Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el grado de actividad inmobiliaria por cada mil habitantes se sitúa en el 2,25 entre abril y junio

Castellón es la cuarta provincia con mayor tasa de compraventa de viviendas durante la covid-19

1/09/2020 - 

CASTELLÓ. Castellón se muestra como la cuarta provincia de España con mayor tasa de compraventa de viviendas durante la covid-19. Con un grado de actividad inmobiliaria por cada mil habitantes del 2,25, solo Alicante (2,62), Málaga (2,45) y Almería (2,26) muestran una mejor evolución en el segundo trimestre del año, marcado por el estado de alarma a consecuencia de la pandemia (del 14 de marzo al 20 de junio).

Según el Colegio de Registradores de la Propiedad y Mercantiles, la provincia registró 1.290 operaciones patrimoniales entre el 1 abril y el 1 de julio (no inclusive). Del total, 1.155 obedecieron a adquisición de pisos usados, mientras que el resto (135) respondieron vivienda nueva. El acumulado interanual se situó en 7.335 inmuebles, de los que 799 correspondieron a nueva construcción y 6.556, a habitáculos de segunda mano.

90,23% compradores españoles

Otro dato revelador sobre el comportamiento de la compraventa de vivienda en Castellón tiene que ver con la nacionalidad de los clientes. Así, el 90,23% fueron españoles y el 9,77%, extranjeros. A pesar de que el porcentaje de propietarios foráneos resultó testimonial, desde 2012 la progresión ofrece una tendencia alcista. Eso sí, con alguna excepción puntual. Así, del 7,27% de aquel año se pasó a un 9,96% en 2013, hasta el 12,43% en el segundo semestre de 2020, lo que supone 0,08 puntos más con respecto a 2019 (12,35%).

Siempre hay que considerar que estos datos atañen exclusivamente a la proporción de compradores internacionales, que en realidad representan una minoría en el conjunto de la estadística sobre la procedencia de los adquirientes.

En cualquier caso, la provincia no es una excepción a los malos resultados registrados en el territorio nacional si se compara el índice con el anotado en el mismo periodo del año pasado. La caída general alcanza el 35,34% (-28,57% si se trata de vivienda nueva y -36,05%, antigua), unos puntos menos que en Alicante (-45,79%) y Valencia (-43,63%). La media nacional apuntó un retroceso del 39,9%.

Al respecto, en todas las provincias españolas se contabilizaron intensas reducciones trimestrales en el número de compraventa de viviendas, yendo desde el ajuste más moderado en Bizkaia (-25,64%) al más agudo de Santa Cruz de Tenerife (-63,06%).

En relación a la tasa interanual, en el caso de Castellón alcanzó un -17,96%, con mayor incidencia sobre la nueva construcción (-30,82%). En los inmuebles usados el descenso llegó a -16,06%.

Noticias relacionadas

next