X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la compañía invierte 30 millones en la planta de materias primas ubicada junto a su factoría

Neolith da un nuevo salto con una atomizadora en Almassora y un centro logístico en Madrid 

3/06/2019 - 

CASTELLÓ. Neolith, uno de los referentes en las piezas cerámicas de gran tamaño, está a punto de dar un nuevo impulso a su actividad. La compañía dirigida por la familia alicantina Esteve, llegada a Castellón tras vender el gigante del mármol Levantina en 2006, solo ha tenido buenas noticias desde su implantación en Almassora. Después de su espectacular crecimiento, que le llevó en 2017 a facturar 88 millones de euros y a obtener un beneficio de 25 (cifras a las que se añaden las de las diversas compañías vinculadas), la sociedad está a punto de poner en marcha dos proyectos llamados a revolucionar su actividad.

Quizás el más relevante es la atomizadora que está construyendo junto a sus instalaciones de Almassora, en la que está invirtiendo alrededor de 30 millones de euros. Con la nueva planta de tratamiento de las materias primas, la firma, que utiliza una tecnología especial para fabricar sus piezas de gran tamaño (de piedra sinterizada), pretende conseguir "una mayor flexibilidad a la hora de suministrar a la planta de producción", ha señalado la directora de Marketing de la compañía, Mar Esteve, en la revista especializada Focus Piedra. Esta mejora "puede suponer, de manera indirecta, un aumento" en la producción "por la mayor eficiencia y coordinación con el programa de producción", remarca Esteve.

Y es que la nueva atomizadora está ubicada pared con pared con su factoría del polígono Supoi, por lo que esta apuesta por la integración vertical no puede tener más facilidades para mejorar la cadena de valor de su actividad. No en vano, este producto de la firma, Neolith, ha llevado incluso a que se le conozca por esta denominación (en realidad es The Size Surfaces), debido a su relevancia en el mercado. En este sentido, Esteve apunta que en la compañía esperan que la atomizadora les permita "tener un mayor conocimiento y dominio de la formulación de la materia prima, ya que esto resulta clave para asegurar la calidad y diferenciación del producto final".

Nuevo centro de distribución en Madrid

A la par, la firma se encuentra enfrascada en la construcción de un nuevo centro logístico en la localidad madrileña de Pinto, que contará con un espacio expositivo de 2.000 metros cuadrados. Este espacio, además de almacenar sus diferentes formatos de Neolith y Granith (esta línea de piedra natural), facilitará la distribución a toda la zona centro y a buena parte de la Península. 

No en vano, en Madrid la firma cuenta con una compañía de distribución, Neolith Distribution, de la que Mar Esteve es administradora única y que en 2017 facturó 56,6 millones de euros. Tras comenzar la obra en la segunda mitad del año pasado, el objetivo es que el nuevo centro logístico, con conexión directa a la autovía Madrid-Andalucía, entre en funcionamiento en los próximos meses. En caso de ser necesario, la sociedad castellonense ya cuenta con los terrenos necesarios para una posible ampliación.

Próxima apertura en Ámsterdam

Todo ello se enmarca en una política de expansión de la compañía que también se ha visto complementada con las recientes aperturas de sus tiendas en Düsseldorf y Milán, que se han sumado de esta manera a las Neolith Urban Boutique de Londres y Madrid. Y, para el próximo mes de septiembre, la firma prevé abrir un nuevo espacio expositivo en Ámsterdam, con el que sin duda dará otro empujón al crecimiento en el que vive instalado. 

Noticias relacionadas

next