X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

casi 20.000 euros de beneficio desde que es presidente

Puig declara 6.510 euros de dividendos en 2018 por sus acciones de 'Mediterráneo'

23/07/2019 - 

VALÈNCIA. El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha declarado en el portal GVA Oberta que percibió 6.510 euros por el ejercicio de 2018 en concepto de 'Rendimiento de capital mobiliario', cantidad que corresponde a los dividendos por las 210 acciones que posee de Promociones y ediciones culturales SA (Pecsa), empresa propietaria del periódico Mediterráneo de Castellón. Una cifra que, sumados los  5.880 euros obtenidos en 2017 y los 6.400 percibidos en 2016, alcanza los 18.790 euros de beneficio para el jefe del Consell por estos títulos desde que está al frente del Palau.

El también líder de los socialistas valencianos, quien siempre ha defendido el valor "sentimental" de estas acciones, adquirió en los años 80 un total unas participaciones que, gracias a la revalorización de la compañía, hoy tienen un valor de 177. 886,06 euros. La inversión la hizo tras haber sido indemnizado por el despido del citado diario. Una operación en la que participaron otros compañeros y miembros de la sociedad civil castellonense que buscaron tomar el control del rotativo que había pertenecido a la prensa del Movimiento.

Si bien Puig nunca ha ocultado la posesión de estas acciones, la polémica ha llegado después de que el pasado mes de abril Editorial Prensa Ibérica (EPI) -propietaria de diarios líderes como Levante-EMV e Información- comprara el Grupo Zeta que, poseía el 85% de Pecsa, por lo que el control de Mediterráneo pasaba a estar en manos de EPI. La operación llegó después de una quita del 70% de la deuda del grupo de la familia Asensio por parte de distintos acreedores entre los que se encontraba el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), el banco público de la Generalitat. 

Una maniobra llevada a cabo tras la aprobación de un decreto por parte del Consell de modificación del reglamento general del IVF en el que se permitía, entre otro tipo de cuestiones, este tipo de operaciones. No obstante, la aprobación de un decreto que permitía una operación en la que, a la postre, se facilitaba la compra de un grupo -Zeta- y por tanto el control de Pecsa, en el que el presidente posee acciones, ha levantado no pocas suspicacias. 

En este sentido, la Abogacía de la Generalitat se pronunció sobre esta cuestión días atrás, afirmando que no existía conflicto de intereses y asegurando que "no procedía" que el presidente de la Generalitat se abstuviese en la votación de la aprobación del decreto porque se trataba de "un procedimiento de aprobación de una disposición de carácter general y por tanto sin afectación singular directa a ningún tipo de asunto". Unas explicaciones que también había ofrecido previamente el director del IVF, Manuel Illueca, quien ha solicitado comparecer en Les Corts para someterse a las preguntas de los diputados.

En toda esta ecuación conviene destacar que Prensa Ibérica -Levante e Información- y Mediterráneo, son medios que obtienen una importante inyección de fondos que llegan de la publicidad institucional y, en especial, de Presidencia. Así, en 2018, los dos primeros sumaron en torno a 1,3 millones de euros de los cuales aproximadamente el 75% emanaron directamente del Palau, mientras que Mediterráneo percibió 294.000 euros de los que 212.000 salieron de Presidencia.

Noticias relacionadas

next