Hoy es 13 de julio

La fotovoltaica sube la apuesta: EnerHi recuperará el doble de tierras de cultivo de las que ubique placas 

29/11/2022 - 

CASTELLÓ. La tramitación de proyectos fotovoltaicos está siendo en los últimos tiempos, sin duda, uno de los grandes quebraderos de cabeza para sus promotores... y también para las administraciones implicadas, que además exhiben sus diferencias respecto a los mismos. De ahí que las empresas vayan ideando fórmulas con las que superar estas reticencias. 

Un ejemplo está en la compañía EnerHi, que promueve en la provincia de Castellón 15 proyectos que, de plasmarse en su totalidad, conllevarían una inversión de unos 1.300 millones de euros. La firma, que tiene entre sus accionistas y como director general al borriolense Antoni Llorens, ha propuesto a los municipios en que prevé implantarse la posibilidad de volver a habilitar como terreno de cultivo "el doble del espacio que utilicemos para la planta" en cuestión. 

Más de 450 hectáreas solo en Segorbe

Esto podría llegar a ser especialmente importante en zonas como las afectadas por el reciente incendio de Bejís, donde parte de las zonas calcinadas son antiguos cultivos abandonados que se han convertido en suelo forestal. Por ejemplo, en el término municipal de Segorbe Llorens calcula que son 3.000 las hectáreas agrícolas fuera de uso. En virtud de esta intención de "volver a poner en producción" el doble del suelo en que finalmente ubiquen placas solares, solo una de las plantas que promueve EnerHi, Valentia Edetanotum FV8, conllevaría recuperar más de 450 hectáreas de suelo agrícola segorbino, ya que este parque prevé ocupar 225 Has del término municipal. 

Las ubicaciones de Valentia Edetanotum FV8

Dividido en dos zonas, Valentia Edetanotum FV8 prevé construir 2.911 estructuras en las que instalar las placas solares de los terrenos de Segorbe. No en vano, plantea ubicar en esta localidad 110 megavatios de los 210 de potencia nominal (y también pico) que promueve. Para ello ya ha firmado incluso un convenio con el Ayuntamiento segorbino, señala Llorens. 

El resto de las instalaciones se dividirían entre Nules, que albergaría prácticamente todo el resto (2.485 estructuras), y Moncofa, con otras 161. Entre ambas sumarían los otros 100 MW de potencia con que se está tramitando el parque. 

170 millones de inversión y medio millón de placas

En total, Valentia Edetanotum prevé la ubicación de 466.648 placas solares, de las cuales más de la mitad se repartirían por terrenos de Segorbe y el resto entre Nules (la mayoría de las restantes) y Moncofa. Se trata, sin duda, de un gran proyecto, el mayor de los que hasta ahora se han dado a conocer en la provincia de Castellón, superior incluso a otros, como Magda, que han alzado controversia.  

De ahí que todos sus números sean elevados. Por ejemplo la inversión, que Llorens cifra en 170 millones de euros, aunque la documentación remitida al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico recoge un montante de 141 millones. En cuanto al empleo, para su construcción, que se produciría "en algo menos de un año", se necesitarían "entre 350 y 400 personas", apunta el promotor. Una vez puesta en marcha, para su mantenimiento durante su vida útil (al menos 30 años) serían necesarias "más o menos 30 personas". 

Y ello por no hablar de los ingresos municipales. Solo en Segorbe, por el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO) y el cambio del uso del suelo se estima un ingreso para el Ayuntamiento de 3,3 millones, a los que hay que sumar unos 273.000 euros al año en virtud del impuesto de bienes inmuebles (IBI) y el de actividades económicas (IAE). 

Electricidad para más de 120.000 hogares

En cuanto a su capacidad de producción, también es destacable, dado que podría llegar a ser de 396 millones de kilowatios/hora anuales. Con ello podría llegar a suministrar electricidad a 121.164 viviendas, según consta en la documentación presentada al ministerio. Gracias a esto, en sus 30 años de vida útil, reduciría las emisiones en casi 271 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2).

Para evacuar toda esta electricidad se deberían construir dos subestaciones transformadoras (en cada una de las dos zonas de producción) y otra evacuadora en la Vall d'Uixó, así como lanzar tres líneas eléctricas que sumarían algo más de 25 kilómetros de tendido. 

Inversiones locales para agilizar plazos

En esta situación, actualmente EnerHi tramita el proyecto, que ha expuesto al público, con el objetivo de obtener la autorización administrativa y la aprobación de la declaración de impacto ambiental. Asimismo, para tratar de sortear las hipotéticas reticencias locales plantea diferentes inversiones en los municipios, al estilo de otras iniciativas sociales que ya ha anunciado. Por ejemplo, el convenio con el Ayuntamiento de Segorbe prevé la inversión de casi 110.000 euros anuales en actuaciones de interés social y ambiental y otros 50.000 (ambos revisables en base al IPC) para la mejora de caminos. 

Y es que a la compañía -que ha evidenciado en repetidas ocasiones la necesidad de acercar las zonas de generación eléctrica a las de consumo, lo que haría innecesaria la línea de muy alta tensión Morella-la Plana- le urge acortar plazos. Si "entre abril y junio del año que viene" Valentia Edetanotum FV8 no ha obtenido la autorización ambiental, "no se podrá ejecutar la planta", concluye Llorens.

Noticias relacionadas

next