X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

O sorpresa o bloqueo

Las urnas puede que dejen todo igual salvo sorpresa con vuelco de última hora. Si hacemos caso de las encuestas, incluida la del CIS, la situación podría volver a ser irresoluble. Puede haber un gobierno en precario para un año o año y medio escaso y la posibilidad de una nueva convocatoria electoral

8/11/2019 - 

¡Por fin las urnas! No, que es broma. Si nos ponemos serios y trascendentes con lo de la fiesta de la democracia que es ir a votar, deberíamos estar contentos. Lo que pasa es que tanto va el cántaro a la fuente, es decir que ya estamos un poco cansados de ir a votar, que al final muchos se lo van a pensar y hartos no acudirán a la fiesta en cuestión. Repasando la letra pequeña de los sondeos nos encontramos con un 30% de indecisos y una previsión también del 30% de abstención. Además los españoles que han solicitado el voto por correo suman otro 30% menos. Por no repetir los datos de las encuestas, parece que hay empate entre bloques. O sea que podría haber gobierno de la izquierda e incluso de la derecha. Es más podría haber un a modo de grossen koalitionen, gobierno en solitario del ganador pero con abstención y/o apoyo externo para presupuestos y otros asuntos de Estado. ¿Quién liderará el Gobierno? ¿Hasta cuánto durará? ¿Iremos a unas terceras elecciones? ¿Quién desbloqueará? ¿O habrá sorpresa?

La minicampaña y el debate. Aunque sobre la mesa ha habido asuntos muy importantes como la cuestión catalana, la situación económica y las habituales broncas entre partidos políticos, la campaña oficial se nos ha hecho escasa. Pocos mítines multitudinarios, nada de programas electorales y apenas debates. Tan solo uno de los candidatos a presidir el gobierno en el que por cierto todos sin excepción dicen que han ganado. Esto es como lo de que cada español lleva dentro un seleccionador de fútbol, pues lo mismo. Y eso que el debate lo vimos unos cuantos. Fueron tres horas eternas con adoquines, cartelitos, estadísticas en portadas de periódicos, en fin mucho show y poca concreción.  Lo triste, la palabra ciencia no apareció en ningún momento y cultura solo salió en dos ocasiones. Se repitieron ad nauseam Cataluña, España y Gobierno. Eso sí, share televisivo del 57%, es decir unos 17 millones trescientos mil españoles lo vieron entre las 11 cadenas que lo emitieron. Ya veremos si tiene réditos para las distintas formaciones políticas. Lo que está claro es que hay interés por los debates. Y lo que siempre repetimos que se regulen por ley. Sin volvernos locos pero que se regulen. Y un ruego que no sigamos en el bucle y el bloqueo. El país y los españoles ya no lo soportan más.

Y mientras la economía y el paro. Se debería haber hablado más de economía, de la macro y de la micro. Para empezar  con la macro, nuevo jarro de agua fría de la Comisión Europea que nos revisa a la baja la previsión del gobierno de crecimiento del 2,3% al 1,9% ¡Todo alegrías y las cuentas que no salen!  Y si vemos los datos fríos y dramáticos del empleo del mes de octubre es para preocuparse. 100.000 parados más, el peor octubre desde 2012 y también el de menor ritmo de  creación de empleo desde 2014. Así que lo del desbloqueo debería ser una prioridad para los que tengan opciones después de las urnas. Y da igual quien salga elegido. 

Velar por la seguridad.  Y como si viviéramos tiempos pasados el consabido despliegue de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado será muy importante en esta ocasión. Siempre se prepara un dispositivo especial para unas elecciones generales. Lo que ya no es normal es que se tenga que preparar un despliegue para Cataluña para conseguir que todos los catalanes que quieran votar lo puedan hacer. Los independentistas radicales eso pretenden. El caso es que 8.000 Mossos y 4.500 policías nacionales y guardias civiles se ocuparan de que en Cataluña se pueda votar con todas las garantías a pesar de las amenazas de los CDR, Tsunami Democrátic,  Arran (juventudes de la CUP) y demás grupúsculos violentos. Especial atención merecerá la jornada de reflexión con la convocatoria de actos “lúdicos y culturlaes” en centros públicos incluidos colegios electorales. El 75% de los antidisturbios de la Policía Nacional se ha desplazado a Cataluña para el domingo. Son  39 de los 52 grupos de la UIP (Unidades de Intervención Policial)  de todo el país. Esperemos que haya normalidad. 

