Los exjugadores también señalan a Meriton

18/11/2021 - 

VALÈNCIA. Durante los mayores días de agitación de la temporada pasada y cercanos a la manifestación anti Meriton que se produjo en Valencia, no fueron pocas las voces que demandaron mensajes de antiguas futbolistas emblemáticos del club llamando a la movilización contra la actual propiedad de la entidad.

Dicha demanda popular de implicación es bastante complicada hoy en día debido fundamentalmente a dos factores. El primero de ellos es que la Asociación de futbolistas recibe una sustanciosa cantidad de dinero proveniente de un convenio con el club y hay muchos ex futbolistas que puede llevar hoy día una vida digna gracias a las ayudas de la Asociación. Por tanto, y viendo como se las gastan en Singapur, es evidente que conviene no poner en peligro dicho acuerdo. El segundo motivo es que determinados ex jugadores trabajan en oficinas de representación que tienen, o aspiran a tener negocios con el club y para no perjudicarlos, no deben hacer una crítica pública de una entidad como el Valencia CF. En este último grupo cabría situar a aquellos que se han iniciado en la carrera como técnicos y prefieren no cerrarse las puertas de la casa.

Sin embargo, en los últimos días la deriva del club es tan evidente que algunos ex futbolistas con peso específico en la historia de la entidad ya comienzan a retratar la realidad del club en manos de los actuales gestores.

Primer fue Mario Alberto Kempes. El argentino, que ya fue desposeído del cargo de embajador del club por ser crítico con Peter Lim, reiteró en su reciente estancia en Valencia su visión negativa sobre la gestión del que siempre será su equipo. En declaraciones al programa "90 Minuts" de 99.9 Plaza Radio, "El Matador" manifestó que: "la situación ahora es muy comprometida. El problema aquí es que cada uno quiere hacer la guerra por su cuenta y así va a ser muy difícil desalojar a esta gente. Hace falta gente que venga a trabajar por el Valencia CF. Hace dos años vendieron y regalaron a los mejores jugadores para hacer algo de caja. En lugar de hacer un equipo competitivo, no esperan. Ya veremos que tienen previsto para Gayà y para Soler. Yo los renovaría para intentar hacer un equipo competitivo, pero desarman los equipos antes de armarlos. ¿Cuánto valdría hoy Ferran Torres? Desgraciadamente es lo que hay".

El siguiente mito de la historia valencianista en hablar fue Santi Cañizares. El portero de la mejor épocas deportiva de la historia del club metido ahora en labores de comentarista en la Cadena COPE ya hace años que es muy beligerante con Peter Lim y su gestión. El ex guardameta provocó una importante polémica al ser preguntado en el programa "Deportes COPE Valencia" por si él renovaría su contrato de encontrarse en la tesitura de Soler o de Gayà. En una respuesta absolutamente coherente con sus planteamientos, Cañizares aseguró que: "Yo no. Con todo el respeto y cariño por mi parte al Valencia. Jugué 10 años, apostó por mí, desarrollé los mejores años de mi carrera. Sigo viviendo en València, recibiendo muestras de cariño constantemente cada vez que voy a la calle. Seis de mis siete hijos son valencianos… y te diría que yo no (renovaría). Yo no puedo quedarme. Tengo que mirar por mis intereses y buscar un club que trabaje mejor y donde esté más cómodo y más profesional". Además, y en cuanto a la gestión actual del club añadió: "Me da una lástima tremenda decir esto porque, incluso con Peter Lim, hemos tenido una gestión derivada en la figura de Mateu Alemany y hemos visto otro club donde yo ahí sí me quedo. Lo que no me quedo es con Murthy, con un Director Deportivo que no sabemos qué hace. No dice nunca nada, no sabemos ni cómo se llama. Le preguntas a los valencianistas: ¿Director Deportivo del Valencia? Y no saben quién es. Si el chico no le permiten hablar, no le permiten gestionar. Tampoco tiene una experiencia como para confiar en él la estructura de un Valencia acorde a su historia. Ahora ya sobran las palabras acerca del presidente. Yo hablé de él hace muchos años cuando me lo veía venir. Ahora ya lo conocemos todos, sabemos de qué pie cojea".

