Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el ayuntamiento expresa su condena y anuncia una investigación policial

Los vándalos se ceban con el recinto taurino de Vila-real y causan importantes daños

20/10/2020 - 

CASTELLÓ. El Ayuntamiento de Vila-real ha condenado este martes los actos vandálicos ocasionados en el recinto taurino portátil instalado junto al jardín de Jaume I, que han dañado de forma importante la instalación, propiedad de una empresa privada. El alcalde de Vila-real, José Benlloch, se ha mostrado tajante al reprobar estas actitudes incívicas “que alteran la convivencia en nuestra ciudad” y que “han ocasionado un importante perjuicio a una empresa que está desarrollando una actividad legal y autorizada”. Benlloch ha defendido la “libertad de opinión y la sana discrepancia en relación a la celebración de festejos de bou al carrer” pero ha remarcado, a través de un comunicado, que “en una sociedad democrática no caben estos comportamientos y agresiones, que merecen nuestra total condena y repulsa”.

Revisarán las cámaras de vigilancia del entorno

El alcalde ha anunciado que la Policía Local revisará las cámaras de vigilancia de la zona para intentar localizar al autor o autores y “seremos implacables a la hora de perseguir a quienes han atentado de esta manera contra una actividad que es completamente legal y que cuenta con las correspondientes autorizaciones por parte de la Generalitat, administración competente en materia de festejos taurinos”. Los vándalos han realizado pintadas en el exterior del recinto y han provocado otros destrozos como daños en los lavabos químicos y en el grupo electrógeno que suministra electricidad a la instalación.   

Según explica el alcalde, "somos conscientes de que el bou al carrer tiene sus detractores pero nada justifica estas agresiones; se trata de una tradición muy nuestra y de un sector económico que también está sufriendo las consecuencias de la crisis, por lo que el Ayuntamiento de Vila-real mostró desde el primer momento su predisposición a acoger festejos taurinos, siempre cumpliendo con los protocolos por la covid-19 y con las autorizaciones de la Generalitat Valenciana”, concluye Benlloch.

Noticias relacionadas

next