Hoy es 13 de junio y se habla de

la industria cerámica traNsalpina cierra un ejercicio de récord en 2021, pese a los altos costes

El azulejo italiano urge más pragmatismo y menos ideología a Europa frente a la descarbonización

7/07/2022 - 

CASTELLÓ. El azulejo italiano tuvo en 2021 uno de los mejores ejercicios económicos de los últimos años, una vez superado el parón de la covid en 2020. Así lo demuestran los datos ofrecidos por la patronal de la industria azulejera italiana Confindustria Ceramica, que ha presentado en asamblea y cuyo balance ha sido muy positivo ya que en este último periodo el volumen de facturación superó los 6.160 millones de euros, lo que representa un incremento del 15%; un total de 5.200 millones de euros en exportación (+15,3%), que representa el 86% del total, mientras que las ventas en el mercado interno fue de 967 millones.

Tal como se indica en este balance, en total existen 263 empresas activas en Italia en sectores que, bajo el paraguas de Confindustria Ceramica, engloban no solo la producción de baldosas y losas como es el caso de la española Ascer, sino que también contempla cerámica sanitaria, porcelana y vajillas, materiales refractarios, cerámica técnica y ladrillos. Se trata de un sector que emplea a 26.537 empleados directos y tienen una facturación de 7.500 millones de euros. Por otro lado, 131 empresas se encuentran en suelo italiano, compañías que en 2021 produjeron 435,3 millones de metros cuadrados (+8,6% respecto a 2019), y donde trabajan 18.528 empleados, con ventas globales que fueron de 455,3 millones de metros cuadrados (+11,9% con respecto al año anterior). Las ventas en Italia superan así los 91 millones de metros cuadrados (+9,2%) mientras que las exportaciones alcanzan los 364,1 millones de metros cuadrados (+11,9%). De este modo, la facturación total de las empresas azulejeras italianas rebasa los 6.160 millones de euros (+15,4 %), derivados de 5.200 millones de euros de las exportaciones (+15,3 %; 86 % de la facturación) y de 967 millones de euros de las ventas en Italia, según los datos aportados por Confindustria Ceramica.

Fuerte incremento de costes

Para el presidente de Confindustria Ceramica, Giovanni Savorani, "las características de salubridad, sostenibilidad y durabilidad de los materiales cerámicos se encuentran entre los factores que han guiado la remodelación de los hogares. y nuevos edificios". Y en cuanto al comportamiento de este año, Savorani ha indicado que estos primeros meses confirman el crecimiento de dos dígitos en los distintos mercados, que, sin embargo, viene acompañado de la explosión de los costes de los factores de producción: el gas natural tendrá una factura extra anual para todo el sector del orden de los 900 millones de euros, los palets de madera ya han aumentado un +224%, los cartones para embalaje un +180%, mientras que las tarifas del flete marítimo han quintuplicado el precio.

Sobre la posibilidad de seguir trasladando estos aumentos a los precios del producto, el máximo responsable de la industria azulejera transalpina reconoce que todo "tiene límites y está generando tensiones muy fuertes en los márgenes de las empresas. Estamos viviendo una fase en la que la demanda de nuestros productos se está manteniendo y estamos, paradójicamente, atravesando una crisis por el lado de la oferta de dimensiones inimaginables"

El gobierno italiano, según informan desde la patronal italiana, ha destinado importantes recursos a familias y empresas para contrarrestar el costo de la energía que, sin embargo, solo reducen en un 12% el incremento anual estimado para la cerámica. Estas medidas, según entiende Savorani, también se dieron en los dos primeros trimestres y deben extenderse hasta fin de año. En cuanto a las intervenciones estructurales, el presidente de Confindustria Cerámica cree que es fundamental la previsión de una liberación de gas de 2.200 millones de metros cúbicos en extracción nacional, a destinar a precios justos a los sectores intensivos en gas más expuestos a la competencia internacional, aunque sean pequeños frente a los 20.000 millones de metros cúbicos por año en 1995. 

En este contexto, Savorani ve necesario que la Unión Europea apuesta por un pragmatismo decisivo en el proceso de descarbonización y eluda los debates que "a menudo viene envuelto en ideología". Por todo ello, cree que, en particular, Europa necesita una reforma del sistema de comercio de emisiones para proteger las empresas y el trabajo en aquellos sectores que, como la cerámica, "más han invertido en las tecnologías ambientales más avanzadas y que, paradójicamente, son los más afectados por un sistema. cada vez más condicionada por los efectos de la especulación financiera”.

Noticias relacionadas

next