X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Almassora elige los diseños de los colegios Embajador y Santa Quitèria

15/07/2019 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Almassora ha reunido al tribunal que elegirá los diseños de los colegios Santa Quitèria y Embajador Beltrán para iniciar el proceso fijado en sendos pliegos de condiciones técnicas y administrativas, tal y como ha informado el consistorio de la localidad. El centro Santa Quitèria ha recibido seis candidaturas, mientras que Embajador Beltrán dispone de 14 alternativas. Las dos construcciones forman parte del plan Edificant, que delega las competencias en el consistorio.

El equipo de gobierno de Almassora ha elegido la fórmula del concurso de ideas para apostar por el mejor diseño redactado por firmas externas y así acelerar los plazos de construcción, todo ello bajo las indicaciones redactadas por los técnicos municipales.

De esta forma, el consistorio ha reunido al jurado, compuesto por un arquitecto municipal y dos independientes designados por la Junta del Colegio Territorial de Arquitectos de Castellón, para el fallo de un primer premio al ganador y dos menciones honoríficas en cada uno de los dos diseños. 

El jurado tiene que seguir los siguientes criterios por orden de importancia: valor arquitectónico, artístico y originalidad, racionalidad y sostenibilidad para su materialización y adecuación de la propuesta al entorno urbano circundante. Todos los diseños deberán adecuarse al programa de necesidades de la Conselleria de Educación. 

El valor estimado del contrato para la redacción del colegio Santa Quitèria asciende a 211.330,11 euros. La construcción del centro, que pondrá fin a los barracones instalados en 2010, alcanza los 4,1 millones de euros.

En el caso del Embajador, el diseño está fijado en 345.000 euros. El proyecto incluye el derribo de los dos edificios del recinto actual, además de los muros perimetrales y el vallado, así como las antiguas viviendas de maestros, dado que el futuro Embajador Beltrán será más amplio que el actual. El derribo y construcción saldrá a concurso público por 6,1 millones de euros.

Noticias relacionadas

next