Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Ignasi Garcia, nuevo vicealcalde de Castellón tras el cese de Ali Brancal

9/01/2019 - 

CASTELLÓN. Compromís ha aprobado el reparto de las competencias de Ali Brancal este martes en el seno de su ejecutiva local. El portavoz de la coalición en el Ayuntamiento de Castellón, Ignasi Garcia, asumirá la vicealcaldía, así como la Concejalía de Participación Ciudadana, la presidencia de Reciplasa y la representación en el consejo del puerto, mientras que la concejala Verònica Ruiz recogerá el testigo en materia de Igualdad y el edil Enric Porcar tomará el relevo en Vivienda. La redistribución de funciones se ha acordado por unanimidad y, según lo previsto, el consistorio formalizará el cese y las nuevas designaciones este viernes.

De esta manera, Compromís zanja la crisis política abierta en torno a la vicealcaldesa, Ali Brancal, cuyo cese se aprobó en el pleno del pasado mes de diciembre. En este sentido, la ejecutiva ha subrayado que la votación plenaria "dejó claros los posicionamientos de todos los partidos de la corporación municipal y todos debemos de asumir nuestras responsabilidades con esa decisión". Cabe recordar que el cese fue aprobado con los votos a favor de PP y Ciudadanos, los votos en contra de Compromís y Castelló en Moviment y la abstención del PSPV, que dejó caer a Brancal. 

"El PP ha querido judicializar la política con una finalidad absolutamente partidista y hay quien le ha hecho el juego a la derecha corrupta de esta ciudad, pero nosotros asumimos el resultado del pleno porque queremos, por encima de todo, darle continuidad al Acord del Grau que tantas cosas buenas ha traído a la ciudadanía de Castellón", advierte la coalición. 

Compromís considera que "el uso de las instituciones y la falsa acusación que ha hecho el PP contra Brancal es la manera que la derecha más tramposa encuentra para evitar la gobernabilidad y que la vicealcaldesa no siga desarrollando políticas de progreso en la ciudad". En este sentido, ha querido alabar la gestión de la número dos del Ejecutivo local: "hay que recordar que gracias a su trabajo, Castellón fue una de las primeras capitales en traer la campaña del ‘No es no’ a nuestras fiestas, que ha creado la Oficina de Vivienda de la nada y ha puesto orden al embrollo que mantenía el PP en la vivienda pública". Además, resalta, Brancal "ha dotado a la ciudad de unos presupuestos con perspectiva de género" y "ha conseguido una participación real de la ciudadanía aumentando los recursos a las asociaciones vecinales y logrando la transparencia en los procedimientos". 

La ejecutiva local ha mostrado de nuevo "todo su apoyo a Brancal ante la campaña de desprestigio y difamación comenzada por el PP de la que ha sido víctima en los últimos meses" y ha reiterado que seguirá trabajando como concejala "para seguir transformando Castellón con políticas progresistas que ponen a las personas en el centro y que tratan de mejorar sus vidas". 

El portavoz de Compromís y futuro vicealcalde de Castellón, Ignasi Garcia, en la reunión de la coalición este martes.   

Con la mirada puesta en las elecciones

Compromís ha aprobado también este martes el calendario de actos previo a la campaña electoral. De hecho, en las próximas semanas prevé celebrar uno en el Raval Universitari, según ha avanzado. La agrupación encara estos meses previos a los comicios "con optimismo y con el convencimiento de ser la única garantía de gobierno progresista y de continuidad del Acord del Grau" que espera liderar a partir de mayo.

Precisamente la cercanía de las elecciones es uno de los factores que ha podido influir en el reparto de las competencias de Brancal. Desde que se aprobó el cese de la edil, todo apuntaba a que el portavoz y, salvo sorpresa, candidato a la alcaldía, Ignasi Garcia, sería quien finalmente asumiera la vicealcaldía, un cargo que le proporcionará visibilidad y proyección en la recta final del mandato.

Tras la redistribución de funciones, ahora queda formalizar el cese y la nueva delegación de competencias, el paso definitivo que, según lo previsto, se llevará a cabo este viernes en la Junta de Gobierno Local. Hace unas semanas Compromís ya despojó a Brancal de las funciones que dependen del grupo municipal: la portavocía adjunta, la vocalía en la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones y la representación en el Pacto Local por el Empleo. El grueso de sus competencias, entre las que se encuentra la vicealcaldía y las concejalías de Vivienda, Igualdad y Participación Ciudadana que ahora se reparten, dependen del gobierno municipal, por lo que deben finiquitarse en la reunión de este viernes.

Por su parte, Brancal se mantendrá como concejala rasa, puesto que el Código de Buen Gobierno establece el cese de funciones, pero no obliga a renunciar al acta de edil. La medida es de carácter provisional, ya que si finalmente se sobresee o se archiva el caso, se le restituirían las competencias, tal y como contempla el código ético.

Noticias relacionadas

next