Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

LA licitación entra en su recta final tras la valoración de las plicas técnica y económica

Tres UTE y otras tantas empresas pujan por el contrato de 6,3 millones del CEIP Vicent Marçà

7/09/2020 - 

CASTELLÓ. Tres UTE y otras tantas empresas pujan por el contrato de 6,3 millones de euros para construir el nuevo CEIP Vicent Marçà. La licitación entra en su recta final tras la valoración de las plicas correspondientes a las ofertas técnica y económica. Las concurrentes son Becsa SA, Civicons Construcciones Públicas SL, Gimenocos Construcciones y Constratas SL-Sistemas y Montajes de Climatización SL, Urbamed Infraestructuras SL, Ravi Obras Transportes y Excavaciones SL-Lava Fred SL y Durantia Infraestructuras SA-Telecso SL.

La Mesa de Contratación del Ayuntamiento de Castelló anunciará en las próximas semanas la adjudicataria, que tendrá que ejecutar el proyecto en un plazo de 15 meses, según el pliego de prescripciones administrativos. Durante ese periodo el centro educativo se habilitará provisionalmente en un solar situado en el Camí Cuadra Borriolench y avenida el Palmeral, de 4.435 metros cuadrados y cuya adecuación supondrá un desembolso de 65.000 euros (IVA incluido).

El nuevo Vicent Marçà plantea una edificación compacta, que se desarrolla en dos niveles sobre rasante, destinando las zonas libres de edificación a patios de recreo y pistas deportivas. En la planta baja se disponen los espacios docentes específicos de educación infantil de primero y segundo ciclos, el aula de música, la sala de usos múltiples, el aula taller polivalente, el área de administración, la cocina, el comedor y el gimnasio con sus aseos y vestuarios.

Biblioteca y aula de informática

En la altura superior se ubican las aulas y los espacios docentes específicos de educación primaria, junto la biblioteca y el aula de informática. Las plantas se organizan disponiendo tres franjas longitudinales paralelas, que contienen dependencias agrupadas por usos y separadas entre ellas al adosar a las mismas los espacios de circulación. Por otra parte, se yuxtaponen a una de dichas franjas (la central) unos patios descubiertos que resuelven la iluminación y ventilación de la misma, de forma que la mayor parte de las dependencias del edificio quedan orientadas al este, mientras solo una de las franjas resulta orientada al oeste.

Según la memoria sobre la descripción de la obra, dos espacios de circulación transversales contienen los elementos de comunicación vertical del edificio, junto con una escalera en su extremo sureste que se añade para resolver la evacuación de ocupantes en caso de incendio. En la planta baja, la franja que contiene las dependencias de educación infantil queda funcionalmente independizada del resto de la edificación, con acceso desde el exterior y comunicación también por el interior del edificio.

Con esta disposición de los espacios, el edificio se ordena agrupando usos y generando recorridos con iluminación natural. Todo ello, junto al tratamiento de fachadas, proporciona una solución energéticamente sostenible.

La financiación del contrato tiene carácter plurianual, con arreglo a las siguientes anualidades: 651.887,89 euros, en 2020; 5.522.486,45euros en 2021; y 200.072,12 euros, en 2022.

La construcción del Vicent Marçà, más allá de responder a una pretérita reivindicación del barrio Raval Universitari, se trata de uno de los grandes proyectos de la Concejalía de Educación junto al CEIP Herrero, cuya ejecución arrancará antes de acabar el año. El Ayuntamiento ultima para octubre la adjudicación a la UTE Civicons-Omega.

Noticias relacionadas

next