Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

benicàssim

Grupo La Guindilla inicia otra fase en Playachica y ya baraja nuevos proyectos para el Eurosol

19/01/2020 - 

CASTELLÓ. Grupo La Guindilla ya acomete la ampliación de Playachica, en Benicàssim. Tras inaugurar el año pasado Habanero, el grupo gastronómico liderado por José Romero acaba de iniciar el derribo de una de las villas ubicadas en la parte superior de Playachica para emprender la segunda fase de las obras, que conformarán un nuevo espacio gastronómico "en junio", augura. 

Romero emprende esta nueva aventura con los mismos compañeros que le secundan en la gestión de Playachica, pero el espacio será diferente. El nombre, que todavía no está definido, estará relacionado con el ambiente y la cocina que se ofrecerá en los 1.500 metros cuadrados del nuevo espacio. Y esta será una fusión "de cocina asiática, peruana y mediterránea".

La mayoría serán "platos fríos", destaca el empresario, y contarán "con una presentación especial". Esto también se dejará ver en la estética del local. Y es que la mayor parte de este nuevo espacio estará ocupada por "una palapa" al estilo de las construcciones "de Bali, o Maldivas". Es decir, constará de un techo, elaborado con material vegetal -"junco africano", detalla Romero- y no habrá paredes. 

Estas condiciones limitarán, como es lógico, la apertura del local, que ofrecerá sus servicios aproximadamente durante seis meses, cuando la climatología es más benigna. 

Para materializar todo ello el grupo acomete "una inversión importante, pero menor que la de Playachica". Esto se ha comenzado a plasmar ya en el derribo de una de las dos villas que ocupa el espacio, la más cercana al Eurosol. La otra quedará en pie para albergar "la cocina, los aseos y un comedor privado con vistas al mar".

Revitalización de la zona

De esta panorámica también se disfrutará desde el resto del recinto, en cuyo centro se ubicará "una barra para cócteles". Eso sí, Romero remarca que el proyecto tiene como seña de identidad "el respeto a los vecinos", así como continuar con "la revitalización de la zona". 

Y, para continuar por este camino, este emprendedor castellonense asegura que ya está barajando nuevos proyectos en la zona: "Hay más cosas para acometer en el futuro; seguramente Grupo La Guindilla crecerá en el Eurosol". 

(Fotos: Antonio Pradas)

Noticias relacionadas

next