Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Almassora decidirá qué uso da al solar del Grupo B y Dalmau apunta hacia "un parque o algo similar"

13/11/2020 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Almassora será el que decida qué uso le da al solar que quedará tras el derribo de las 38 viviendas del Grupo B, una obra que la Entitat Valenciana d'Habitatge i Sól (Evha), dependiente de la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, acaba de adjudicar, tal y como ha informado este jueves

La obra de derribo la llevará a cabo la compañía Construcciones y Desmontes Ribera Navarra por un importe de 222.353 euros (IVA excluido) y, una vez se formalice el contrato, debe estar concluida en tres meses. Con ello se da solución a un problema enquistado en la localidad, desde que en 1998 se derribaron las otras 56 viviendas sociales de la calle José Ortiz. 

Apurar plazos para comenzar este año

Aunque la previsión era llevar a cabo el derribo el pasado verano, según se comprometió el conseller Rubén Martínez Dalmau, primero la pandemia retrasó los plazos y después los recursos de varias empresas obligaron a licitar de nuevo la actuación. Ahora habrá que apurar los plazos si se quiere iniciar los trabajos antes de que finalice el presente 2020. Con ello, a inicios de la próxima primavera el solar debería estar limpio para decidir qué se hace con él. 

En este sentido, y aunque en su visita del 10 de marzo, justo antes de la declaración del estado de alarma, Martínez Dalmau apuntó la posibilidad de que la zona albergase "un centro de día", ahora las intenciones son otras. Según ha señalado a Castellón Plaza el conseller, la hipótesis más plausible es la de ubicar "un parque o algo similar". 

"Lo que nos está pidiendo el Ayuntamiento"

Y es que el uso definitivo del suelo, una vez establecido tiempo atrás que no albergaría de nuevo viviendas sociales (para lo que tampoco se permutarían otros terrenos municipales), todavía debe ser pactado. Sobre ello, el también vicepresidente segundo del Gobierno valenciano señala que en la Conselleria "vamos a hacer caso de lo que nos está pidiendo el Ayuntamiento". Y esto es "que dejemos un área con cierta libertad, que no haya necesariamente una construcción".

Así, aunque definir "qué será en particular es algo que se tiene que hablar con el Ayuntamiento", como apunta Martínez Dalmau, el conseller reitera su "compromiso" de "hacer caso a quien está a pie de calle en Almassora, que es la gente".

next