Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la formación 'naranja' advierte que "el problema de Domingo Lorenzo es del equipo de gobierno"

Ciudadanos presiona al PP de Benicàssim para arrinconar al edil tránsfuga en el Ayuntamiento

4/06/2020 - 

CASTELLÓ. La dirección de Ciudadanos (Cs) en la provincia de Castellón presiona al PP de Benicàssim para arrinconar al edil tránsfuga, Domingo Lorenzo, en el Ayuntamiento. Fuentes del partido advierten que la continuidad del exregidor naranja, que este miércoles solicitó por escrito pasar el grupo de no adscritos, se ha convertido "en un problema del equipo de gobierno".

En este sentido, las mismas fuentes advierten que "nosotros no vamos a apoyar a una persona que incumple con lo firmado", en referencia al artículo 29 de los estatutos de Cs. Así, según el reglamento interno, en el caso de producirse la baja de un afiliado, siempre que se trate de un cargo institucional, como un concejal, deberá automáticamente entregar su acta. "La alcaldesa, Susana Marqués (PP), tendrá que decir si quiere seguir contando con este señor o no", señalan.

El precedente de Torreblanca

Incluso, desde la dirección de Cs van más allá e instan a la primera munícipe a que "aclare si el transfuguismo de Lorenzo es similar al de los dos exediles del PP en Torreblanca o lo considera una caso diferente". En aquella localidad María Ferrando y Antonio Martínez fueron expulsados del Partido Popular en febrero tras negarse a votar a favor de constituir una comisión de investigación contra la alcaldesa del PSPV, Josefa Ten.

Por el momento, el grupo municipal popular en Benicàssim elude responder a las preguntas de Castellón Plaza sobre la polémica. Tampoco nadie del comité provincial se pronuncia en un sentido u otro.

Marqués gobierna en coalición con Ciudadanos. Hasta ahora los seis regidores del PP y los tres de la formación naranja sumaban una amplia mayoría (9) en una corporación compuesta por 17 munícipes. Con la salida de Lorenzo, el equipo de gobierno mantiene esa supremacía respecto a los siete concejales del bloque progresista, integrado por el PSPV (cuatro), Compromís (dos) y Podem (uno). El quinto partido con representación es Vox, con un miembro.

El exedil de Cs anunció este miércoles que, a pesar de figurar en el grupo de no adscritos, seguirá apoyando las medidas del ejecutivo local. Una decisión que no ha gustado a la dirección de su antiguo partido, que pide a su socio que elija entre Lorenzo o la coalición.

Noticias relacionadas

next