar que había generado entre los sindicatos, especialmente en CCOO, y este lunes votaron en contra de la modificación legal. "No podíamos votar a favor porque suponía mantener la figura del interino y la temporalidad", trató de justificar Davó a pesar de su apoyo inicial. 

Ahora bien, la enmienda también fue rechazada por los partidos de la oposición: PP, Ciudadanos y Vox. Por ello, el texto volverá a debatirse en un pleno de Les Corts la semana del 16 de diciembre. Un debate en el que los populares, que gobiernan en distintos ayuntamientos de la Comunidad Valenciana, deberán decidir si se vuelven a posicionar en contra. El portavoz de Economía del Partido Popular en el Parlamento valenciano, Rubén Ibáñez, aseguró que así será, que el grupo de Isabel Bonig mantendrá su voto en contra. 

Sin embargo, huelga resaltar que esta posibilidad de poder contratar interinos es una reivindicación constante de una amplia mayoría de municipios valencianos, fundamentalmente de los más pequeños. De momento, socialistas y valencianistas se muestran tranquilos porque confían en que la enmienda saldrá adelante con el voto a favor del PP. 

¿Qué dice la enmienda?

Socialistas, valencianistas y morados plantean en el texto que los ayuntamientos puedan contratar interinos, pero establecen muchos condicionantes para ello. En primer lugar, contemplan la condición de que se haga de forma "excepcional", cuando sea urgente y necesario, y siempre que esas plazas no se puedan cubrir mediante oposiciones. Los consistorios deberían acreditar estos supuestos ante la administración autonómica. Y en esa misma línea, los nombramientos que se hicieran tendrían una vigencia de dos ejercicios y no podrían ser prorrogados.

Además, los puestos vacantes que se cubran con interinos deberán haberse incluido en una oposición y tener consignación presupuestaria. Con ello, la Generalitat Valenciana se asegura de que los ayuntamientos van a regularizar esas plazas y no podrán alargar la interinidad hasta la extenuación. Por otro lado, el texto redactado explica que sólo podrá ser nombrado como interino en la policía local "quien forme parte de una bolsa de empleo temporal específica".

Para acceder a dichas bolsas, los aspirantes deberán superar un proceso selectivo que consistirá en unas pruebas de carácter físico, psicotécnico y de conocimiento que acreditarán "la aptitud y la capacidad de los aspirantes para el ejercicio de la función policial". 

El personal seleccionado deberá cursar además unas clases durante al menos 60 horas en el Instituto Valenciano de Seguridad Pública (IVASPE), dependiente de la Generalitat. Un curso que podrán impartir también las entidades locales en el caso de que lo soliciten y tengan capacidad para llevarlo a cabo.

El cambio normativo está sustentado por un informe de Abogacía de la Generalitat, que se pronuncia a favor de la presencia de interinos, como falla el TC, pero con una duración limitada. Por este motivo, la modificación incluye la limitación de dos años para el personal interino que sea nombrado en los cuerpos de policía local.

Noticias relacionadas

next