Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de octubre y se habla de coronavirus TOQUE DE QUEDA estado de alarma golf sant gregori

crónica cp

El "pajarito" que susurra al oído de la oposición en el Ayuntamiento de Castelló

28/02/2020 - 

CASTELLÓ. Los plenos de las instituciones con representantes públicos suelen dar mucho juego. Con independencia del ámbito territorial (Congreso de los Diputados, Les Corts Valencianes, Diputación Provincial o Ayuntamiento), los debates que surgen de las mociones, por ejemplo, contribuyen a que los políticos se quiten el corsé argumentativo marcado por sus ideólogos. El turno de réplica y el apartado de ruegos y preguntas suponen una invitación a la improvisación. El refranero, la coletilla o el y tú más derivan en situaciones ocurrentes, que animan de forma notable la discusión.

Una palabra fuera de su contexto habitual puede tener más alcance que el propio fondo del asunto. Y es lo que ocurrió en la sesión plenaria de este jueves en el consistorio de Castelló. El término 'pajarito' adquirió una nueva dimensión. Todo sucedió a raíz del rifirrafe protagonizado por la alcaldesa, la socialista Amparo Marco, y la portavoz del PP, Begoña Carrasco, a propósito de una iniciativa con vistas a mejorar la seguridad en la Marjaleria y que sirvió de excusa para hablar sobre la negociación del Acord Fadrell con la Policía Local. 

La concejala popular acusó al equipo de gobierno de "amenazar veladamente" a los agentes con quitarles el plus de productividad. Como consecuencia de la imputación, la primera munícipe exigió pruebas escritas antes de finalizar el pleno, algo a lo que accedió su adversaria de bancada sin dudar.

Sin embargo, Carrasco debió reflexionar sobre la petición y sus consecuencias conforme fue avanzando el tiempo. Presentar el documento ponía en peligro a su colaborador (uno de los sindicatos policiales), así que echó mano del ingenio para evitar el riesgo. 

"Quiero recordarle [a Amparo Marco] que cuando era la cabeza visible de la oposición, usted salía aquí, en esta misma tribuna, a decir cosas que, según usted, le había dicho un pajarito, pues usted comprenderá que no le revele mi fuente. Ese pajarito también me canta a mí por las mañanas", le pretextó. 

"Señora Carrasco en ningún momento he dicho que revele su pajarito ni otras cosas", le contestó la alcaldesa, a la que nuevamente se dirigió Carrasco en tono mordaz: "No sé si será el mismo que le cantaba a usted".

El lance no habría tenido mayor recorrido si no hubiese sido por la contienda precedente, que marcó por completo el desarrollo del pleno.

Noticias relacionadas

next