Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 26 de septiembre y se habla de

Los fabricantes de maquinaria cerámica esperan que el alza de venta de azulejo relance la inversión

16/06/2020 - 

CASTELLÓ. Las empresas de maquinaria cerámica afrontan, como el resto del clúster azulejero, unos meses de incertidumbre derivados del impacto de la crisis sanitaria del coronavirus. En este sentido, la asamblea general que la patronal Asebec ha celebrado este lunes ha servido para analizar, además de diferentes vías de actuación a futuro, la situación en que se ha instalado el subsector de la maquinaria. No en vano, para las empresas de fabricación e instalación de maquinaria, la covid-19 ha conllevado la suspensión, prácticamente total, de los proyectos de inversión que las industrias azulejeras tenían previsto llevar a cabo. 

Y es que la caída drástica de las ventas de azulejo, y la consiguiente paralización de la producción, motivaron que prácticamente desde el primer momento los fabricantes de revestimiento desistieran de materializar las diferentes inversiones que se habían planteado. En este contexto, muchas de las empresas de maquinaria subsisten estos días gracias a la actividad que se deriva para poner en funcionamiento los proyectos previos al mes de marzo, cuyos trabajos de puesta en marcha se sigue arrastrando. 

En esta situación, las perspectivas para las sociedades integradas en Asebec no son halagüeñas. "Si no cambia la cosa, tendremos un vacío de trabajo en los próximos meses", reconoce el presidente de Asebec, Juan Vicente Bono

Reactivación en junio

Eso sí, a los fabricantes de maquinaria, y también al resto del clúster, se les ha abierto una ventana a la esperanza. Y es que no son pocas las compañías azulejeras que han arrancado el mes de junio con mayores ventas que las del mismo periodo del año pasado. De esta manera, son varias las voces que apuntan a la reactivación en las ventas de azulejos y baldosas en varias compañías relevantes. 

Esto está, como es obvio, también marcado por la paralización de los pedidos en los meses de marzo, abril y mayo, cuando la caída de la demanda superó el 60%, según las estimaciones iniciales de la patronal azulejera Ascer. Ahora, con el alza de pedidos de producto acabado, Bono espera que esto se pueda transmitir al subsector de la maquinaria: "Esperamos que estos síntomas de recuperación de las empresas acaben por repercutir también en la reactivación de los proyectos, porque hay varios previstos para marzo y abril que no han arrancado". 

Noticias relacionadas

next