X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

informe de situación de la campaña citrícola de la conselleria de agricultura

La falta de fruta duplica el precio de la clemenules pero las naranjas no logran aumentar su cotización

23/02/2020 - 

CASTELLÓ. La producción va íntimamente ligada a los precios. Esta máxima capitalista se repite, en ocasiones matemáticamente, en el sector citrícola. Y en la campaña en curso hay un ejemplo muy claro. Según el informe de situación de la campaña elaborado por la Conselleria de Agricultura recientemente, los mayores incrementos de precio se han dado entre las clementinas, que han sufrido un descenso mayor en su tonelaje; mientras las naranjas no han incrementado apenas su precio respecto a hace dos campañas, cuando hubo una producción similar a la actual. Por su parte, las mandarinas con royalties siguen funcionando de manera independiente. 

De esta manera, variedades como la clemenules y la clemenvilla han disparado sus cotizaciones respecto a la temporada pasada... y también sobre la anterior. Los últimos precios de la clemenules muestran incrementos de 20 céntimos el kilo en comparación con el año pasado y 10 céntimos "mayores que en la campaña 2017/2018", apunta el documento, algo que además queda reflejado en las dos gráficas inferiores referentes a Castellón, donde es la variedad reina, y Valencia. 

En cuanto a la clemenvilla, y también referente a estas dos provincias, las cotizaciones "fueron superiores a las de las dos campañas previas, en torno a unos 0,18 €/kg en árbol más que en el mismo mes de la campaña anterior y unos 0,11 €/kg más que en la campaña 2017/2018". Sin duda, esto tiene buena razón de ser en la caída de la producción, mucho más acusada en la fruta pequeña, donde "hay claramente un descenso tanto en la primera parte de la campaña como en la segunda", apunta el informe en sus primeras páginas. 

Pérdida de 1.100 hectáreas

Junto a los diferentes factores para la reducción de la producción, como la vecería, el hecho de que en la campaña pasada no se recolectase buena parte de la fruta -en el momento de realizar el aforo los técnicos de la Conselleria visitaron "campos con valencias late en el árbol", señala el documento- o una floración menor a lo habitual, hay otras causas que también ayudan a explicar la caída en el tonelaje. 

Una de ellas es la pérdida de 1.100 hectáreas de cultivo, "debido principalmente a la reducción del cultivo de mandarino en Castellón y Valencia". En esta familia de cítricos se agrupa, precisamente, la clemenules, así como otras clementinas, lo que también ayuda a explicar el incremento de su precio. 

Todas estas causas unidas han llevado, como señala el informe, a que la campaña actual sea "la de menor cantidad de fruta de los últimos 30 años"

Las naranjas, precios y kilos similares a hace dos años

En cambio, en lo que se refiere a las naranjas las cotizaciones, aunque están por encima de las de la campaña pasada, son muy similares, e incluso en algún caso están por debajo de las de hace dos años. Una de las variedades que mejor funcionamiento ha tenido es la navel lane late, que aún así repite las cotizaciones de la temporada 2017/2018 en la provincia de Valencia y suma apenas 3 céntimos por kilo en la de Alicante. En cuanto a la navelina, en Valencia ha sumado 5 céntimos por kilo respecto a hace doce meses y ha caído en 2 céntimos respecto al ejercicio precedente. 

No en vano, en lo que se refiere a la fruta grande, "el volumen de esta primera parte de la campaña es prácticamente igual al de hace dos años, siendo claramente inferior en la segunda parte de la campaña". Con ello, los precios deberían remontar en lo que resta de temporada. 

La exportación suma un 11% de valor en tres meses

Este incremento de precios en la primera parte de la campaña, dominada como siempre por las clementinas, se ha visto reflejado en las exportaciones. El informe del departamento que dirige Mireia Mollà señala que, de septiembre a noviembre (últimos datos disponibles en el momento de realizar el estudio), los envíos desde la Comunitat "experimentaron un aumento del 11,3% del valor con respecto a la campaña precedente". En esos tres meses se exportaron desde el territorio valenciano 386.827 toneladas de mandarinas (-3,2%) por valor de 370,6 millones de euros; 166.095 toneladas de naranjas (+24,6%), por 119,8 millones; 42.918 toneladas de limones (+22,6%, 50,1 millones); y 5.435 toneladas de pomelos (+61,4%), que supusieron 5,6 millones de euros.

Así las cosas, todos estos tipos de cítricos aumentaron su valor de exportación respecto a la pasada campaña y todos, excepto las clementinas, incrementaron su tonelaje enviado, lo que guarda una íntima relación con el aumento de los precios. Eso sí, si se comparan los datos respecto a hace dos años, el valor de las exportaciones cae un 6% y el volumen un 6,6%

Las variedades con royalties, ligeramente al alza

En estas cifras de exportación también se encuadran las variedades de mandarinas con royalties. Pero los elevados precios a los que siempre se cotizan estas frutas hace que las diferencias respecto a hace dos años no sean muy grandes. Según el informe de la Conselleria, tanto la nadorcott como la tango han llegado a pagarse por encima de los 0,80 euros por kilo en las provincias de Valencia y Alicante, lo que supone aproximadamente 20 céntimos más que en la pasada campaña. Pero las diferencias con los precios de hace dos años son menos significativas: +0,07 €/Kg en la provincia de Valencia, mientras en Alicante incluso han descendido en dos céntimos. 

El mayor incremento lo ha registrado la mandarina híbrida orri, con precios incluso por encima de un euro por kilo en el territorio castellonense. Este aumento supone unos 35 céntimos respecto a la campaña anterior, algo que también se ha producido en la provincia de Valencia, donde los precios totales son ligeramente más bajos. Esta variedad, de la que se ha adelantado la recolección, "un mes en relación a la campaña previa", señala el informe, no parece así tener techo.  

También han crecido las cotizaciones del limón, que en enero se ha cotizado a 0,40 euros por kilo en árbol, "quedando lejos de los 0,20 de la pasada campaña", concluye a este respecto el informe autonómico. 

next