Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Vox recurre el voto ponderado y aplaza la aprobación de la Ley del Juego

25/05/2020 - 

VALÈNCIA. Los diputados de Vox de Les Corts Valencianes presentaron este domingo un escrito ante la Mesa de Les Corts en el que rechazan el sistema de voto ponderado que el órgano de la institución presidida por Enric Morera elegió la semana pasada para aprobar la Ley del Juego de la Comunitat Valenciana. Una fórmula pensada inicialmente para sortear las dificultades técnicas que tiene el voto telemático a la hora de que los diputados se posicionen en las enmiendas transaccionales. Es decir, las que pueden surgir en el transcurso del debate. 

"A la vista del escrito presentado por el Presidente de Las Cortes Valencianas entiendo que el sistema de voto ponderado comporta una vulneración de mis derechos como Diputado en cuanto a las votaciones", recoge el escrito presentado por la síndica de Vox, Ana Vega. "El Reglamento de Las Cortes Valencianas no contempla la posibilidad del voto ponderado en Pleno, sí lo hace para las decisiones de la Junta de Síndicos y las distintas Comisiones de Las Cortes", continúa para más tarde solicitar que se recurra al voto telemático para aprobar esta norma en pleno. 

El sistema de voto ponderado se basa en que cada portavoz vota por sí mismo y por todos los diputados de su formación. Así, el portavoz del PSPV, Manolo Mata, iba a votar por los 27 diputados socialistas; el síndic de Compromís, Fran Ferri, por los 17 de la coalición; el síndic de Ciudadanos, Toni Cantó, por los 18 diputados de Cs; la portavoz del PPCV, Isabel Bonig, por los 19 parlamentarios que tiene el Partido Popular; Naiara Davó hubiera hecho lo mismo con los ocho parlamentarios que tiene Unides Podem; y Ana Vega, hubiera representado a los 10 diputados que tiene Vox. 

La oposición de Vox ahora a este formato resulta significativa por un motivo: la Junta de Síndics, en la que ellos participan, tuvo cuenta del sistema elegido por la Mesa de Les Corts para votar en el pleno la semana pasada. Sin embargo, ha pasado una semana desde que se validara hasta que la formación ha decidido manifestar su disconformidad, por lo que miembros del Botànic II sostienen que la intención del grupo de Vega ha sido retrasar la votación a última hora. 

El escrito aprobado por la Mesa de Les Corts, que no obtuvo ningún reparo de  los letrados de la cámara, contemplaba que "si la Mesa entendiera que la complejidad de una votación en concreto dificulta la emisión del voto a distancia en la misma podrá optar por aplicar el voto ponderado para ese concreto punto del orden del día". 

La norma debía votarse este lunes, en la primera jornada del pleno de esta semana. Sin embargo, el recurso presentado por el partido de Santiago Abascal impide que la votación se lleve a cabo tal y como estaba prevista. Antes de iniciarse el pleno, los parlamentarios debatían la manera en la que hacer el sufragio: si optar por realizarla de forma telemática a lo largo del día, o bien retrasarla al miércoles o jueves tras la sesión de control al president de la Generalitat, Ximo Puig, después de este cambio de última hora. Finalmente, el president de Les Corts, Enric Morera, anunció que la votación se retrasará al próximo jueves. 

Noticias relacionadas

next