X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

illueca defiende que la quita al periódico se habría aprobado aun sin el decreto que la facilitó

Puig preguntó al IVF por el crédito a 'Mediterráneo', pero no informó de que él fuera accionista

10/07/2019 - 

VALÈNCIA (EFE/VP). El director general del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), Manuel Illueca, ha rechazado este miércoles que la venta por un 30% de su valor total de la deuda que Promociones y Ediciones Culturales (Pecsa) –editor del diario impreso Mediterráneo de Castellón se aprobase para beneficiar al diario del que es accionista el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

En una rueda de prensa para explicar esa operación, que el director del IVF ha eludido calificar de quita sino de "venta de un activo deteriorado a su valor real", Illueca ha subrayado que los acreedores de Grupo Z –la matriz de Mediterráneo– disponían de un informe de Deloitte que fijaba en un 30% del total de la deuda las expectativas de recuperación si la empresa iba a liquidación, por lo que hubiera sido una "irresponsabilidad", no asegurarse el cobro de medio millón de euros del total de 1,9 que Pecsa le debía al IVF.

La compra de Grupo Z por parte de Editorial Prensa Ibérica, editor entre otros del diario Levante-EMV, se aprobó poco después de que el Consell aprobase un decreto para autorizar al IVF a aprobar condonaciones parciales de deuda en línea con las condiciones pactadas por el resto de acreedores. Este hecho, unido a la presencia de Puig en el accionariado de Mediterráneo, ha disparado las suspicacia sobre si ese cambio estaba encaminado a salvar de la liquidación a Grupo Z al facilitar su venta al grupo que dirige Javier Moll.

En la rueda de prensa de este miércoles, en la que Illueca se ha centrado en explicar los detalles que justificaban la operación desde el punto de vista técnico, el director del IVF ha desvelado que el presidente de la Generalitat se interesó personalmente por la situación del crédito que el IVF mantenía con Pecsa debido a que era un asunto que aparecía de manera recurrente en los medios de comunicación.

En esos encuentros el presidente de la Generalitat no le dijo a Illueca que él tuviera acciones de esa empresa, aseguró el responsable del IVF para explicar por qué él desconocía esa situación.

Puig "nunca ha dado luz verde ni luz roja a ninguna actuación del IVF, y si algo le ha caracterizado ha sido el máximo respeto a las decisiones técnicas del IVF", ha afirmado Illueca.

En cualquier caso, aunque ha reconocido que el IVF no quiso aprobar la venta de su parte de deuda en Grupo Z –equivalente a un 2% del total– mientras el Consell no aprobase el decreto que daba "seguridad jurídica" al instituto en ese tipo de operaciones, Illueca ha sostenido que el IVF hubiera aceptado igualmente la operación aunque no se hubiera cambiado ese decreto.

Además, ha desvinculado la aprobación del mismo por parte del Consell para cambiar el reglamento del IVF de la operación entre los grupos editoriales porque el primero comenzó a tramitarse el pasado septiembre y la oferta del Grupo Z llegó al IVF cinco meses después.

La oposición ha denunciado que Puig, siendo accionista del diario Mediterráneo, participó el pasado 15 de marzo en la votación del Decreto 38/2019, de aprobación del reglamento de desarrollo de las políticas de actuación del IVF, y de la gestión y alienación de los bienes y derechos adquiridos en el ejercicio de su actividad crediticia del Gobierno valenciano.

El PP ha anunciado que pedirá "el expediente sobre la condonación del Instituto Valenciano de Finanzas de la deuda millonaria sobre el Grupo Zeta y el periódico Mediterráneo, del que es accionista el president de la Generalitat", mientras que Ciudadanos ha preguntado por "los motivos de condonación de una deuda de 1,3 millones al Grupo Zeta, recientemente comprado por Prensa Ibérica".

Sobre el mantenimiento del empleo en el diario Mediterráneo -ha sufrido despidos- tras la compra del Grupo Zeta por parte de EPI, el director del IVF ha argumentado que con un 1,8% de participación que tenía el Instituto en el crédito sindicado de la banca al Grupo Zeta era "difícil imponer condiciones" y no se planteó al entender que "no iba a ser aceptado".

Illueca se ha mostrado sorprendido por las críticas hacia la labor de reestructuración del IVF de quienes "abocaron a la situación de quiebra al banco del Consell" y ha indicado que existen otras operaciones heredadas de gestiones anteriores "sangrantes", como un crédito de 3,38 millones al exalcalde de Gandia Arturo Torró, que no ha devuelto, y otro a una fundación del exministro Pedro Morenés, que ha dejado a deber 1,57 millones.

Noticias relacionadas

next