X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

los 'populares' hacen balance del nuevo gobierno en la institución provincial

El PP reprocha a PSOE y Compromís de crear en seis meses la "Diputación del cambio, pero a peor"

30/12/2019 - 

CASTELLÓ. El PP de Castellón ha hecho balance este lunes del medio año de gestión socialista al frente de la Diputación Provincial y ha puesto de manifiesto que en este medio año "PSPV y Compromís han incrementado un 9% los sueldos, han regalado nóminas a diputados que han dimitido, se han gastado 3.420 euros por su capricho de cambiar de bancada en el salón de plenos y han suspendido convocatorias de ayudas a pueblos de interior por abandono”, según algunas de las pinceladas ofrecidas por el principal partido de la oposición.

Para los populares, "es el cambio a peor” que, en opinión de Vicente Sales, portavoz del PP en Diputación, ha registrado una institución que “impulsamos para alcanzar el liderazgo que merece esta provincia y que debe seguir encabezando para ser útil a nuestra provincia”.

El portavoz del PP en la institución provincial ha lanzado un reto “tan firme hoy como cuando gobernábamos: que la Diputación sirva a la provincia frente a quienes han venido a servirse de ella”. Acompañado por Salvador Aguilella, diputado provincial, Sales ha reclamado “trabajo y esfuerzo para garantizar un proyecto que sume servicios y no reste oportunidades”.

Una larga retahíla de reproches

Aguilella, por su parte, ha hecho especial hincapié en el “trabajo que garantiza empleo y crecimiento”. “En estos seis meses hemos podido comprobar cuál es el nivel de implicación y esfuerzo. Han suspendido dos órdenes de ayudas de 240.000 euros que convocamos en el primer semestre para invertir en el interior porque no tenían ganas de trabajar. Han decidido eliminar la Formación a la Carta en 2020, que desde 2017 ha logrado dar un empleo digno al 80% de los alumnos, porque sencillamente prefieren quedarse en el despacho antes que esforzarse para garantizar oportunidades. Han negado subvenciones a organizaciones benéficas pese a conceder 11 nuevas ayudas a entidades como el Institut Valencià de Cultura. Y han suspendido inversiones emblemáticas como la del Santuario de Sant Joan de Penyagolosa o el museo de dinosaurios de Cinctorres”, según ha enumerado el diputado provincial.

A este cambio, según explican, se suma el incremento en sueldos. “Hoy -según Aguilella- la Diputación le sale 124.746,71 euros más cara a los castellonenses porque el presidente decidió subir los sueldos”. Un presidente, tal y como ha señalado el diputado del PP, “que tampoco ha dudado en regalar nóminas, como hizo con Manel Martínez”. El diputado que dimitió el 31 de julio por presuntas coacciones percibió íntegra su nómina del mes de agosto pese a abandonar sus cargos. “Hoy sigue como portavoz del PSPV en La Vilavella. Todo un ejemplo”, según entiende el representante popular, a lo que añade "como también lo ha sido el capricho de cambiar de bancada. Su decisión de pasar al otro lado de la bancada para situarse a la izquierda de su presidente le ha costado a la provincia 3.420 euros. Una anécdota que sale cara”, detalla.

El PP, avanzan los dos dirigentes, “continuará en 2020 su labor de fiscalización y defensa de Castellón”. “Esta es una provincia que merece liderazgo y exige inversión, y por ello no puede convertirse en la sucursal bancaria de Ximo Puig”. En este sentido, recuerdan las siete mociones y cuatro declaraciones institucionales promovidas por el Partido Popular para decir que “seguiremos trabajando para alzar la voz de la provincia y garantizar que este cambio a peor no convierte este mandato en una legislatura perdida para Castellón”.

Noticias relacionadas

next