Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Los hospitales de la provincia ya trabajan con protocolos diferentes en previsión de rebrotes 

9/07/2020 - 

CASTELLÓ. Los hospitales de la provincia ya trabajan en base a diferentes escenarios, en previsión de si se produce un aumento destacado de casos de covid-19 en las próximas semanas, o no. De hecho, en el Hospital General de Castelló se ha distribuido a su personal un documento que abre dos vías de actuación: una, la actual, que sirve de base, y otra "en caso de rebrote". 

La diferencia fundamental entre ambas son las alas del centro sanitario dedicadas a atender a los pacientes de covid-19. Mientras en el primer caso se fijan las áreas 5ºD y 6ºB como las habilitadas para recibir enfermos de Sars-Cov-2, en el segundo caso se irían sumando, sucesivamente, las plantas 5ºC, 5ºB, 4ºB y 1ºD como las susceptibles de recibir pacientes. 

De momento, el documento al que ha tenido acceso Castellón Plaza no prevé la utilización del hospital de campaña. Y es que no sería hasta el supuesto en que el hospital se viese desbordado y no quedase espacio para nuevos enfermos, después de paralizar el resto de actividades sanitarias, cuando se utilizaría el recinto de emergencia habilitado junto al General. 

El virus no determina el ingreso

En caso de rebrote, los rectores del General han pedido a la unidad de gestión de camas que indique si la PCR solicitada se realiza por ser sospechoso de coronavirus o por otra razón (las pruebas se realizan de forma automática a muchos pacientes, por ejemplo como preoperatorio). El objetivo es "no saturar las plantas de sospechosos", apunta el texto. 

De hecho, en la situación actual, la basal, "cada servicio se hará cargo de sus pacientes covid, siendo la patología fundamental la que condiciona la necesidad de hospitalización y no la covid en sí misma la que determine a cargo de qué servicio ingresa el paciente", recoge el documento. A pesar de ello, fuentes sanitarias concretan que las pruebas se realizan en casos con otras dolencias diagnosticadas con el fin de evitar hipotéticos futuros problemas y en la práctica muchos pacientes quedan ingresados en las plantas de la Unidad de Enfermedades Infecciosas, previstas para sospechosos con el fin de evitar un posible contagio. 

Todo ello a pesar de que en el Hospital General a día de hoy tan solo hay un paciente confirmado de covid-19. Pero el objetivo es anticiparse a lo que sucedió a principios de año. De hecho, según ha podido saber este diario, también en el Hospital Provincial se trabaja en la preparación de un protocolo similar. 

Por su parte, fuentes de los hospitales de la Plana y Vinaròs apuntan que estos protocolos no suponen una novedad y ambos centros mantienen activado el método que reserva una planta de hospitalización para pacientes de covid-19 o sospechosos. Asimismo, en Urgencias hay itinerarios diferenciados, tanto en pacientes adultos como pediátricos, mientras realizan pruebas PCR "a todas las personas ingresadas con sospecha clínica, a las mujeres embarazadas y a aquellas que vayan a someterse a intervenciones o técnicas intervencionistas, según marcan los protocolos sanitarios".

Noticias relacionadas

next