Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Becsa crece un 20% en el año en que la familia Batalla retoma el control exclusivo

16/10/2020 - 

CASTELLÓ. La compañía castellonense Becsa, pieza central del grupo Simetría, creció un 21% en 2019 hasta superar los 122 millones de euros de facturación. La firma logró esta cifra de negocio en el año en que volvió al control exclusivo de la familia Batalla, toda vez que el 24 de diciembre de 2018, menos de un año y medio después de la entrada de Atitlan en el grupo (entonces Obinesa) para reflotarlo, tomó de nuevo las riendas del conglomerado empresarial

De hecho, la desvinculación total se ha producido recientemente (el 30 de abril de 2020, según el informe de gestión), cuando el grupo del que depende Becsa y accionista único, Simetría Fidentia, "ha obtenido carta de pago en relación con la línea de crédito concedida en el ejercicio 2018 por uno de los socios del grupo Mosaiq", con lo que este crédito ha quedado definitivamente cancelado, recogen las cuentas. 

En cuanto a resultados, Becsa cerró 2019 con prácticamente 3 millones de euros de beneficio, algo menos que el ejercicio anterior. El montante supone la mayoría de los 4 millones con que el grupo Simetría concluyó el año pasado, tal y como informaron fuentes del mismo el pasado mes de agosto.

Prevén retrasos en los cobros por el coronavirus

Aunque no todas las actividades que desarrolla Becsa quedaron paralizadas (el mantenimiento de carreteras se considera actividad esencial y se mantuvo, como recogen las propias cuentas), el momento más duro de la pandemia afectó a la compañía, que después "ha reanudado prácticamente por completo" sus labores. A pesar de ello, en el momento de elaboración de las cuentas sus dirigentes preveían "una reducción de ingresos y una ampliación de los plazos de cobro de las administraciones públicas" derivado de la crisis sanitaria. 

Para afrontar esta situación, "la sociedad ha adoptado medidas de reducción de costes para ajustar en aquellas líneas en las que se produzca esta reducción y dispone de líneas de circulante suficientes para hacer frente a la ampliación del periodo medio de cobro estimado".

Triplica los ingresos por UTEs

En cuanto a sus operaciones, aunque "se extienden a la mayor parte del territorio nacional, la zona geográfica de mayor implantación radica en la Comunitat Valenciana". Entre ellas destacan el alto grado de trabajos desarrollados a través de uniones temporales de empresas. Ni más ni menos que en 73 UTE participaba en 2019 Becsa, que le supusieron unos ingresos de 26,5 millones de euros, prácticamente el triple que un año antes. 

Eso sí, el grueso de su negocio corresponde a la actividad propia, y más concretamente a la obra civil (casi 79 millones de euros), frente a la edificación, con 32,6 millones. Todo ello llevó a la firma castellonense a incrementar en un 20% sus gastos de personal, al sumar, de media durante todo el año, 62 personas a su plantilla, que alcanzó las 526. Eso sí, todo el crecimiento fue de empleo temporal, ya que la cifra de trabajadores fijos se redujo en siete. 

En las cuentas también destaca el fondo de maniobra positivo de más de 10 millones de euros y las fuertes posiciones de tesorería que garantizan una buena posición de liquidez sin prácticamente recurso al crédito bancario.

Noticias relacionadas

next