X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

Sigue el idilio de Becsa y la Facultad de Ciencias de la Salud: se lleva el tercer contrato consecutivo

25/02/2020 - 

CASTELLÓ. La constructora castellonense Becsa vive un auténtico idilio con la facultad de Ciencias de la Salud de la Universitat Jaume I. La compañía perteneciente al grupo Simetría se ha hecho este mismo lunes con el segundo contrato de la segunda fase de las obras, con lo que suma el tercer proyecto en el total de la facultad. Así, a falta de un único concurso por salir a licitación, de momento acapara todos los trabajos de esta rama de estudios de la UJI. 

En este último contrato, la firma de la familia Batalla tan solo ha competido con otra compañía en una licitación que tenía un presupuesto base de prácticamente 2 millones de euros (IVA excluido). Se trata de la también castellonense Gimecons, de Grupo Gimeno, que curiosamente ha presentado una oferta más económica que la de Becsa, pero esto no le ha valido para hacerse con los trabajos. En el primer contrato de esta segunda fase, que actualmente está culminando y que comprende la cimentación y estructura del edificio, se impuso a Gimecons y a Obrascon Huarte

Así, con una propuesta por valor de 1,88 millones de euros (90.000 más que Gimecons) la firma de Simetría ha conseguido el contrato tras obtener una mejor puntuación en diferentes criterios evaluables mediante juicio de valor, sobre todo en el estudio por capítulos de la obra y la delimitación de sus plazos, lo que ha servido para decantar la balanza de su lado por seis puntos de diferencia. 

La obra, en 9 meses

El nuevo contrato comprende la materialización de la cubierta exterior del edificio, fachada incluida, y para ello está previsto un plazo de ejecución de 9 meses, con lo que los trabajos acabarán a finales de este año o principios del próximo. Eso sí, la mayor parte de los pagos están presupuestados para 2021.

Tras esta segunda fase, que salió a concurso el pasado mes de diciembre, justo cuando se cumplía un año desde que se licitó el primer tramo de este tramo de las obras, faltará por ofertar la última etapa, que atañe a todas las obras de tabiquería interior del edificio, así como a las instalaciones técnicas.

En este sentido, para concluir esta segunda fase de la Facultad de Ciencias de la Salud todavía restan varios años. A la conclusión, el nuevo edificio permitirá concentrar "todos los estudios y la mayor parte de la investigación" de esta rama de la UJI. Además, liberará espacios en la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, "que todavía alberga algunos departamentos del ámbito sanitario", como despachos de Psicología, por ejemplo, señala el vicerrector de Campus y Vida Saludable, Rafa Mayo.

En el caso de que se hiciese con el último contrato, Becsa sumaría los tres de la segunda fase de la Facultad de Ciencias de la Salud, para la que había un presupuesto inicial de 16 millones de euros. Asimismo, ya construyó la primera fase, que consta de tres módulos destinados a investigación, servicios centrales y aulario, y en los que se invirtieron 21,2 millones de euros. Antes se había alzado el edificio de experimentación animal, que arrancó el proyecto para atender una reivindicación largamente demandada por los dirigentes de la UJI. 

Noticias relacionadas

next