Hoy es 29 de enero y se habla de

La cogeneración premia a Pamesa por su defensa mientras alerta de una caída del 30%

25/11/2022 - 

CASTELLÓ/MADRID (CP/EFE). Fernando Roig, presidente del Grupo Pamesa, ha recogido este viernes en Madrid el galardón Cogenerador de Honor 2022 que otorga la asociación Acogen. El motivo es "su firme defensa pública de los valores y contribuciones de la cogeneración en un año especialmente difícil para esta tecnología y sus industrias asociadas", tal y como ha informado la entidad en un comunicado.

No en vano, "su mensaje como empresario industrial que ha apostado por la cogeneración para la generación de electricidad y calor destinada a los procesos de fabricación de sus productos, fue decisivo para llamar la atención de los reguladores y de la opinión pública. Sus declaraciones a favor de esta tecnología por su eficiencia medioambiental y económica y su alegato por una transición energética justa para la industria, ayudaron a difundir el mensaje de la grave situación de la cogeneración y a atraer apoyos institucionales", remarca la asociación empresarial del ramo.

Durante el acto, además de a Roig se entregó otro galardón Cogenerador de Honor 2022, que recayó sobre Miguel Manrique de Lara, a quien Acogen le reconoce su contribución a lo largo de 20 años en el IDAE -Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía-, como jefe del departamento de Transformación de la Energía, "por su apoyo y consideración para el mantenimiento y evolución del sector en España".

Caída del 30% en la producción

En su asamblea anual, el director general de la Asociación Española de Cogeneración, Javier Rodríguez, ha remarcado además la previsión de que la actividad cierre este 2022 con una caída de producción del 30% respecto al ejercicio anterior, en un año "frenético" marcado por acontecimientos "en contra de los cogeneradores".


En el último boletín de Acogen publicado este viernes, Rodríguez confía en que el Gobierno "haya tomado buena nota de que desproteger a la cogeneración es matar industria" y reclama que las medidas anunciadas -la potenciación del régimen retributivo- se promulguen "con celeridad y sean efectivas. A pesar de que, como "muestra de habitual empatía" con el Ejecutivo, reconoce "lo complejo de gestionar esta crisis energética", insiste en preguntarse "por qué el Gobierno no ha actuado con celeridad y acierto para evitar el colapso".

Un 82% de los acogidos al tope al gas vuelve a su régimen

En la asamblea anual la cogeneración ha reclamado un marco retributivo flexible y estable para 2023. En este sentido, Acogen ha puesto en valor la importancia de este marco para garantizar la seguridad de suministro y la estabilidad del sistema eléctrico nacional, que se vio tensionado por la parada del 75% de estas plantas en el segundo semestre. Por ello, Acogen ha defendido que se conozca este marco para poder producir con certeza y en seguridad jurídica o, de lo contrario, se verán "obligados a parar o entrar en el topado" si las condiciones no les permiten cubrir costes. 

El pasado 20 de septiembre, el Gobierno dio luz verde a que las instalaciones de cogeneración quedaran cubiertas de manera temporal por el conocido como tope al gas, tal y como venía reclamando el sector. Esta medida afecta a unas 600 instalaciones que suman el 20% del consumo de gas en España y aportan el 20% del producto interior bruto (PIB) industrial.


De acuerdo con el reciente boletín, un 82% de la potencia de cogeneración que se acogió en octubre al mecanismo ibérico que limita el precio del gas para generación eléctrica ha vuelto a su régimen retributivo en noviembre después del "acusado descenso" del precio del Mercado Ibérico del Gas (Mibgas).

La renuncia de las plantas de cogeneración a su régimen retributivo actual podrá producirse en cualquier momento mientras siga en vigor el mecanismo ibérico, que se aplica desde el pasado 15 de junio por un periodo de un año.

A finales de octubre, la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, anunció que el 56% de la cogeneración instalada en España ya había renunciado temporalmente a su retribución regulada para acogerse al tope al gas.

Noticias relacionadas

next