Hoy es 22 de abril y se habla de

El sector cerámico recibe todas las ayudas del Gobierno... pero Ascer pide nuevas líneas de apoyo

5/02/2024 - 

CASTELLÓ. Una vez las empresas beneficiarias del sector miembro de Ascer han recibido la totalidad del importe correspondiente al paquete de ayudas a los sectores gasintensivos impulsados por el Gobierno central, correspondientes al año 2022, la patronal azulejear ha insistido en la necesidad de convocar "nuevas líneas de apoyo para que la industria gasintensiva del país recupere la competitividad perdida" durante aquel año.

Tras la pregunta escrita registrada en el Senado por la senadora y alcaldesa de Onda, Carmina Ballester, interesándose por los posibles programas de ayudas de apoyo a la industria gasintensiva, el gobierno ha respondido anunciando que no prevé una nueva convocatoria de estas ayudas para el ejercicio 2024 en compensación de los excesos de precio en 2023. Según ha manifestado el secretario general de Ascer, Alberto Echavarría, “vemos con preocupación la falta de respuesta del ministerio de industria ante la llamada de auxilio de la industria gasintensiva española”.

Según Ascer, la dotación del paquete de ayuda implementado, limitada a 450 millones de Euros para 36 sectores diferentes, ha cubierto "únicamente el 70% de la ayuda máxima posible" según la normativa europea. Un diseño de cálculo de ayudas del marco temporal que, por otro lado, únicamente permitía cubrir importes muy inferiores al sobrecoste soportado por las empresas. De hecho, Ascer denuncia que la ayuda percibida "apenas ha cubierto el 3,5% del sobrecoste experimentado por el sector desde 2021".

Menos ayudas que otros países

"El Gobierno de España tiene la opción de abonar el 30% restante que según el esquema de ayudas utilizado correspondería a las empresas o algo mucho más efectivo: desarrollar nuevos mecanismos de apoyo a la industria bajo distintos parámetros que permitan a las empresas compensar el sobrecoste que han sufrido en sus cuentas de explotación derivadas de la crisis de Ucrania", ha asegurado la patronal azulejera en este sentido.

Desde 2021 se estima un sobrecoste acumulado para el sector español fabricante de baldosas cerámicas de 1.800 millones de euros. "En total, las empresas del sector no han recibido ni 90 millones de euros, esto es especialmente gravoso cuando otras industrias competidoras europeas han estado recibiendo ayudas desde 2022 en cantidades muy superiores", ha insistido Ascer en un comunicado.

Según la patronal, las empresas del sector "siguen arrastrando en su tesorería el agujero provocado por las desmesuradas alzas del precio del gas" de 2022, una falta de liquidez que ha "impedido la inversión en innovación y nuevas tecnologías, y mermado la capacidad de promoción en los mercados internacionales, ahondando la pérdida de competitividad de la industria española".

El problema del pago a proveedores

Por otro lado, el problema de tesorería en las empresas acarrea como consecuencia "no tener acceso a las ayudas al no cumplir con el requisito de pago a 60 días a proveedores". Una condición "difícilmente alcanzable" en sectores netamente exportadores como el sector cerámico, en el que 3 de cada 4 euros procede del exterior con clientes que no tienen ninguna obligación de pago a menos de 60 días, insiste Ascer, para añadir que si estas ayudas se deben devolver pasados seis meses si no se cumple con este requisito "injusto y que no deben cumplir los competidores, no son ayudas, son créditos". Por ello, reclama que se garantice el concepto de irrevocabilidad de las ayudas eliminando el requisito de pago a 60 días.

“Apreciamos las ayudas recibidas, pero al mismo tiempo el Gobierno debe ser consciente de que, lamentablemente, no son suficientes, ni para compensar el coste sobrevenido por la crisis energética, ni siquiera para que las empresas sean capaces de ponerse al día con los plazos de pago exigidos. Países vecinos han desplegado y ejecutado sus programas de ayudas con celeridad, a través de mecanismos automáticos, sin interminables procesos administrativos y en cantidades suficientes, sin embargo, en España las ayudas han sido por una cantidad muy baja, con considerable retraso pese a estar calificadas de urgentes, y con condicionantes que ningún otro país ha exigido” ha añadido Echavarría.

"Otros países europeos como Italia o Portugal, han desarrollado sistemas automáticos de ayudas en paralelo al Marco Temporal de Ayudas de Estado que han permitido desplegar un volumen de ayudas considerable y con esto evitar la pérdida de competitividad de la industria intensiva en energía", ha explicado Ascer: "Mientras el gobierno portugués subvencionaba hasta 40 euros el precio del gas para la industria gas intensiva con acuerdos directos con las comercializadoras, el gobierno italiano implementaba un sistema de subvención automático de créditos fiscales por hasta el 45% de la diferencia del precio del gas con 2019 que se traducía en liquidez automática y mensual para las empresas".

Por ello, Ascer ha subrayado que el sector cerámico no reclama "nada excepcional sino algo que ya se ha hecho en este país y en la UE, que el gobierno articule de manera urgente un nuevo paquete de medidas de ayuda encaminado a resarcir a la industria gasintensiva del sobrecoste sufrido estos años atrás, adoptando ayudas directas semejantes a las que han adoptado otros países en apoyo de la industria gas intensiva y exportadora, como hizo por ejemplo Portugal o Italia".

 La patronal se ha puesto a disposición del ministro Hereu para "encontrar fórmulas" que permitan que la industria gasintensiva recupere" parte del terreno perdido y contribuyamos así al crecimiento de la industria nacional". "No podemos estar más de acuerdo en la necesidad de un pacto por la industria y por la reindustrialización del país, pero para que sea posible antes debemos respaldar que las industrias puedan seguir siendo competitivas, o no serán", ha añadido Echavarría.

Noticias relacionadas

next