X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

caras largas en la constitución de la comisión de seguimiento del acord de fadrell en castelló

El cambio de cromos de Cultura por Fiestas que propone PSPV a Compromís agudiza el 'desacord'

4/01/2020 - 

CASTELLÓ. Las tres formaciones que integran el Acord de Fadrell -PSPV, Compromís y la confluencia de Podem-EUPV- estrenaron este viernes la comisión que debe velar por el cumplimiento de los acuerdos adoptados en el pacto de gobernabilidad en el Ayuntamiento de Castellón surgido tras las pasadas elecciones municipales. Tras la reunión, convocada para reconducir las desavenencias internas surgidas a raíz de la supresión de la junta de fiestas, todos fueron unánimes a la hora de valorarla como "positiva", pero el semblante serio de las distintas delegaciones hacía entrever otra cosa muy distinta.

Sobre la mesa, el PSPV hizo efectiva su anunciada propuesta de reconsiderar el reparto de concejalías y ofrecer el área de Fiestas a Compromís, a cambio de que la coalición valencianista suelte Cultura como "contrapeso" de la oferta, tal como expuso el secretario general de la Agrupación Local socialista, Francisco Gil, tras el encuentro, quien indicó que ahora "cada uno debe valorar este ofrecimiento".

Foto: ANTONIO PRADAS

A partir de este momento, Compromís deberá estudiar la propuesta de los socialistas y dar una respuesta que, se espera, pueda darse en la próxima reunión de la comisión, fijada para el próximo 8 de enero. Sin embargo, ya avisan que la formación se propone encender el ventilador y estudiar todo el acuerdo de Fadrell, que se compone de 247 puntos aglutinados en asuntos como la educación, la economía, la sostenibilidad, los derechos y el bienestar. Compromís señala, de todos modos, que cualquier cambio «tiene que ser fruto del consenso entre todos los firmantes del acuerdo».

El contundente ofrecimiento de los socialistas "suena a represalia" a raíz de la ruptura del voto unitario que se dio en el pasado pleno de diciembre y en el que se trataba el asunto de Fiestas. Entonces, Compromís se alineó con la oposición, lo que generó la convulsión interna dentro del Acord de Fadrell. Las primeras consecuencias fueron, por un lado, la advertencia por parte de los socialistas de reconsiderar el reparto de concejalías -algo que se ha materializado este viernes en la comisión de seguimiento- o el manifiesto retraso en la negociación de los presupuestos municipales para 2020.

Foto: ANTONIO PRADAS

La propuesta socialista, pese a la mal disimulada reacción "positiva" de sus socios, no fue bien acogida por estos últimos y menos por Compromís, que no duda en mostrar especial apego al área de Cultura, una delegación que ya venía encabezando desde la anterior legislatura la edil Verònica Ruiz y que, como delegada de su formación en la comisión de seguimiento de este viernes, tuvo que oír de viva voz la propuesta socialista de descabalgarla como máxima responsable de este departamento a cambio de Fiestas.

Por lo demás, Compromís per Castelló emitió un comunicado tras la reunión, en el que se ponía de manifiesto su voluntad para "mejorar la comunicación interna entre las diferentes áreas que conforman el gobierno municipal y que dependen de los tres partidos firmantes del Acord de Fadrell". Una llamada al consenso con el objetivo de intensificar la coordinación a través de reuniones periódicas, según expuso el portavoz de la coalición valencianista, Miguel Ginés. En el documento, Compromís insta a abordar "la disparidad de posiciones respecto a la necesidad de constituir una nueva junta de fiestas" tras decidirse su supresión.

En cuando a la tercera fuerza del Acord, los representantes de Podem-EUPV, su portavoz, Raúl Beltrán, recordó que desde su formación llevaban meses abogando por activar los mecanismos de seguimiento del pacto y su papel en la comisión de este viernes se supeditó a escuchar la propuesta socialista y, de este modo, conocer qué posibilidades se ponían "encima de la mesa para reconducir esta situación". Al respecto, Beltrán entiende que "hay recorrido para plantear nuevas propuestas que permitan reconducir -eludiendo situaciones drásticas- la situación, pero siempre en el marco del Acord de Fadrell".

Noticias relacionadas

next