Gandalf y Lisa. Si no fuera porque esto es un asunto muy serio, nos lo tomaríamos a broma. Tienen delito los nombres en clave que utilizaban los integrantes de los CDR detenidos por la Guardia Civil para referirse a Quim Torra y Carles Puigdemont. Operativos para asaltar el Parlament y encerrarse con Torra después de la sentencia del procés con el beneplácito del Govern, manuales para montar artefactos explosivos, pistolas simuladas pero con munición real, estructuras encriptadas para mantener comunicaciones reservadas y lejos del control de la policía,  reuniones en coches con Gandalf/Torra, la hermana de Lisa/Puigdemont, el CNI catalán financiando las operaciones, …y todo lo hemos conocido con las filtraciones del sumario Operación Judas que se instruye en la Audiencia NacionalPregunta ingenua ¿En el gobierno se sabía algo? 

El Rey y Leonor. Mientras es grato comprobar que hay otra Cataluña. Vanguardia, referente para los jóvenes del futuro, modernidad, investigación, tecnología y cultura. La imagen que se ofreció en los Premios Princesa de Girona era esa Cataluña que todos hemos admirado siempre. Fuera  los incidentes, empujones, la intolerancia de los radicales que querían impedir la ceremonia del  Palacio de Congresos reflejaban dos mundos paralelos. Y más cosas positivas la apuesta por la convivencia del Jefe del Estado, el rey Felipe y el debut de la políglota Princesa Leonor. Con un catalán perfecto con guiños en inglés y árabe a los premiados. Y  en la calle algunos estaban en otras batallas. 

El Tablero

En la izquierda

PSOE: A Pedro Sánchez no le gustan los debates y se le nota. Es vulnerable y se esconde con la mirada baja en el atril. Busca el voto útil en la izquierda y alerta con la pretendida subida de Vox. Entre tanta dialéctica le traiciona el subconsciente y comete un patinazo de antología. Deja  entrever que Puigdemont podrá regresar a España gracias a la euroorden porque la fiscalía depende del Estado. Imagínense como están de contentos los fiscales. Tal revuelo se ha armado que el propio Sánchez ha usado su cuenta de twitter para aclarar que “nadie está por encima de la ley y que el gobierno trabajará para que sea juzgado en España”.  Y remata “la fiscalía cuenta con el respaldo del gobierno para toda acción que promueva”. ¡Faltaría más! En fin, cuantos nervios a pocas horas de votar. Su batalla es por la abstención y por mantenerse en Moncloa y de repente hay mucho adversario no esperado. Arañar votos a Unidas Podemos por la izquierda, a Ciudadanos por el pretendido centro, a Más País que casi le resulta un aliado incómodo. Muchas urgencias de última hora. Se nota fragilidad.

UNIDAS PODEMOS: Pablo Iglesias se equivocó en el debate. Su  tono doctoral, profesoral y moderado le ha jugado una mala pasada poco efectiva en esta ocasión. Demasiado conservador. Intenta rebañar votos a Sánchez y le deja en evidencia por su supuesta alianza futura con PP y Ciudadanos. A Iñigo Errejón le da por descontado. Ahora se afana en insistir que Sánchez  entra en el mismo equipo que Casado y Rivera. Quiere recuperar el voto del socialista desencantado con Sánchez en cuestiones como Cataluña y la economía y no entiende que nomine ya como vicepresidenta a Nadia Calviño. ¿A qué nos suena esto? ¿Irene Montero iba de vicepresidenta, no?

MÁS PAÍS: Iñigo Errejón el ausente. Se ha quedado sin espacio. No será siquiera muleta de Sánchez  porque los números no parecen dar. Era casi patético verle analizar el resultado del debate. En las últimas horas de campaña ha contado con su lideresa, Manuela Carmena, ya demasiado tarde. A ellos la campaña se les desinfló nada más empezar. Les ha pillado con el paso cambiado. Lo de presentarse en 18 provincias como estrategia inicial estaba bien si las cuentas salían, pero la polarización de asuntos en los últimos días y la escasa presencia en medios casi les ha hecho parecer ausentes o invisibles.

