X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Europa mete prisa a PortCastelló: en noviembre de 2021 debe acabar la obra ferroviaria interna

10/10/2019 - 

CASTELLÓ. La Comisión Europea añade presión a la Autoridad Portuaria de Castellón: si quiere cobrar la totalidad de los 3,7 millones que prevé aportarle para construir la red ferroviaria interna (unos fondos que acaba de aprobar provisionalmente remitirle), ha de concluir esta obra en noviembre de 2021. 

Este es el calendario de implementación que el Ejecutivo comunitario recoge para materializar estas obras, según consta en su Propuesta de selección de proyectos que se beneficiarán de los fondos europeos, lanzada el pasado mes de septiembre. De hecho, según el calendario de la Comisión Europea, las obras deberían comenzar el próximo mes de enero, algo que difícilmente podrá cumplir PortCastelló, ya que todavía no ha podido licitar estas obras. 

Tras ello, la Comisión establece 23 meses para materializar los trabajos y el proyecto constructivo establece un plazo de materialización de año y medio. El margen no es muy ancho. De todas formas, la premura que exhibe Europa no preocupa al presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón, Francisco Toledo, quien señala que la fecha de finalización "no es restrictiva" y, en todo caso, si en noviembre de 2021 no han acabado las obras "siempre podremos pedir una ampliación de los plazos". 

A pesar de ello no se debería menospreciar el calendario propuesto por el Ejecutivo comunitario, dado que la financiación europea, hasta ahora solo es "recomendada", como puede comprobarse en la documentación del Mecanismo Conectar Europa (CEF, en sus siglas en inglés), y vigilará la ejecución de los trabajos para remitir finalmente el dinero. 

Este es el modo habitual de trabajo de la Comisión, que destaca en su propuesta de adjudicación los puntos fuertes y las debilidades del proyecto castellonense. Entre las fortalezas, remarca que la acción se enmarca en las redes transeuropeas europeas (TEN-T) y enlaza con sus "objetivos": la reducción del transporte por carretera en beneficio del ferrocarril. 

No en vano, el proyecto del Grau busca la conexión con el Corredor Mediterráneo a través de un "proyecto global", en el que se enmarca también el acceso sur en tren y la estación intermodal futuros, como recoge la propuesta de la Comisión. Asimismo, el propio Toledo destaca el hecho de que el Ejecutivo comunitario reconozca "que lo que hacemos entra en la estrategia Conectar Europa". 

Una obra queda fuera de la financiación

Entre las debilidades, la Comisión cita precisamente este punto: que el proyecto global "todavía no ha sido aprobado totalmente". Asimismo, apunta que las futuras infraestructuras "no generarán suficientes ingresos"; es decir, que el retorno de su inversión no está claramente demostrado. 

En su evaluación, el Ejecutivo comunitario también especifica que ha desestimado una de las tareas para las que la Autoridad Portuaria de Castellón había pedido financiación, pero no especifica de qué actuación se trata. Sobre la otra, la que sí ha obtenido 3,7 millones, apunta además que su ejecución "necesita ser verificada". En el caso de obtener todos los fondos, la financiación europea llegará a ser del 20% del presupuesto base de licitación de la obra, que es de 18,66 millones de euros. 

Nueva autorización requerida

En cuanto al inicio de las obras, Toledo lamenta que, a medida que PortCastelló va superando trámites administrativos para acercarse a la licitación, "aparecen nuevos obstáculos" burocráticos. Así, una vez obtuvo la certificación por parte de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, tuvo que solicitar este mismo paso a su homóloga europea. Con el añadido de que esta no ha respondido al documento. 

Dado que el silencio administrativo se considera como una autorización, el puerto ha superado también este trámite, pero ahora se ha encontrado con uno nuevo: desde febrero, señala Toledo, "un decreto establece que todo lo que tenga que ver con el agua marina debe incluir un informe y su aprobación por parte del Ministerio de Medio Ambiente sobre la afección a la estrategia marina". 

Así, afirma el presidente de los muelles castellonenses, PortCastelló ha redactado ya este informe de la flora y fauna marina interna del puerto y el martes pasado "firmé la remisión al Ministerio para que nos dé la autorización". En cuanto la tenga, "licitaremos las obras", apunta Toledo. Tras ello se abrirá el periodo de presentación de ofertas, valoración y adjudicación, con lo que todavía faltan varios meses para el inicio de unos trabajos que prevén la dotación ferroviaria en la dársena sur y su conexión con la red del norte a través de un puente. 

Noticias relacionadas

next