Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el ayuntamiento pedirá a la confederación del júcar que actúe ante el exceso de vegetación

Comienza en Vila-real la limpieza de barrancos para hacer frente a posibles aguaceros en otoño

20/08/2020 - 

VILA-REAL. El Ayuntamiento de Vila-real trabaja ya en la limpieza de barrancos para prevenir posibles avenidas si se producen episodios de gota fría en los próximos meses, según han avanzado este jueves fuentes municipales a través de un comunicado, en el que se señala que estas actuaciones se enmarcan en el plan de choque de los Servicios Públicos (SPV) por la covid-19 y que, desde hace semanas, ha desplegado el consistorio con el objetivo de poner a punto la ciudad para volver a la normalidad, dentro de las posibilidades que permita la evolución de la pandemia, a partir de septiembre.

El alcalde de la ciudad, José Benlloch, ha realizado una visita para comprobar el avance de los trabajos de limpieza en barrancos, unas tareas que desarrollan los operarios de SPV y los trabajadores del plan de empleo del paro agrario. El primer edil se ha desplazado hasta el camino Bellot en el cruce con el barranco de Ràtils acompañado por el concejal de Servicios Públicos, Francisco Valverde, y los técnicos responsables de este departamento.

“Uno de los seis ejes del plan de choque que hemos acometido este verano -explica Benlloch- se centra en la limpieza de los barrancos y preparar el alcantarillado en previsión de posibles episodios de gota fría que son muy habituales en otoño, con lluvias muy intensas en un periodo de tiempo muy breve, lo que nos genera tremendos problemas si existe acumulación de vegetación que dificulta el curso natural del agua en los barrancos”, subraya el alcalde. 

Las labores de limpieza se realizarán en un total de 16 puntos en el barranco de Ràtils y el barranco Roig, en los cruces con diferentes caminos del término municipal (Ratlla d’Onda, Molí Llop, Bellot, l’Aljub, Betxí, Masa Frares, Artana y Les Voltes) para evitar atascos a causa de la acumulación de cañas y otros restos de vegetación. En estos momentos las labores se están realizando de manera manual por parte de los operarios aunque en los próximos días está prevista la entrada también de maquinaria para reforzar estos trabajos, que cuentan con la autorización de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), competente en el mantenimiento de los cauces.

El alcalde ha apuntado que el Ayuntamiento de Vila-real actúa “en la medida de nuestras posibilidades” pero “existe un problema de exceso de cañar que es competencia de la CHJ”. Por ello, ha avanzado que el consistorio requerirá a este organismo que efectúe las correspondientes labores para mantener el lecho de los barrancos de forma adecuada y que no se desborden en caso de lluvias.

Noticias relacionadas

next