En la derecha

PP: Pablo Casado y el optimismo sin disimulo. En el debate estuvo impetuosos buscando el cuerpo a cuerpo con Sánchez, hasta con Rivera aunque con Abascal hubo poca fricción. No quería cometer errores. Parecía hablar con tono institucional. Intento conjugar tranquilidad con firmeza para no caer en la demagogia en contraste con Rivera y Abascal. Mientras en Génova cunde el optimismo. Y digo cunde porque estiman unos cálculos de 110 escaños que hasta ahora no daban las encuestas. Y claro la euforia se desata cuando aún no se han abierto las urnas para votar y después para contar. Habrá que recordar ese dicho tan clásico en nuestro refranero “no se puede vender la piel del oso antes de cazarlo”. O aquello de que puedes morir de éxito. Esto ya le ha pasado a más de uno. De todos modos salir de los 66 diputados y situarse en torno a los 90/100 sería todo un triunfo. Y claro si ganas, aunque sea por un diputado más al PSOE, sería triunfal. Pero las noches electorales están llenas de victorias amargas o derrotas dulces.

CIUDADANOS: Albert Rivera lo tiene difícil.  En su día fue una promesa de la derecha liberal con grandes apoyos empresariales y financieros, pero,… parece estar en la cuenta atrás de su salida de la política. Aunque con malos resultados  a lo mejor se parapeta y no se va. Por el momento se ha convertido en el candidato-meme, o caricatura. Muchos han rivalizado en las redes o en el análisis para comentar el merchandaising que iba sacando de su atril. El  adoquín de la plaza de Urquinaona o comprado en Amazon a 17 euros.  Efectista que no efectivo. Que si su arma secreta, su caniche-toy, de nombre Lucas que aún olía a leche, en fin que esta minicampaña se le ha hecho eterna o corta según se mire porque nadie da un duro por él. Hay  malos augurios y hay quien piensa en el día después. 

VOX: Santiago Abascal resultó muy eficaz. Efectivo. Posición central y espacio para desarrollar sus propuestas. Era la novedad y la supo aprovechar con su defensa de lo patriótico aunque navegó en asuntos de calado como políticas sociales y económicas. El caso es que al menos en los sondeos las expectativas son muchas. Ya les ocurrió el 28A. Las encuestas decían que se salían, al final obtuvieron 24 escaños. Muchos para ser un partido nuevo y pocos según las previsiones. Ahora los pronósticos hablan de cerca de 50 diputados y tercera fuerza política. Veremos al final si se confirma el resultado.

Las frases de la semana

Pablo Casado, presidente del PP: “No hay nada más patriótico  que echar a Sánchez de la Moncloa y solo yo puedo echarle” ¡Ay con el optimismo y la euforia incontenible. Todavía hay que votar y contar!

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos: “Me gustaría retirarme después de gobernar” ¡Más optimismo compulsivo y que ganas de gobernar. Todavía se acuerda de la vicepresidencia y los tres ministerios!

Iñigo Errejón , candidato de Más País a la presidencia del Gobierno: “Sánchez, Iglesias y yo nos tenemos que sentar el día 11 y hacer un gobierno” ¡No ha llegado todavía y veremos si llega y ya se ve en Moncloa. Ganas tiene. Ese gobierno con Pedro, Pablo e Iñigo…!

Oriol Junqueras, líder de ERC encarcelado por el procés a Pedro Sánchez: “Quizá ahora no quiera o no le convenga recordar que usted llegó a presidente del Gobierno gracias al apoyo explícito del independentismo. Sin nosotros hoy usted no sería presidente” ¡Cierto y veremos cuáles son las necesidades en el futuro!

Ana Oramas, diputada de Coalición Canaria: “Es impresentable que nadie cortara las afirmaciones falsas, racistas y xenófobas de Abascal” ¡Como siempre con tino y sentido común!

Ana Blanco, periodista moderadora del debate: “Hablarán de paridad pero esta no es una foto de igualdad” ¡Algo tiene que cambiar. Se les llena la boca de igualdad, paridad y luego no ejercen!

Felipe VI, en la entrega de los premios Princesa de Girona: “Ni la violencia, ni la intolerancia, ni el desprecio a los derechos y libertades de los demás pueden tener cabida en una sociedad democrática” ¡Dicho queda y que se lo aplique más de uno!

Noticias relacionadas

next