X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El puerto de Castellón se transforma en CPE y espera tener antes de fin de año nuevo convenio

7/11/2019 - 

CASTELLÓ. El puerto de Castellón ha logrado la transformación de su Sociedad de Estiba y Desestiba en Centro de Portuario de Empleo (CPE), de forma que ya cumple con la legalidad que marca el Real Decreto con el que se adaptaron las tareas portuarias a la reglamentación europea. 

Tras casi un año de tramitación, y antes de que en mayo de 2020 venciera el plazo para la transformación, desde el pasado día 29 las cuatro terminales portuarias de Castellón (APM Terminals; Portsur; TMG y Noatum) están contratando ya a los 170 estibadores a través del CPE, regido por la normativa de las Empresas de Trabajo Temporal "con las salvedades propias de la estiba", reconocen desde la entidad. Por su parte, los 40 estibadores eventuales seguirán siendo contratados a través de la ETT Adecco, como ya se venía haciendo. 

El cambio estatutario de la Sagep a CPE, cuya notificación definitiva desde la Dirección General de Trabajo llegó hace una semana, aporta tranquilidad a las compañías, pero sobre todo a los estibadores, que ven recogida su actividad en la legislación actual. Esto puede aportar un plus de normalización al trabajo sobre los muelles y bodegas, pero todavía resta por resolver la incertidumbre que provocan los continuos cambios legislativos en la aplicación del Real Decreto, que está derivando en diferentes formas de aplicación entre las comunidades autónomas, indican las fuentes. 

Otro paso hacia la normalización

En este camino para dejar atrás la incertidumbre motivada por el cambio de normativa, el puerto de Castellón encara también la recta final de la negociación del nuevo convenio colectivo, que prevé tener cerrado antes del 31 de diciembre, cuando se cumple el plazo de vencimiento del actual. En este documento quedará reflejada la reducción del 10% del salario de los estibadores y las medidas de flexibilización de su actividad que se vienen aplicando desde la entrada en vigor del Real Decreto y que pactaron junto a la patronal estatal Anesco

En cuanto a la conversión en CPE, Castellón sigue la estela de València (que fue el primer puerto de España en mutar a este tipo de entidad) y Alicante y a otros del territorio estatal como Barcelona, Algeciras, Tarragona, Motril, Almería, Bilbao, Las Palmas o Tenerife. De esta manera, todavía restan por culminar esta conversión una gran cantidad de recintos portuarios, como Sagunt y Gandia en la Comunitat y otros muchos fuera del territorio autonómico.

Caída de la actividad del 11% en septiembre

La noticia coincide con una caída en la actividad en los muelles castellonenses. No en vano, en septiembre el tráfico bajó en un 11,45% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Esto se suma a que este año no se ha enviado todavía ni un kilo de clementinas castellonenses hacia EEUU, como ya informó Castellón Plaza, y no está previsto que esto cambie, a pesar de los intentos de un exportador por hacerlo. 

El descenso de 230.000 toneladas en el tráfico de PortCastelló en el noveno mes del año se suma al que ya venía sufriendo en otras mensualidades, de forma que en el acumulado del año por los muelles provinciales han pasado 613.000 toneladas menos que en el ejercicio pasado (la caída es del 3,8%). Ello hace prácticamente imposible que el puerto castellonense pueda repetir las cifras de 2018, que cerró con más de 21 millones de toneladas. 

Noticias relacionadas

next