Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

LOS TÉCNICOS MUNICIPALES ANALIZAN LAS DISTINTAS MEDIDAS PARA GARANTIZAR LA PREVENCIÓN 

Castelló estudia una fórmula para evitar que la apertura de los mercados derive en aglomeraciones

28/04/2020 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Castelló estudia una fórmula para evitar que la apertura de los mercadillos con productos de primera necesidad derive en aglomeraciones. Los técnicos municipales analizan las distintas alternativas y medidas para garantizar el cumplimiento de las normas sanitarias después de la resolución aprobada por el Consell para autorizar los puestos de venta ambulante de alimentos a partir del 30 de abril.

El principal obstáculo reside en arbitrar un mecanismo que facilite la entrada y salida de los clientes, sin que se produzcan acumulaciones en las inmediaciones de los espacios habilitados. 

En la capital de la Plana se organizan habitualmente dos mercados cada semana, el del lunes y el del viernes (distrito marítimo). En el primer caso, el control resulta más sencillo al celebrarse en un recinto cerrado y vallado, con un sistema manual de apertura y cierre de puertas. Sin embargo, al localizarse en la periferia el desplazamiento en transporte público o en vehículos privados es obligatorio. En uno u otro caso, la congregación de personas en los alrededores supone un riesgo demasiado elevado.

Por lo que respecto al mercadillo del Grau, las dificultades todavía son mayores considerando que ocupa la plaza Virgen del Carmen, la calle Juan Sebastián Elcano y la avenida San Pedro. Es cierto que al reducirse el número de puestos (solo de alimentos), también disminuye el emplazamiento. No obstante, habilitar y controlar las vías de acceso no representa una tarea sencilla.

Protección con mascarillas y guantes

Otro aspecto a tener en cuenta estriba en el acatamiento de las directrices sanitarias en el interior, ya que las personas deben ir protegidas con mascarillas y guantes. Además, está prohibido manipular el género y el pago de las compras ha de efectuarse con tarjeta de crédito en la medida de lo posible.

Respecto a los puestos de venta, deben encontrarse separados por un pasillo de tránsito y con una distancia mínima entre ellos de 6 metros y una separación mínima de 2,5 metros entre los laterales. Dentro de un mismo tenderete los vendedores deben guardar entre sí una distancia mínima de 2 metros, quedando restringida la actividad comercial a un único operador en caso de que las medidas del puesto no hagan posible esta separación física. 

Por el momento, el Ayuntamiento de Castelló guarda silencio ante la posibilidad de reabrir el Mercado del Viernes esta misma semana, el más cercano en el tiempo.

Noticias relacionadas

next