Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ENTREVISTA

Fernando Navarro (Podem): "Estoy dispuesto a encabezar la candidatura de la confluencia"

3/12/2018 - 

CASTELLÓN. Podem Castelló ha culminado hace unos días su proceso de primarias con la ratificación del secretario general, Fernando Navarro, como cabeza de lista a las elecciones municipales. No obstante, el partido está inmerso en la negociación con Esquerra Unida (EU) y Castelló en Moviment (CSeM) para una confluencia electoral, por lo que el alcaldable en esa lista está aún por determinar. Navarro muestra su predisposición a encabezar la candidatura y, por tanto, a disputarse el liderazgo con los referentes de las otras fuerzas. A pesar de su juventud -nació en 1993-, asegura que, junto a su equipo, tiene mucho que aportar a la política municipal. Analiza, para Castellón Plaza, los retos de la que será la primera candidatura de Podemos en la capital de la Plana.

- Ha sido ratificado en las primarias como candidato de Podem a la alcaldía de Castellón, ¿cuál es su proyecto y cómo es el equipo que le acompaña?
- Estamos muy contentos de la participación de casi 200 personas en las primarias. Hemos subido casi 40 votos respecto al proceso de renovación de los órganos municipales del mes de junio, y en ese sentido demostramos que Podemos en Castellón está vivo. Debe jugar un papel central, no solo en la próxima legislatura sino a largo plazo. Las ciudades se deben convertir en trincheras de derechos sociales, frente a un modelo de la época previa al boom que estaba concebido como un tablero de Monopoly para especular.  Hay que poner en el centro los derechos y las personas, el derecho a la vivienda, ofrecer oportunidades a los jóvenes y un modelo urbanístico más verde y sostenible. Y para ello, tenemos un equipo intergeneracional, con mucha gente joven porque es importante que tengan un papel protagonista en la política y en la construcción de nuestras ciudades, pero también gente de diferentes edades y sectores, un equipo con mucha capacidad política para desempeñar un papel muy importante en el próximo gobierno municipal.

- La semana pasada se celebró la primera reunión a tres bandas para la confluencia electoral, ¿qué expectativas baraja a día de hoy?
- Estoy ilusionado porque en Podemos tenemos un proyecto de ciudad para Castellón muy ambicioso y realista y pensamos que vamos a poder armar una candidatura muy potente en la que vamos a intentar que participen otros actores políticos. Es verdad que las negociaciones, como casi siempre en política, están costando, pero desde la confianza en que Podemos debe jugar un papel central en esa candidatura, y con generosidad y la mano tendida, pensamos que en breve las negociaciones culminarán en un pacto exitoso que no solo sea una suma de actores, sino una multiplicación y que estemos en disposición de mejorar los resultados de 2015.

- ¿Podem Castelló está dispuesto a concurrir en primarias conjuntas?
- Es uno de los elementos que está en discusión. Lo que hemos dicho desde el principio es que entendemos que Podemos tiene que ocupar un papel central en esa candidatura, que es la primera vez que nos presentamos a unas elecciones municipales y que somos la tercera fuerza política del país en estos momentos, algo que se tiene que traducir en esa candidatura. Los mecanismos decisivos o cómo sea la resolución final será un proceso de negociación y, por tanto, ahora mismo todas las opciones están abiertas.   

- ¿Se puede garantizar la presencia en la lista de todos los actores con las primarias conjuntas y abiertas?
- Se podría explorar alguna vía, pero nuestra reivindicación es que esa candidatura sea plural. Hay dos actores que reivindican las primarias conjuntas y habrá que cruzar esas dos ideas y ver cuál es la forma de llegar a un punto de acuerdo entre todos.

- ¿La disputa entre los dos colectivos de EU en Castellón no complica el consenso?
- Todo lo que sea incertidumbre y ruido mediático complica las negociaciones, pero nosotros a nivel estatal tenemos un acuerdo federal con Izquierda Unida dentro del marco Unidos Podemos, y tenemos que trabajar en esa misma dirección.

   

- Las negociaciones siguen en marcha y aún debe definirse cómo elaborar la lista, pero ¿piensa pugnar por ser el candidato a la alcaldía por la confluencia?
- Sí, por supuesto. Hemos concretado un proceso de primarias en el que la militancia de Podem Castelló me ha ratificado como candidato a la alcaldía de mi formación. Desde Podemos, en 2019 a diferencia de 2015, estamos preparados para poner sobre la mesa un proyecto de ciudad para Castellón ambicioso, de futuro, que ofrezca oportunidades a nuestra gente joven y que cambie ese modelo de ciudad, y yo estoy dispuesto a encabezar la candidatura. Espero que sea plural y se incorporen otros actores, pero, por supuesto, con Podemos en un papel central y, en mi caso, con toda la predisposición para ser el candidato a la alcaldía de esa papeleta.

