X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

las patronales valenciana y catalana barajan la fecha del 5 de noviembre

La CEV y Foment del Treball se citan en Benicarló con el clima de inestabilidad y el 10N de trasfondo

17/10/2019 - 

CASTELLÓ. Las patronales valenciana y catalana, representadas por la Confederación Empresarial de la Comunitat (CEV) y Foment del Treball, se han citado a primeros de noviembre en un encuentro bilateral en la localidad castellonense de Benicarló con el propósito de aunar criterios en el marco de la actual situación política y tomar en consideración los efectos de una escalada de la inestabilidad en Cataluña pueda repercutir a los intereses comunes de ambas comunidades vecinas. Sobre la mesa, cuya agenda no está cerrada, también se prevé que se puedan tratar aspectos que tienen que ver con el ritmo de las obras del Corredor Mediterráneo y aquellas cuestiones que, en materia de infraestructuras, son de interés para ambos territorios, según señalan fuentes internas de la CEV.

La fecha de la reunión, que en principio está fijada para el día 5 de noviembre, según confirmaron fuentes oficiales de la patronal valenciana, aún puede modificarse por la proximidad de la jornada electoral del 10N o por el curso de los acontecimientos que se vienen dando en Cataluña, de ahí que la agenda permanezca aún abierta. El encuentro, pese a los flecos que aún arrastra en lo que concierne a organización, ha despertado gran interés por parte de otras confederaciones, como es el caso de la aragonesa, abierta a participar en este cónclave empresarial a celebrar en Benicarló.

Sin embargo, otras voces internas de la patronal señalan la idoneidad de esta fecha ya que permitiría dar mayor visibilidad a los problemas que más preocupan actualmente al empresariado, como son las consecuencias que están ocasionando los continuos cortes de carretera o el temor a que se repita un nuevo éxodo de empresas de Cataluña debido al actual clima de inestabilidad, lo que provocó en 2017 -con el pretendido referéndum del 1-O- un traslado masivo de sociedades catalanas a las comunidades madrileñas y valencianas, especialmente.

Encuentro en Castelló

Por otro lado, los miembros de la junta provincial de CEV se han reunido esta semana en Castelló en una comida, dentro de los encuentros habituales que la confederación suele realizar de manera periódica. Con la asistencia de algo menos de la mitad de los vocales y encabezados por su presidente, Sebastián Pla, la reunión sirvió para repasar algunas de las cuestiones que más preocupan al tenido empresarial castellonense, como es el asunto del gas en la industria del azulejo, la actual incertidumbre política, la reivindicación de infraestructuras básicas para incrementar la competitividad de las empresas o las relaciones internas en el marco de la CEOE y el balance de la reciente reunión mantenida en Madrid por los principales representantes del clúster cerámico castellonense y el presidente de la patronal española, Antonio Garamendi.

A este encuentro, comida celebrada este pasado martes, acudieron Vicente Nomdedeu, presidente de Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer); Gloria Serra, presidenta de NDCS Networking Directivas Castellón; Enrique Gimeno, presidente de Sociedad de Fomento Agrícola Castellonense S.A (FACSA); Fernando Alfonso, de la Asociación Provincial de Empresas de la Construcción (APECC); Juan Vicente Bono, de la Asociación Española de Fabricantes Maquinaria y Bienes de Equipo para la Industria Cerámica (Asebec); Carmelo Martínez, de la Asociación Empresarial Castellonense de Transporte de Mercancías (ACTM); y Salvador Serrano, secretario técnico CEV-Castellón, entre otros representantes del tejido empresarial de la provincia.

Noticias relacionadas

next