Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de noviembre y se habla de

la patronal anffecc se manifiesta contrario a prolongar el estado de alarma

El sector de fritas, esmaltes y colores cerámicos remonta en el tercer trimestre

29/10/2020 - 

CASTELLÓ. El sector de fritas, esmaltes y colores cerámicos ha remontado en el tercer trimestre de este año al crecer un 0,62% con respecto al mismo periodo del 2019, unos datos que hacen abrigar esperanzas a un sector que ha sido fuertemente castigado por la crisis sanitaria. Así, los resultados obtenidos en septiembre contemplan un incremento del 8,83% con respecto al mismo mes del año pasado.

El balance concluye que, a pesar de la actual situación, el mercado nacional continúa recuperándose y las ventas en septiembre han subido un 5,82% con respecto a septiembre de 2019.

La Asociación Nacional de Fabricantes de Fritas, Esmaltes y Colores Cerámicos (Anffecc) ha emitido este jueves un nuevo comunicado relativo a la situación del sector y la evolución de sus ventas debido a la pandemia de coronavirus y cuyo balance es de relativo optimismo hasta esta fecha frente a una posible recuperación

En el mismo sentido, y aunque los desplazamientos a países más lejanos para realizar labores comerciales siguen siendo muy difíciles, la exportación también ha crecido, con un incremento del 10,26% comparado con el mes de septiembre de 2019, año en el que ya hubo una ligera ralentización debido los vaivenes de la economía internacional.

Según indican desde ANFFECC “gracias al desconfinamiento, las ventas se han ido recuperando y el saldo del tercer trimestre en su conjunto es muy similar al del tercer trimestre del 2019, con un ligero incremento del 0,62%”.

Aún así, los efectos de la crisis covid-19 están muy presentes y aunque el balance del último trimestre ha sido positivo, aún hay mucho que recuperar y el cierre del año no está exento de incertidumbre. Tal y como indican desde la patronal de los esmaltes, cuyo negocio en España, se concentra casi en exclusiva en la provincia de Castellón, “poder seguir trabajando es una buena noticia comparada con la situación que teníamos en abril y las cifras de este último trimestre han sido esperanzadoras, pero el repunte de los rebrotes y la amenaza de un nuevo confinamiento nos hace ser precavidos”.

El estado de alarma "es contraproducente"

En esta coyuntura, desde la patronal de fabricantes de fritas, esmaltes y colores cerámicos se unen al sentir de Ascer con respecto a la posibilidad de que se prolongue el estado de alarma decretado la semana pasada por el Gobierno. “Entendemos -señalan- que es necesario tomar medidas para evitar el avance de la pandemia, pero decretar ya el Estado de Alarma hasta mayo enturbia mucho la imagen de nuestro país en el exterior, y esto dificulta enormemente la actividad comercial”.

Para Anffecc , que las noticias de que España es uno de los países de Europa con mayor incidencia de covid-19 ayuda muy poco a poder desplazarse. “Somos un sector eminentemente exportador, nuestras ventas en el extranjero suponen el 70% de la facturación, pero si la imagen que se ofrece al exterior es de que la situación en España es muy grave, no vamos a poder visitar ni siquiera países más cercanos, pues los propios clientes muestran sus reticencias a recibir personal procedente nuestro país, para evitar posibles contagios”.

Además, indican “nuestra actividad no es únicamente comercial, también tiene un importante componente técnico y de asistencia personalizada que en estos momentos no estamos pudiendo llevar a cabo pues hay zonas como India, Marruecos y muchos países de Suramérica a las que es imposible desplazarse”.

Por todo ello, desde Anffecc instan nuevamente al Gobierno central a “apoyar a los sectores industriales exportadores, como el nuestro, adoptando medidas que garanticen poder mantener la actividad y el empleo”. En este sentido, manifiestan su rechazo a la subida de impuestos propuesta hoy por el Ejecutivo: “Este no es momento para subir impuestos ni a las empresas ni a los trabajadores. De hecho, en otros países europeos se están introduciendo medidas incentivadoras de la economía y de reducción de la presión fiscal, en lugar de penalizar a la población con nuevas cargas impositivas”. 

Por último, confían en que las nuevas restricciones de movilidad “no entorpezcan la producción y se pueda seguir trabajando respetando todas las medidas de seguridad e higiene, y los protocolos activados desde el inicio de la pandemia, que han resultado ser muy efectivos en el sector”.

Noticias relacionadas

next