Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

8ª edición de la mostra test

El arte atraviesa todas las grietas hasta instalarse en Vila-real

23/01/2021 - 

CASTELLÓ. La Mostra d'Art i Creativitat de Vila-real (TEST) vuelve tras el parón obligado que la pandemia y el confinamiento le ocasionaron. Será desde el 6 de febrero y hasta el 18 de abril cuando se instale en el Convent Espai d'Art. Lo hará en una semana en la que todavía muchos espacios culturales de la provincia seguirán a persiana bajada, precisamente, por el nuevo repunte de positivos. Pero como dice su director, Pascual Arnal, "el gran logro de TEST no es evolucionar, sino que siga adelante, que podamos seguir poniendo nuestro ladrillo año tras año, a pesar de esas situaciones sobrevenidas que sacuden nuestras rutinas, nuestros planes y nuestro futuro a corto plazo". Promete, además, que esta no será una edición de paso. Más bien será una edición que necesitará, más que nunca, la atención de su público.

"Las obras de este año sugieren más que cuentan, narran más que evocan" y, por eso, el espectador va a tener que esforzarse el doble. "Va a tener que activar su capacidad de imaginación antes de querer entender que es lo que realmente está pasando", avanza Arnal. 

El TEST retoma así pulsaciones para ser espejo del talento emergente y aterriza en un alegato a la cultura segura y con un guiño en alto a la figura y obra de Hyuro, una de las artistas urbanas que han pincelado la historia del festival, y que falleció en noviembre del año pasado. A su nombre se unirá el de una nueva tanda de creadores que "trabajan al margen de sus disciplinas y comparten un punto de riesgo plástico". 

La savia nueva que alimenta la Mostra d‟Art i Creativitat corre a cargo este año de Ana Spoon, Cecilia Vidal, Mario Mankey y E1000, quien pone la pieza angular del TEST 2021, es decir el mural del año. Pero no, no será tampoco como en otras ediciones. Frente a los murales grandes de Pantone, Borondo, Escif, Sam3, Louis Lambert (3TTMan), Hyuro y Mohamed L'Ghacham, el madrileño propone diversas intervenciones pequeñas que podrán disfrutarse en diferentes partes de la ciudad y que reproducen también este patrón de libertad y trabajo fuera de los cánones establecidos que une a los cuatro rostros visibles del TEST.

Una de las intervenciones urbanas de E1000

“E1000 se ha mantenido al margen de los grandes eventos e incluso del mercado. Destacaría su atrevimiento formal y, sobre todo, su pasión por el medio urbano. A diferencia de las últimas propuestas que han pasado, usa un lenguaje más íntimo, primario y abstracto. El abanico para interpretar sus obras es mucho más amplio. Se disfrutan a largo plazo, no de manera inmediata”, indica Arnal.

En su caso, con su proyecto Te quiero un huevo Mario Mankey (Sagunto, 1985) dice caricaturizar los comportamientos "de algunos ignorantes que dicen amar lo que destruyen, su pareja, su patria o su ecosistema entre otras cosas". "Es un excelente pintor que además realiza unas impactantes instalaciones y la fortuna ha querido que tengamos la suerte de poder disfrutar de una de ellas. Es un artista joven que está despuntando internacionalmente y posiblemente el año para tenerlo aquí es este", recalca el director de TEST.

Obra de Mario Mankey

Por la misma senda de búsqueda artística camina Cecilia Vidal (Montevideo, 1989), que tiene una obra fotográfica donde la documentación y la representación difuminan sus límites. Dice Arnal que la ha seleccionado por su "mirada especial, ya no tanto a la realidad que nos rodea sino a cómo ésta se nos revela". Apenas Tarde es pues una serie fotográfica que plantea la imposibilidad de ver las imágenes despojadas del sentido que nuestra mirada le otorga. "Al ser vista, toda imagen se carga de significados que le damos, entonces ¿cómo sería una imagen libre de nuestra subjetividad? No parece ser posible saberlo, pero ese es el juego que propone la serie", explica su autora.

Cecilia Vidal y su proyecto fotográfico para el TEST

Por último, Ana Spoon (Valencia, 1989) plantea en Un oscuro que te desaparece un universo textil que investiga la dimensión simbólica del material y su similitud con la fisionomía humana. "Se propone la tela como objeto escultórico, inspirado en el concepto del `Yo Piel´ del psicoanalista Didier Ancieu. Cortinas y sábanas rasgadas y recortadas componen una serie de piezas que buscan la resignificación íntima de lo acontecido durante las vivencias corpóreas. Porosidades, grietas, pliegues, manchas de tinta expandida sobre varias capas de papel y el recurso tipográfico en los escritos, caracterizan una obra de corte existencialista, que reflexiona sobre la vida y la memoria del material, la paradoja entre lo concreto y lo abstracto", detalla la valenciana. Un trabajo que Arnal Resume como "una autenticidad buscada a golpe de instalaciones de telas y luces. 

El TEST  basa su fuerza promocional del arte emergente no sólo en la materialización de un espacio expositivo, sino en la edición de cuatro libros de artista, tres para quienes dan forma a la muestra colectiva en esta edición y un cuarto para el artista urbano invitado en 2019 –la última edición del festival- Mohamed L‟Ghacham, que muestra entre otras obras de su trayectoria la ya concluida La Mare, un „lienzo‟ de 25 metros de alto por 12 de ancho en la zona norte de Vila-real estampado durante la pasada edición y con el que el espacio urbano de la ciudad sumó su séptimo mural.

Noticias relacionadas

next