Hoy es 27 de septiembre y se habla de porcelanosa cersaie 2021 CÓMICS conselleria de justicia ascer

análisis

Se instala el pesimismo inversor ante las negativas perspectivas a corto plazo en Europa

El experto lo achaca al aumento de contagios y la ampliación (o reintroducción) de las restricciones y confinamientos en la mayor parte de los países

30/03/2021 - 

MADRID. Con el aumento de contagios y la ampliación (o reintroducción) de las restricciones y confinamientos en la mayor parte de los países europeos, el pesimismo sobre las perspectivas a corto plazo del bloque se instala cada vez con más fuerza entre los inversores. Por otro lado, el suministro de vacunas en Estados Unidos continúa llevándose a cabo con buen ritmo y el país ya ha eliminado buena parte de las restricciones. La diferencia entre los datos económicos de EE.UU. y los de la zona euro sigue siendo evidente, y ha hecho que el euro vuelva a caer por debajo de 1,18 dólares por primera vez desde mediados de noviembre.

El dólar americano se apreció la semana pasada frente a todas las demás divisas del G10 y a casi todas las de los mercados emergentes. Entre las que peor se comportaron de este último grupo se encuentran la lira turca -que se ha visto afectada por la destitución del jefe del banco central del país- y el real brasileño -que se acerca a nuevos mínimos tras un preocupante aumento de los decesos a causa del virus-.

Hay varios datos macroeconómicos que saldrán esta semana, y especialmente interesantes serán los de inflación de la zona euro (miércoles), los últimos PMI de actividad empresarial (jueves) y el informe de nóminas no agrícolas de EE UU (viernes). Esperamos que este último vuelva a ofrecer una datos fuertes, y probablemente será el principal acontecimiento del mercado de divisas esta semana.

Perspectivas de las principales monedas

Libra esterlina

Los inversores siguen animados por la campaña de vacunación que hasta ahora está llevando a cabo Reino Unido, lo que ha hecho que la libra esterlina siguiera comportándose la semana pasada mejor que la mayoría de sus principales pares. El Gobierno británico ha anunciado que el suministro de vacunas se reducirá en abril, aunque hasta ahora no hemos visto indicios de una desaceleración, y la vacunación diaria alcanzó nuevos máximos la semana pasada. La noticia de que la dosis de Moderna quizás esté disponible en el país para la segunda mitad de abril ha dado un impulso adicional. Más de 30 millones de personas en el país británico han recibido ya al menos una dosis de la vacuna y, por el momento, no ha habido indicios de que la reapertura de los colegios haya provocado un aumento de nuevos contagios o decesos.

La actualización de los datos del PIB del cuarto trimestre quizás reciba el miércoles cierta atención, aunque no se esperan cambios. Creemos que la libra esterlina volverá a moverse de nuevo en función de los últimos datos del Covid y de las cifras de vacunación.

Euro

Conforme el nivel de contagios ha aumentado y la vacunación se ha ido estancando, varios países de la UE han reforzado las restricciones durante los últimos días. La gran preocupación de los expertos ha sido el aumento de la presencia de una cepa del virus -de más rápida propagación- que está haciendo que los contagios aumenten a un ritmo exponencial. Esto ha provocado que el euro se encamine a su peor resultado mensual frente al dólar desde mediados de 2019. Aunque seguimos siendo alcistas con respecto a la moneda común a largo plazo, los crecientes riesgos en las perspectivas europeas parecen indicar que podrían producirse nuevas pérdidas en el euro a corto plazo (antes de que esta tendencia alcista comience a materializarse).

Los datos de inflación del miércoles y la revisión del PMI manufacturero de marzo del jueves podrían hacer variar la cotización del euro esta semana. La primera estimación de este último saltó la semana pasada a su nivel más alto de la historia (62,4), aunque las perspectivas generales para el primer trimestre siguen siendo desfavorables y la entrada en una doble recesión sigue pareciendo inevitable.

Dólar estadounidense

Por lo general, los datos macroeconómicos de EE.UU. de la semana pasada no cumplieron con lo esperado, aunque continuaron apuntando a que la economía del país supera con creces a la mayoría de sus principales pares -en concreto frente a la zona euro-.

Los datos del PIB del cuarto trimestre se revisaron al alza, y las solicitudes iniciales de subsidio por desempleo cayeron al nivel más bajo de toda la pandemia. El gasto personal cayó drásticamente, aunque los inversores lo pasaron por alto dado el fuerte aumento que hubo en enero. El informe de nóminas no agrícolas del viernes será la publicación clave de la semana en Estados Unidos. Dado que las restricciones continuarán eliminándose paulatinamente, creemos que marzo será otro mes con una fuerte de creación de empleo. De hecho, los economistas estiman un aumento de la creación neta de puestos de trabajo de más de 600.000, y un descenso de la tasa de desempleo hasta sólo el 6% (lo que supondría el nivel más bajo registrado desde el inicio de la pandemia en marzo).

Enrique Díaz-Álvarez es director de Riesgos de Ebury

Noticias relacionadas

next