Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el alcalde pide un convenio singular a diputación, contraria a este modelo de reparto de fondos

Benlloch fija la deuda de Vila-real en el 57%, lo que cree "suficiente colchón" para no ser intervenido

12/07/2020 - 

VILA-REAL. El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha vuelto a remarcar este viernes la delicada situación económica por la que atraviesa el Ayuntamiento, circunstancia que ha condicionado, en gran medida, la renuncia a continuar con las obras previstas en el Albergue de la Mare de Déu de Gràcia y la adecuación del edificio del Molí la Vila, y eso pese a que estos proyectos contaban con una ayuda por parte de la Diputación de 360.000 euros. Para no perder este dinero, Benlloch avanzó este viernes que ha solicitado a la institución provincial un convenio singular que espera sea considerado por su compañero de partido, el presidente José Martí, quien se ha manifestado, desde su toma de posesión hace un año, muy reacio a mantener este modelo de reparto de fondos.

Por otro lado, el último varapalo urbanístico heredado de la época del PP impedirá a Benlloch llevar a cabo una modificación de crédito que permita equilibrar las cuentas municipales, lo que ha abocado al equipo de gobierno de Vila-real a sopesar recurrir a otro préstamo posibilite ajustar el presupuesto. Ante la posibilidad de que esta circunstancia lleve a incrementar la deuda municipal, el alcalde señaló durante su comparecencia que estaba tranquilo porque veía "colchón suficiente" para afrontar un nuevo crédito y quedar lejos de una posible intervención de Hacienda.

Benlloch, quien admitió que "tocará sufrir durante años" por la situación económica actual, recordó al respecto que ya durante el pasado ejercicio presupuestario su equipo trabajó para que al final de este 2020 la deuda municipal quedara entre el 57 y el 58% -lejos del 70% con la que se presentó al llegar a la alcaldía-. Para el alcalde, una intervención de las cuentas municipales por parte de Hacienda solo podría darse, como mucho, si se alcanza el 73-75%, lo que es un escenario asumible para un nuevo endeudamiento si llegara el caso.

Defensor de los convenios singulares, por su excepcionalidad

En cuanto a la decisión de solicitar a la Diputación un convenio singular que asegure, al menos, los 360.000 euros que vuelan por no llevar a cabo los proyectos pendientes, Benlloch mostró su confianza en que podrá recuperar estos fondos a raíz de la buena predisposición mostrada por el presidente José Martí. En este sentido, el alcalde, quien recordó "los nueve millones que los ciudadanos de Vila-real aportan al presupuesto de la institución provincial", indicó que hay otras alternativas para recuperar esta ayuda a través del fondo de cooperación municipal.

En cuanto al modelo de convenios singulares y contrariamente a lo que manifiestan sus compañeros de partido en Diputación, el alcalde de Vila-real defendió este sistema que está pensado para afrontar situaciones excepcionales y que no está reñido con la concurrencia competitiva. "Es un sistema que en Vila-real empleamos y que defiendo, por su eficacia a la hora de emplear el dinero público para fines determinados que requieren de rapidez en los resultados", explicó a preguntas de Castellón Plaza para poner ejemplos como los acuerdos que mantiene, en materia de innovación, con la Fundación Globalis, así como otros de corte social, como son los convenios singulares suscritos con Cáritas o la Fundación Manantial, entre otros.

Noticias relacionadas

next