Hoy es 13 de julio

el cítrico recibe 13,44 millones en 2023 frente a los 5,68 de 2022 

El cambio climático dispara las indemnizaciones de los seguros por daños en el campo en Castellón

2/02/2024 - 

CASTELLÓ. La alta siniestralidad en el campo "confirma los graves efectos de la realidad climática actual", asegura Agroseguro, que este jueves ha publicado un balance que muestra el duro impacto del cambio climático en el sector agrario y ganadero de Castellón, especialmente en el cítrico. "Los fenómenos meteorológicos cada vez son más violentos y por ello los daños son más cuantiosos", advierten desde la compañía de seguros. 

Castellón ha registrado unas cifras históricas en indemnizaciones por daños, incrementándose en un año un 107%, pasando de los 7,87 millones de euros abonados en 2022 a los 16 millones en 2023. Mientras, la superficie siniestrada ha crecido un 39%, de 6.661 hectáreas en 2022 a 9.255 en el ejercicio pasado.

Los números más cuantiosos se han producido en el cítrico al ser el principal cultivo de la provincia. Así, este sector ha concentrado 13,4 millones en indemnizaciones, lo que supone casi triplicar los números de 2022. La actividad citrícola ha sufrido daños en 2023 en 8.170 hectáreas frente a las 6.078 de 2022. 

El grueso de los problemas en Castellón se debe a los episodios de pedrisco, con 12,21 millones en pagos, y 201.000 euros en heladas. En 2022, los abonos por pedrisco se situaron en 3,47 millones de euros.  Unos datos que muestran las afecciones de las condiciones climáticas en el cítrico

Desde Agroseguro ponen de manifiesto que los fenómenos meteorológicos son cada vez "más extremos", una circunstancia que se une a la sequía. "Llueve poco y cuando lo hace es de manera agresiva", afirman las mismas fuentes. 

Los informes de coyuntura de la Conselleria de Agricultura de 2023, publicados por Castellón Plaza, ponen de manifiesto esta realidad y muestran una reducción de producción y calidades sobre todo en el cítrico, aunque los problemas son generalizados en la práctica totalidad de cultivos. Estos estudios explican que la falta de lluvia, los casos de granizo y las altas temperaturas han disminuido cosechas y han perjudicado las condiciones de las variedades.



"Máximo histórico en 43 años"

Respecto a otras variables en Castellón, 2,22 millones de las indemnizaciones corresponden al sector ganadero y 690.000 euros a otros cultivos.

La aseguradora informa que la cuantía a nivel nacional  "supone el máximo histórico de indemnizaciones en los 43 años de historia del Sistema español de Seguros Agrarios Combinados.

Las indemnizaciones de Agroseguro para los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana han alcanzado en 2023 de 104,9 millones de euros, más del doble que el año anterior, cuando sumaron 55,6 millones. 

La superficie siniestrada se ha elevado hasta las 96.300 hectáreas aseguradas. Por producciones, destacan los cítricos, con 44,6 millones en indemnizaciones, muy afectados por las tormentas de pedrisco, y los caquis, con 28,8 millones abonados por daños por pedrisco y viento.

El resto de las indemnizaciones corresponde a uva de vino (7,58 millones), cereza (3,88 millones), frutales (3,36 millones), uva de mesa (3,08 millones), frutos secos, hortalizas, herbáceos, entre otras.

En el caso de los seguros pecuarios, los ganaderos asegurados han registrado siniestros por valor de 5,44 millones de euros.

La Unió reclama ayudas para el cereal

Por su parte, el cereal también se está viendo afectado por el cambio climático. la Unió Llauradora solicitará a la Conselleria de Agricultura una ayuda excepcional para los productores del cereal con objeto de compensar los costes de una campaña "que se augura catastrófica y las pérdidas ocasionadas por la sequía que se arrastra ya dos campañas consecutivas".

"Los productores han tenido unos costes de siembra, semillas, gasóleo, etc., y existe ya un volumen importante de superficie donde el trabajo está hecho, pero la cosecha no saldrá. Además, se prevé un rendimiento bajo si no cambian las actuales circunstancias meteorológicas, por lo que todo serán pérdidas. En este sentido, la sequía y ausencia de precipitaciones en los últimos meses provocarán, unas pérdidas por los costes ya asumidos por los productores de alrededor de 3,8 millones de euros", señala la Unió. 

Añaden que "las previsiones en la mayor parte de las zonas productivas son muy negativas por la falta de lluvias y en algunas solo se ha sembrado la mitad de la superficie y de esta solo ha germinado entre un 10 y un 15%. Si no llueve en las próximas semanas se secará todo y el cereal que no ha salido ya no germinará".


Noticias relacionadas

next