Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El Plan de Movilidad de Burriana buscará mejorar el bus interurbano, más carriles bici y una ‘Zona 30’

22/04/2019 - 

CASTELLÓ. El nuevo Plan de Movilidad Urbana de Burriana estará orientado a incentivar el uso de la bicicleta frente al vehículo y analizará en profundidad el actual servicio de autobús interurbano para intentar mejorar su eficiencia. El Ayuntamiento ha sacado a concurso la redacción del documento por un importe de 60.000 euros con el objetivo de que entre en vigor antes de finalizar este año, de forma que las medidas propuestas sean efectivas hasta 2027.

El actual servicio de autobús interurbano cubre a diario el trayecto entre el Grao de Burriana y el casco urbano del municipio con las localidades de Vila-real y Castellón. Como ya informó Castellón Plaza, la Generalitat pretende mejorar la conexión con la Universitat Jaime I (UJI) mediante enlaces directos, en intervalos de paso de una hora, hasta la avenida Vicente Sos Baynat, junto al campus universitario. La línea de Burriana sumó en el año 2016 un total de 280.388 usuarios, cifra inferior a los autobuses interurbanos de Vila-real y de Almassora. El consistorio burrianense entiende que existe margen de mejora en el actual trazado y en la frecuencia de paso, de ahí que desee explorar opciones técnicas de mejora en el futuro Plan de Movilidad Urbana.

Otro aspecto fundamental que deberá abordar el documento técnico será la movilidad a pie y en bicicleta. Burriana dispone en la actualidad de una red de carriles bici de 22,8 kilómetros que se incrementará hasta los 24 kilómetros cuando se amplíe la carretera que conecta el casco urbano con el Grao.

La malla de carriles bici se extiende ahora por toda la ronda de circunvalación hasta el límite con los términos municipales de Almassora por el norte y Nules por el sur, además de los existentes en la carretera del Puerto, las avenidas Jaume I y Cardenal Tarancón y, dentro del núcleo costero, en las avenidas Mediterráneo y Vicente Cañada Blanch.

El consistorio pretende ejecutar en los próximos años otros 4 kilómetros más ciclables. En concreto, en el acceso a Burriana por la avenida de Nules, en la avenida del Transporte, en la avenida de Almassora, en la carretera a Les Alqueries y en la avenida Juan Bautista Sanmartín.

El futuro Plan de Movilidad Urbana explorará fórmulas técnicas para ampliar aún más la red ciclable y para mejorar la conectividad mediante bicicleta en los flancos este y oeste del casco urbano de Burriana. También estudiará la implantación de calle de preferencia peatonal, también llamadas ‘Zona 30’.

El nuevo documento sobre movilidad urbana, que tendrá una vida útil de ocho años, sustituirá al vigente, que redactaron técnicos de la Universidad Politécnica de Valencia en 2002.

Noticias relacionadas

next