Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 29 de noviembre y se habla de cd castellon CIUDADANOS CASTELLÓ evha coronavirus

la apertura de las plicas con las ofertas se iniciará el 16 de diciembre y acabará el 13 de enero

El Consell resolverá la adjudicación de la reforma del edificio de Borrull en febrero de 2021

12/11/2020 - 

CASTELLÓ. La Conselleria de Hacienda resolverá la adjudicación de la reforma integral del edificio de Borrull en febrero de 2021. Al menos, esa es la previsión interna que se maneja, habida cuenta los tiempos establecidos en el expediente de contratación a propósito de la valoración de las ofertas. La apertura de las plicas se producirá el 10 de diciembre con la revisión del denominado sobre 1, correspondiente a la documentación administrativa. Seis días después la Mesa de Contratación baremará las propuestas técnicas, del sobre 2, mientras que el 13 de enero procederá a abrir el tercer pliego sellado relativo a los planteamientos económicos de las concurrentes.

A partir de ese momento, y según el calendario de procedimientos similares, la administración autonómica tardará varias semanas con vistas a emitir un informe definitivo acerca de la concesionaria. Sin embargo, el hecho de que a principios del próximo año se culmine el concurso público no significará necesariamente que la adjudicación se oficialice al mismo tiempo para posteriormente arrancar la obra civil, cuya duración se alargará hasta los 22 meses. Primero, el Consell deberá aprobar la propuesta y, después, la mercantil o Unión Temporal de Empresas (UTE) ganadora tendrá que verificar sus credenciales antes de firmar el contrato, lo que marcará el comienzo real de la ejecución.

El plazo de presentación de ofertas finalizará el 7 de diciembre tras la corrección materializada por la Generalitat en las cláusulas administrativas. Inicialmente se había establecido como fecha máxima hasta el 6 del mismo mes, pero al coincidir con un día festivo e inhábil no se cumplían los tiempos marcados por ley.

Aunque la rehabilitación del emblemático inmueble tiene una estimación económica de 18,1 millones de euros, Hacienda amplió el límite de gasto hasta los 24 millones en un acuerdo adoptado por el Botànic el pasado 23 de octubre. En dicho dictamen se fijan las siguientes cantidades para desarrollar el proyecto sin contratiempos: 8,1 millones en 2021 (4,7 millones antes de la modificación de crédito), 13,7 millones en 2022 (1,9 millones) y 2,2 millones en 2023 (1,6 millones). Esta cantidad no solo garantiza un hipotético sobrecoste de la actuación al detectarse, por ejemplo, que el estado general presenta un mayor deterioro en relación a lo peritado y, por tanto, las mejoras estructurales resultarán más complejas. También habilita un colchón económico a la adjudicataria para, incluso, acelerar el ritmo de los trabajos en función del crédito disponible por anualidad.

Un gran patio central

Borrull sufrirá una profunda renovación con la intervención proyectada por la Conselleria. La demolición de gran parte del forjado en diferentes plantas obligará a levantar nuevos armazones sobre vigas metálicas o viguetas de hormigón. La reforma integral pivotará sobre un gran patio central ajardinado, que dividirá el inmueble en dos zonas, una reservada para los servicios sociales y otra de atención ciudadana. Otros elementos singulares serán las placas solares colocadas en la séptima planta y las piezas cerámicas de la fachada. 

En este sentido, en el frontis de la plaza del Juez Borrull (y en los frentes oeste y este del atrio interior), se colocará un sistema de protección solar compuesto por lamas de perfiles tubulares galvanizados forrados por placas de gres. Al reformar todas las alturas del bloque, redistribuyéndose los espacios, la superficie útil se verá ostensiblemente reducida. Solo la última planta perderá 1.000 metros cuadrados. En el resto, la disminución no será tan contundente, aunque vendrá determinada por ese patio central.

La reposición no afectará a la entrada principal del edificio, si bien presentará algunos cambios respecto a la concepción actual. Así, el ámbito público de la plaza conectará con el interior del inmueble mediante un habitáculo cubierto a doble altura. A partir de ahí, un vestíbulo principal facilitará el acceso a los distintos departamentos, siempre siguiendo los parámetros marcados para optimizar los espacios. La previsión de la Generalitat pasa por concluir la actuación en el primer semestre de 2023. 

Noticias relacionadas

next