Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el ayuntamiento prevé recortar parte de las 30 millones en inversiones del presupuesto de 2020  

Castelló ya trabaja en un 'Plan Marshall' municipal para reactivar la economía después del Covid-19

28/03/2020 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Castelló ya trabaja en un Plan Marshall municipal para reactivar la economía tras el coronavirus. El objetivo estriba en diseñar un paquete de medidas que permita, en el momento de su aplicación en unos meses, no solo paliar las pérdidas ocasionadas en el ámbito doméstico, sino también favorecer la recuperación de los autónomos, pymes y sectores productivos más afectados por la desaceleración ante la actual paralización a consecuencia de la crisis sanitaria.

El cometido no resulta nada sencillo para el Acord de Fadrell. Existen varias particularidades que requieren de un mayor esfuerzo y sacrificio por parte de los tres miembros del equipo de gobierno (PSPV-PSOE, Compromís y Podem-EUPV). Primero, las dificultades técnicas y administrativas internas de la propia institución por su carácter analógico. Segundo, los diferentes planteamientos ideológicos de las tres formaciones políticas en busca de una puesta en común respecto a las ayudas sociales y fiscales. Alguno es partidario de ir mucho más allá en este sentido. Y tercero, la obligatoriedad de mantener el equilibrio financiero para evitar un endeudamiento después de eliminar la deuda a corto plazo y reducir la viva a largo hasta el 17,18%.

El único camino posible para desarrollar ese Plan Marshall pasa por reestructurar por completo el presupuesto de 2020, cifrado en 187 millones de euros. Sin embargo, no se trata de aplicar el tijeretazo en todos los capítulos. En realidad, el foco de los recortes se centra en las inversiones, de casi 30 millones de euros entre las directas y los remanentes de tesorería del ejercicio 2019 (11,5 millones). Del total, 18,5 millones están consignados para mejoras de infraestructuras, como la rehabilitación del edificio de Borrull, con una dotación de 1,2 millones de euros.

En este contexto, la hoja de ruta con algunos de esos grandes proyectos deberá modificarse para obtener los recursos suficientes que redunden en beneficio de las familias y garanticen un colchón económico a los profesionales y empresarios. Es una prioridad que se ha marcado el equipo de gobierno desde el inicio del estado de alarma. Y así lo ha venido reiterando la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, en cada comparecencia pública o mensaje institucional.

Eso sí, para que el Ayuntamiento impele su Plan de Contingencia frente al Covid-19 necesita que también lo hagan la Generalitat Valenciana y el Gobierno. Es decir, que el resto de administraciones promuevan acciones económicas, lo que ya han garantizado los respectivos presidentes, Ximo Puig y Pedro Sánchez.

¿Qué es el Plan Marshall?

De hecho, para referirse a esas ayudas ambos líderes han aludido al denominado Plan Marshall o Programa Europeo de Recuperación (European Recovery Program) en los últimos días. Pero, exactamente, ¿en qué consiste? Tras la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos salió al rescate de Europa para contribuir en la reconstrucción del Viejo Continente. En consecuencia, inyectó una suma de 12.000 millones de dólares a los países más devastados. Entre ellos, Francia, Alemania y Reino Unido.

El programa económico se bautizó como Plan Marshall en reconocimiento a su principal valedor y ejecutor, el secretario de Estado estadounidense, George Marshall. Así, se desarrolló entre 1948 y 1952, con la singularidad de que las naciones beneficiarias debían comprometerse a cerrar la puerta al comunismo, entonces en plena expansión, y entregarse al capitalismo. A cambio, recibirían esa financiación tan necesaria para reconstruir sus industrias e infraestructuras. 

Noticias relacionadas

next