En las últimas horas otra leyenda que se han sumado a estas palabras de Cañizares. El ex capitán y ex delegado del primer equipo Paco Camarasa ahondaba en la idea de un proyecto poco atractivo a la hora de retener a Gayà y a Soler. En  declaraciones a À punt manifestó que: "Evidentemente en el momento en el que estamos, yo tampoco renovaría porque las perspectivas que tiene el club y la forma en la que se están haciendo las cosas, si quieres aspirar a algo y aprovechar tu carrera deportiva, es un momento para que ellos aprieten". Cabe recordar que el de Rafelbunyol suma más de 40 años de servicios a la entidad valencianista desde que comenzó a jugar en la Ciudad deportiva de Paterna en las categorías inferiores siendo todavía un niño, hasta todo su periplo como delegado interrumpido abruptamente por Meriton en verano de 2020 como una maniobra más de desmantelamiento del modelo de club que encabezaban Mateu Alemany y Marcelino García Toral.

Si alguien concentra el cariño y el respeto del valencianismo, ese es Amedeo Carboni. El italiano también puso el acento sobre la legitimidad de las protestas de los aficionados hartos de la gestión de los actuales propietarios. En una amplia charla concedida al canal "Serantesweb" del periodista Carlos Serantes, el ex lateral izquierdo tiene claro el porqué del descontento: "La pregunta es ¿Porqué la gente opina esto? Si el todo el mundo te pita, un motivo habrá. No es que todo el mundo se levante por las mañanas y te pita porque len caes mal. Entonces, yo creo que esta pregunta todo el mundo tiene que hacérsela cuando las cosas no van bien. Y a esta gente parece que le da todo igual. La impresión es esta, parece que no tengan corazón. El dueño del club tiene todo el derecho del mundo a llevarlo como considere oportuno, pero luego no puede falta al respeto a la gente. Si la gente no te quiere, algún motivo habrá. No puede ser que 200.000 personas se estén equivocando". Sobre la gestión actual añadió de manera tajante: "Aún estando fuera sólo se puede hablar de una forma negativa . La gestión es irrespetuosa hacia un club histórico. Lim se ha pensado que por ser propietario puede hacer lo que quiera. Pero esto no se puede hacer en un club de fútbol como el nuestro. Puede tener sus ideas para llevar el club, pero la inteligencia debería de marcarle que pese a eso no se debe faltar nunca al respeto de los aficionados. El club es suyo, pero también de miles y miles de socios y de pequeños accionistas y yo creo que el diálogo es la mejor manera de afrontar estas cosas. Hacerlo porque es el que manda no es el camino, y más con una manera de sentir tan distinta. Nosotros somos mediterráneos y yo creo que esta falta de respeto hacia la gente hace que el club actualmente no esté a la altura de la ciudad ni de su afición".

Tampoco se mordió la lengua el hoy delantero del Levante con pasado valencianista Roberto Soldado. El valenciano se marchó en el verano de 2013 enfrentado al proyecto que entonces encabezaba Amadeo Salvo. En su partida hacia tierras inglesas el delantero no se mordió la lengua, y lo ha vuelto a recordar en la entrevista concedida a www.plazadeportiva.com y el programa "Plaza Esports" de 99.9 Plaza Radio: "Yo creo que todos hemos conocido al Valencia CF que era todo lo contrario a lo que es ahora y duele ver al equipo de tu ciudad en esa situación. Pero en su momento se tomó una muy mala decisión para el club y ahora está saliendo todo".

La constante degradación de la entidad comienza a encontrar altavoz entre los ex futbolistas, que hasta ahora habían tomado una posición más diplomática. Sin embargo, parece que se ha abierto la veda de comenzar a señalar hacia la misma dirección que la calle. Y es que hay desastres que traspasan cualquier tibieza.

Noticias relacionadas

next