- ¿Qué aporta Podemos a la candidatura de la confluencia que se está gestando?
- Una respuesta a los retos de Castellón y el apoyo a ese cambio municipalista desde una estructura que bebe de muchísimos concejales en toda España y en todo el País Valencià. Aporta el conocimiento colectivo de gente como Enric Pla o María Oliver, y desde Podem Castelló, una mirada más joven, más transversal y de futuro para la ciudad.

- Una de las cuestiones que hay sobre la mesa es el funcionamiento del grupo municipal que emanaría del acuerdo electoral, ¿qué propone Podem Castelló?
- Debemos tener un funcionamiento que parta desde el reconocimiento mutuo de todos los actores, que tenga mecanismos de respeto de la pluralidad, pero de garantía de la cohesión del grupo municipal. Además, debe ser eficiente a la hora de tomar decisiones que si, como entendemos, se dan desde el gobierno municipal, pueden ser determinantes. Esos son los tres elementos que hay que estudiar cómo se resuelven: eficiencia, pluralidad y cohesión. Hay que ver cómo se concretan en un reglamento del grupo.

- ¿Cree que la forma de funcionar de CSeM, que somete sus decisiones a la asamblea, es un mecanismo eficiente?
- El asamblearismo municipalista es una experiencia de la que tenemos que aprender, también los partidos políticos, y por eso queremos confluir con Castelló en Moviment, tienen mucho que aportar a esa candidatura. Pero es verdad que en el momento en que CSeM no sea actor único de la ecuación, habrá que ver cómo se institucionaliza la relación, sobre todo para mantener la pluralidad y la cohesión ante distintas sensibilidades que, aunque sean mínimas en el programa político, sí que se pueden dar durante la legislatura.

- ¿Cómo valora el trabajo que ha hecho CSeM, teniendo en cuenta, además, que hasta hace poco era asesor de comunicación del grupo municipal?
- Me sigo considerando militante de Castelló en Moviment. Ahora tengo una responsabilidad orgánica mayor dentro de Podemos, pero eso no significa que me quiera desvincular, ni mucho menos. La posición de CSeM es novedosa en la política municipal en Castellón, porque no es ni oposición clásica ni gobierno, sino el actor que marca el rumbo del Ejecutivo local. En ese sentido, creo que en asuntos muy importantes como la política de vivienda, que es uno de los grandes retos de la ciudad y en el que el gobierno ha hecho aguas, así como en las políticas medioambientales y de empleo, CSeM ha tenido la capacidad de marcarle el rumbo al gobierno municipal y eso es algo positivo… lo cual no significa que no haya habido diferencias de matices sobre decisiones puntuales.   

- ¿Cree que se equivocó CSeM al no entrar a gobernar?
- No, no nos equivocamos. Estábamos en un momento en el que hubo una irrupción de una movilización social y electoral muy poderosa que se materializó en Podemos y también en CSeM y el resto de candidaturas municipalistas y teníamos un proceso de aprendizaje y crecimiento natural que suponía, primero, conocer las instituciones, porque prácticamente no había perfiles con experiencia previa. Una vez ya hemos obtenido esa experiencia estamos en una mayor disposición de entrar a gobernar, de saber qué se puede hacer, cuáles son los límites, las dificultades, los ámbitos clave del ayuntamiento que tenemos que tratar de disputar. Pero, para aquel momento, fue la decisión acertada.

- Entonces, en 2019, si se dan condiciones similares a las de 2015, sí que formarían parte del equipo de gobierno…
- Sí, nuestro espacio político es el de la izquierda regeneradora, ahora tenemos el reto de, además de ser una fuerza impugnadora, demostrar que somos una fuerza con capacidad de gobierno. El reto ahora es asumir tareas de gobierno en la próxima legislatura y demostrar que somos capaces de hacerlo mejor que nadie.

   

- ¿Cómo valora la gestión del Ejecutivo local de PSPV y Compromís durante este mandato?
- Después de veinte años de gobiernos del PP, ha habido un cambio en las formas y en el tono, y ya es de agradecer. Se ha reducido la distancia entre representantes y representados en Castellón, ya no tenemos esa concepción de que el alcalde es una persona que vive muy alejado de su ciudadanía, lo cual es una primera victoria. Pero creo que el cambio político que se abrió en 2015 no es una cuestión solo de formas y de tono, sino que la ciudadanía de Castellón nos exige un modelo de ciudad distinto, y ese modelo no se ha consolidado lo suficiente en decisiones muy importantes que se deberían haber tomado en esta legislatura, en especial en todo lo referente a la política de vivienda, el proceso participativo en el nuevo Plan General, el diseño de un nuevo modelo productivo centrado en la innovación y en la sostenibilidad o el urbanismo verde. En ese sentido, sí que se ha echado en falta cierta valentía por parte del equipo de gobierno a la hora de tomar decisiones clave que, creo, con una entrada de Podemos y de nuestras fuerzas aliadas en el equipo de gobierno a partir de 2019 puede cambiar. Para ello trabajamos.

