X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ILUSTRES VERANEANTES

Toni Cantó y sus veraneos familiares en Benicàssim

14/07/2019 - 

VALÈNCIA. El portavoz de Ciudadanos en Les Corts, Toni Cantó (València, 1965), hace gala de su total vinculación a las playas de Castellón, en concreto, Benicàssim para disfrutar de sus veranos. De una juventud movida y llena de aventuras a veranos entre familia y amigos.

-¿Siempre has veraneado en Benicàssim?
-Recuerdo que siendo muy pequeño fui algunos veranos a una casa de mis abuelos en El Perellonet, era una casa delante del mar, pero pronto se fueron a Playetas donde ya establecimos nuestro veraneo y donde llevo toda la vida pasando las vacaciones, he estado en diferentes zonas de Benicàssim, y ahí tengo a mis amigos de la infancia y a mi familia, para mí es muy cómodo y tranquilo.

-Actor, político, hombre mediático, ¿en los veranos de tu adolescencia ya notaste tu interés por la exposición pública?
-Pues en gran parte sí, con 14 años ya vendía mejillones en la urbanización, con 15 años empecé a limpiar el Tomata Bar, más tarde cuando tuve edad legal trabajé de camarero, de hecho, he trabajado todos los veranos y llegué a tener mi propia experiencia como empresario del ocio, en un chiringuito en la playa. Si quería tener dinero tenía que ganármelo.

-La juventud, la universidad, los primeros trabajos, los viajes de verano, ¿cómo fue esa juventud?
-Trabajaba en Valencia los fines de semana, y con el dinero que ganaba me iba toda la semana a Madrid, dormía en un hostal y buscaba trabajo. Y tuve suerte porque empecé a ganarme la vida muy pronto, hice una película, luego un programa de televisión y ahí las promesas de un futuro exitoso no se materializaron y hubo épocas duras.

-¿Cómo recuerdas los inicios?
-Los recuerdo muy ilusionantes, en aquella época había que poner en el DNI la profesión y aunque tardé años en creérmelo, pude poner actor y ganarme la vida durante tres décadas como tal. Uno de los primeros programas que hice se llamaba ‘La tarde’ y luego hice uno que era ‘Sábado noche’.

-De aquellos años entre Madrid y Valencia, ¿alguna anécdota?
-Un viaje/aventura que jamás olvidaré con mi gran amigo Paco Bañón, teníamos 18 años y fue en un Citroën Mehari, pusimos dos tablas de surf sobre el techo y nos fuimos de Benicàssim a Tarifa, allí nos instalamos durante una semana en un camping. El viaje fue apoteósico, quien conoce ese modelo de coche se lo puede imaginar, también lo utilicé un par de veces para ir a Madrid, en concreto a un concierto de Steve Wonder, es un viaje muy divertido pero muy largo.

-¿Cuándo cambian tus veranos?
-A partir de tener hijos cambian mis veranos, hay otro lugar donde también me gusta ir en verano, Ibiza y por supuesto seguimos yendo a Benicàssim, pero intento mantener mis rutinas de la misma forma, cuando eran pequeños tenía que planificar más pero ahora que ya son adolescentes, tienen su independencia.

-Llevas 7 años en la política activa, ¿has notado un cambio en tus períodos de vacaciones? Esa sensación de estar siempre conectado.
-Es verdad que estás más al tanto de la actualidad, informado de todo lo que sucede, pero el hecho de la exposición pública, por mi anterior profesión, ya estaba habituado. Intento hacer un ejercicio de desconexión unos días, pero en política es complicado. De hecho, el mes de agosto cuando toda la actividad baja mucho, suelo apagar el móvil, hago deporte, leo, paseo y disfruto de los míos, mi pareja y mis hijos.

-La vida social en verano supongo que será intensa en Benicàssim, ¿sueles tener una agenda completa?
-Llevo tanta actividad durante todo el año que en verano no diré que soy un ermitaño, pero intento hacer planes solamente con mi familia y mis amigos más íntimos, nos reunimos en alguna casa o en el club deportivo donde cenamos y poco más. Y cuando voy a Ibiza estoy en un pequeño pueblo del norte totalmente tranquilo y apartado del núcleo urbano.

-¿Algún plan para este verano?
-Además de los clásicos de mi verano, Benicàssim y unos días en Ibiza, quiero hacer una escapada con mi pareja, pero lo planearemos a última hora, cuando la agenda esté clara, porque con el inicio de la legislatura llevamos unos meses complicados y aún no he podido planificar.

-Algún olor, sabor, sonido que te evoque al verano…
-Me viene a la mente el sabor de las tellinas que cogíamos en el mar crudas y nos las comíamos como si fueran pipas, también el de un huerto de tomates del padre de un amigo por donde siempre pasábamos, cortábamos los tomates y les poníamos sal y nos los comíamos. También me viene un vago recuerdo del olor de las acequias en el Perellonet.

-¿Cómo es tu rutina de un día de verano?
-Me levanto, preparo el desayuno café, tostadas y zumo y repaso noticias y redes sociales en el iPad, luego preparo la bolsa para la playa donde siempre hay fruta y rosquilletas, es una playa muy familiar donde todos nos conocemos. Luego a casa a comer y después yoga ibérico, o sea, una buena siesta y por la tarde algo de deporte, un baño en el mar y luego cena en casa o salir a cenar con los amigos, mientras los niños pasan el día con su pandilla.

Noticias relacionadas

next