Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

las concesionarias plantean moratorias a los abonados que han dejado de utilizar sus plazas

El negocio de los aparcamientos en Castelló se resiente: cae más de un 50% el tráfico rotatorio

8/04/2020 - 

CASTELLÓ. El negocio de los aparcamientos públicos se resiente en Castelló a consecuencia del estado de alarma por el coronavirus. El descenso del tráfico rotatorio alcanza un 50% (incluso más en algunas zonas), según explican desde el sector. Aunque todos los parkings funcionan con normalidad, extremando las medidas en cuanto a limpieza y desinfección se refiere, lo cierto es que el confinamiento de la población empieza a hacer mella ante la reducción de ingresos.

Las restricciones sobre movilidad y el cierre de aquellos establecimientos cuyos servicios no se consideran esenciales contribuyen a que apenas se hagan uso de los estacionamientos subterráneos en las últimas semanas. Otro factor determinante obedece a la eliminación de la ORA, que facilita la disponibilidad de plazas en superficie en el caso de realizar una gestión puntual, como acudir a una farmacia o supermercado.

Castelló cuenta con 12 aparcamientos públicos rotatorios distribuidos estratégicamente, como recoge la web municipal. La inmensa mayoría se localiza en avenidas y plazas, aunque también existen en calles que, en circunstancias normales, presentan mucha actividad.

Algunos de los parkings se encuentran en Clavé, San Félix, avenida del Mar, Paseo Buenavista o República Argentina. La variedad facilita que la gestión recaiga en distintas adjudicatarias como Apk2 o SABA.

"Nosotros tenemos la suerte que cerca están el Carrefour Exprés y el ambulatorio de Huertos Sogueros, que hacen que venga gente", explican desde SABA, en referencia a sus dos concesiones en Cardona Vives y Rey don Jaime, respectivamente. "No obstante, sí hemos notado una bajada de la rotación", añaden.

Esa disminución también afecta a los abonados, ya que no todos son residentes. Un gran número corresponde a trabajadores de empresas que se ubican en el área de influencia del subterráneo, pero que ahora no pueden utilizar sus plazas, bien por la confinación, bien por el teletrabajo. En este caso, algunas concesionarias están optando por ofrecer moratorias como solución a la espera de que la situación comience a mejorar.

    

Noticias relacionadas

next