Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el edil presenta su dimisión por discrepar con las decisiones tomadas desde madrid

Cs solicita a Domingo Lorenzo que devuelva su acta de concejal en Benicàssim tras dejar el partido

2/06/2020 - 

CASTELLÓ. Domingo Lorenzo deshoja la margarita sobre su futuro como concejal en el Ayuntamiento de Benicàssim. Lo hace después de que la dirección de Ciudadanos le haya reclamado el acta de edil este martes al confirmarse su baja como afiliado, petición que elevó al partido naranja por escrito el día anterior.

El munícipe, número dos de Cs en las pasadas elecciones del 26M, duda entre seguir como tránsfuga o hacerse a un lado para dejar paso a Natavidad de los Dolores Alonso, la siguiente en la lista.   

Aunque Lorenzo no está de acuerdo con el cambio de rumbo de Ciudadanos en Madrid, motivo por el que abandona la formación, sí cree en el proyecto de gobierno de Benicàssim. De ahí su dilema a la hora de tomar una decisión pese a las presiones recibidas en las últimas horas.

En la actualidad, el concejal ostenta las competencias de Seguridad Ciudadana y Emergencias, Tráfico y RRHH. Su marcha al grupo de no adscritos carecería de consecuencias para el ejecutivo local, más allá de la polémica. Por un lado, mantendría las mismas delegaciones. Por otro, sus retribuciones no sufrirían merma alguna, ya que solo seguiría cobrando por asistencia a plenos y comisiones (240,40 euros).

El PP gobierna en coalición con la formación naranja en Benicàssim. Entre los dos suman 9 ediles (seis y tres, respectivamente). El resto de la corporación está integrado por el PSPV (cuatro regidores), Compromís (dos) y Vox y Podem (uno cada uno). 

En el supuesto de que Cs exigiera la salida Lorenzo del ejecutivo para continuar apoyando a Susana Marqués como alcaldesa, el escenario podría cambiar radicalmente. Un hipotético apoyo del munícipe tránsfuga a una alianza entre socialistas, valencianistas y morados provocaría un empate técnico (ocho y ocho), con lo que el único representante de la formación de extrema derecha declinaría la balanza. 

Noticias relacionadas

next