Hoy es 19 de enero y se habla de

Ascer pasa al ataque: quiere la misma jornada, congelar la antigüedad y el control de los turnos

31/03/2021 - 

CASTELLÓ. Segunda toma de contacto para el nuevo convenio del azulejo. En la reunión celebrada este martes en la sede de la patronal azulejera Ascer, la parte empresarial ha lanzado, tal y como hicieran hace quince días los sindicatos, su propuesta de máximos. Y esta es ambiciosa. En ella los responsables de la asociación de fabricantes plantean, entre otros aspectos, la congelación de la antigüedad, un mayor control del calendario laboral y los turnos de trabajo o parámetros de compensación y absorción del salario. 

Como ya hicieron CCOO y UGT, Ascer no plantea por el momento ningún incremento salarial, a la espera de que las cartas vayan quedando sobre la mesa de negociación. De todas formas, desde los sindicatos no esconden que los incrementos pactados para el convenio en vigor van en buena línea. Por eso, quizás la propuesta que más choca con las pretensiones de los trabajadores vuelve a ser, desde que se decidió ampliarla, la jornada laboral. Desde Ascer plantean mantenerla en las 1.776 horas anuales... y los sindicatos plantean una reducción. 

En su nota informativa a los medios, la patronal no argumenta esta cuestión, pero sí señala que es necesario "seguir adaptando las condiciones de trabajo a la realidad del sector, en permanente cambio orientado a la mejora de la competitividad de las empresas". De ahí, por ejemplo, su propuesta "para modificar turnos sin negociar con el comité de empresa", que critican desde los sindicatos; o "regular permisos por días naturales y no laborales", así como establecer "un calendario laboral sin posibilidad de negociación", otros aspectos que también censuran los representantes de los aproximadamente 16.000 trabajadores que agrupa el sector.

Asimismo, en su voluntad de "actualizar regulaciones que en algunos casos se adoptaron hace más de treinta años y que no se compadecen con la evolución de la actividad", Ascer justifica su propuesta para eliminar la antigüedad. "El nuevo convenio que se propone sigue reconociendo los derechos económicos de las personas trabajadoras a la vez que pretende mejorar las capacidades organizativas de las empresas", indican de forma ambigua desde la patronal.

Nueva categoría laboral

Otra de las pretensiones empresariales que más critican CCOO y UGT es la voluntad de creación de una nueva categoría laboral, que se incluiría en el grupo 7 del convenio "para nuevas incorporaciones sin experiencia" y que sustituiría "a los grupos 4, 5 y 6", para llegar a los cuales se necesita una experiencia de dos años, indican desde los sindicatos, que no entienden cómo cuadra esta propuesta con la necesidad de personal cualificado que constantemente mantiene la patronal. 

Así las cosas, y a falta de que los representantes de los trabajadores estudien a fondo la plataforma empresarial, las partes se han citado para una nueva ronda negociadora los días 13 y 20 de abril y 4 de mayo. De momento, y como es habitual, las posturas están totalmente distantes. 

next