Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Borriana da luz verde para enterrar en los 140 nichos nuevos

29/07/2020 - 

CASTELLÓ. El cementerio de Burriana ya tiene la autorización municipal para poder enterrar en los 140 nichos nuevos. Estos se han construido en la primera fase de las obras de ampliación del cementerio prevista por el ejecutivo municipal, y que permitirá la creación de 336 nuevos nichos durante los próximos meses.

Según ha explicado el concejal de Cementerio, Hilario Usó, en esta primera fase de obras, ya concluidas, solo falta la instalación del mobiliario urbano para recepcionar las obras. En ellas se incluyen además de la construcción de los 140 nichos nuevos, los trabajos de urbanización, con la creación de las calles y las zonas verdes, y también la red de alcantarillado y agua potable, así como el cierre y los accesos a esta zona anexa al recinto actual.

Adicionalmente, el cementerio municipal de Borriana cuenta en la actualidad con otros 50 nichos vacíos en la parte antigua. Por otra parte, el resto de la ampliación del cementerio municipal que se ejecutará a lo largo de los próximos años en diferentes fases, permitirá crear al menos 336 nichos más de los que dispone actualmente el cementerio.

La ampliación está prevista en la parcela municipal de 13.165 metros cuadrados situada junto a la carretera de acceso a la localidad. De esos 13.165 metros de solar, 10.135 se destinan a la ampliación del cementerio y el resto 3.030 metros es mantendrán como zona exterior.

Desde el consistorio recuerdan que el pasado mes de mayo el ayuntamiento realizó obras de renovación de toda la red de agua potable del cementerio municipal para mejorar y garantizar completamente la calidad del servicio. Esta actuación de canalización del agua potable con un presupuesto de cerca de 36.000 euros supuso la renovación de aproximadamente 600 metros lineales de tubería, la instalación de 11 bocas de riego y tres nuevas fuentes de agua, así como la reposición del pavimento y hormigón. Asimismo, se acometieron las obras de la canalización soterrada del alumbrado público desde la puerta de entrada hasta la ermita y cuya instalación era aérea.

Usó ha indicado que el ayuntamiento está reparando la pérgola del cementerio de la barraca “muy deteriorada” y, en breve, se realizarán las obras de mejora en los vestuarios y duchas del personal.

Noticias relacionadas

next