- Recientemente Podem Castelló se reunió con Compromís, pero la coalición no tiene intención de participar en la confluencia ¿está descartado el acuerdo a nivel municipal? Porque a nivel autonómico, Rubén Martínez Dalmau ha dicho que aún hay posibilidad…
- En septiembre trasladamos la predisposición a la ejecutiva local de Compromís de trabajar para construir una candidatura con ellos que sumase Castellón a la ola de ciudades del cambio de todo el país, y nuestra predisposición era sincera. Efectivamente, la semana pasada tuvimos una reunión con representantes de esa ejecutiva donde ellos descartaban esta opción y apostaban por concurrir de nuevo como Compromís. Nosotros respetamos las decisiones de todos los partidos y, obviamente, nuestra predisposición para cooperar con Compromís a partir de las elecciones en un nuevo gobierno municipal es plena y completa.

- ¿Qué opina de la situación política en la que se encuentra ahora la vicealcaldesa y edil de Compromís, Ali Brancal?
- Por un lado, la situación responde a una estrategia mafiosa y de control corporativo de las instituciones por parte del PP, que piensa que son el patio trasero de su casa y trata de lanzar querellas contra muchísimos cargos públicos para intentar hacer ver a la ciudadanía que todos somos iguales. Yo creo que no les va a salir bien, la ciudadanía sabe perfectamente lo que es el PP y que está a años luz en índices de corrupción del resto de partidos políticos. Eso hay que dejarlo muy claro. Por otro lado, sin saber exactamente lo que hay judicialmente detrás del caso, creo que si hay un código de buen gobierno, aunque es muy exigente y tal vez se debería replantear, Ali Brancal debería pedirle a la alcaldesa que retire sus delegaciones, concentrarse en demostrar su inocencia y, si el caso se archiva, retomar su actividad de gobierno.

- ¿Si llegara a formar parte del gobierno municipal, cuál sería la primera medida que impulsaría?
- Dentro de todo el proceso del nuevo Plan General, hay una pata que se está quedando fuera y es un reto fundamental para el futuro de la ciudad que restringe el derecho a la vivienda: la burbuja del alquiler. Hace falta planificar la política de vivienda con un plan a medio plazo de forma prioritaria, como están haciendo Barcelona o Valencia.

- ¿Cómo alguien tan joven decide asumir tanta responsabilidad en un partido y afrontar incluso unas elecciones?
- Desde la universidad siempre he sido una persona muy implicada en distintos movimientos sociales en Castellón. Desde el nacimiento de Podemos he estado implicado en distintas posiciones y creo que ha sido una evolución bastante natural. Lo que creo que no es demasiado frecuente es cierto tapón generacional que tenemos la gente joven a la hora de tomar decisiones y responsabilidades en la vida pública y en la vida social, cuando somos un actor fundamental de nuestras ciudades, tanto para el presente como para el futuro.

- Sería el alcaldable más joven que opta a las municipales, ¿cree que la juventud juega a su favor o en su contra?
- Mi juventud es un punto a favor. Soy el candidato de un equipo intergeneracional: hay personas jubiladas, de mediana edad y también mucha gente joven. Es importante que los jóvenes seamos sujetos activos en la política porque hemos sido uno de los colectivos más golpeados por la gestión de la crisis de 2008. Somos una generación, la denominada millennial, a la que han culpado de males que no hemos provocado nosotros mismos, y para dar respuesta a esa precariedad o a esas condiciones de exilio, es importante no solo que deleguemos responsabilidades en otros, sino que asumamos un papel principal en la política.

- Ha dejado CSeM y ahora está en Les Corts como asesor de Podem, ¿esta nueva función va a servir para tender puentes entre la dirección autonómica del partido y Castellón?
- Los puentes siempre han estado tendidos, tengo una relación de amistad con Antonio Estañ prácticamente desde el inicio de la legislatura y muchos otros miembros de la dirección autonómica. Esta nueva etapa a nivel personal nos puede servir para fortalecer la presencia de Podemos en la ciudad y prepararnos para una campaña electoral muy intensa, que resulta decisiva porque es la primera que desarrollamos a nivel municipal. Así que, en ese sentido, me hace mucha ilusión esta nueva etapa.

Noticias relacionadas

next