X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Castellón pierde dos de sus referentes de montaña: ya no habrá más Mabo ni Marxa a Peu per Borriol

20/09/2019 - 

CASTELLÓ. La provincia de Castellón pierde dos de sus referentes en cuanto a las carreras de montaña. El Club Muntanyer la Pedrera ha decidido dejar de organizar las dos pruebas que hasta ahora venía realizando, la Marató de Muntanya de Borriol (Mabo) y la Marxa a Peu de la misma localidad. 

Los motivos para ello son puramente personales: "Nos hemos vaciado y necesitamos un descanso, coger aire y volver a disfrutar de este deporte que nos apasiona". Así lo ha expresado en un comunicado la junta directiva del club, que, ante la falta de relevo mostrada en la última asamblea, celebrada este mismo miércoles, ha decidido dejar de organizar estas dos carreras, un proceso que absorbe mucho tiempo y energía. 

La falta de una candidatura que sustituya a la actual junta directiva ha obligado a sus componentes, que ya habían expresado su voluntad de no continuar al frente del club, a continuar al frente para que La Pedrera no desaparezca. Pero esto no ha podido evitar que dejen de celebrarse estas dos pruebas, conocidas por todos los amantes de la montaña de Castellón y en buena parte del territorio estatal.

No en vano, en su última edición, celebrada el pasado 3 de marzo, la Mabo albergó el Campeonato de España de Clubs y fue la primera prueba puntuable para la Copa de España de la Federación Española de Deportes de Montaña. Esto llevó a que, por primera vez, la carrera dejase de constar de 42 kilómetros para tener un recorrido de 28. 

Citas obligatorias

Pero la importancia de la Mabo en el deporte castellonense va más allá de la repercusión a nivel estatal. Desde su nacimiento en 2007 la prueba ha sido un referente en el Trail de la provincia, destacando por su dureza y la exigencia a sus participantes. 

En cuanto a la Marxa a Peu per Borriol, tras 21 ediciones consecutivas, su celebración estaba marcada en el calendario de todos los aficionados a las carreras de montaña. Era hasta el momento una de las pruebas más duras entre las consideradas populares y el hecho de celebrarse siempre en marzo la convertía, con sus 24,5 kilómetros de trazado, en una parada obligatoria para preparar la Marató i Mitja. 

Como despedida en la organización de estas dos pruebas, desde la Pedrera han querido agradecer a todos los organismos que han ayudado a su financiación, a los vecinos de Borriol y a todos los aficionados a la montaña, su fidelidad y participación, que han ayudado a crear "un vínculo muy especial". 

next