X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

UBE alcanza los 440 millones de facturación y logra un beneficio récord de 38 

1/10/2019 - 

CASTELLÓ. UBE Corporation Europe cerró sus cuentas el 31 de marzo pasado alcanzando la mayor cifra de negocio de su historia y encadenando tres años seguidos con récord de beneficios. Según ha informado la sociedad con sede en el Grau de Castelló, las ventas consolidadas de todo el grupo alcanzaron los 440 millones de euros, frente a los 391 del ejercicio anterior, lo que supone un incremento del 12,5%. 

A este aumento espectacular contribuyó la fortaleza del mercado asiático de caprolactama, la principal materia que UBE produce en sus instalaciones del polígono del Serrallo; así como también la evolución de las ventas de química fina en el mercado norteamericano. Pero también fundamental ha sido la adquisición de una participación mayoritaria en Repol inmediatamente antes del cierre del ejercicio, tal y como ha destacado la compañía. 

No en vano, Repol, con sede en Almassora y que se dedica a la fabricación de compuestos plásticos para componentes de automóvil, productos industriales y para las industrias eléctrica y electrónica, cerró 2018 con una facturación de 27,5 millones de euros, lo que explica en buena parte el salto en las ventas del grupo químico.

Dispara sus beneficios

Pero no solo ha crecido la facturación, sino también sus resultados. El Ebitda del grupo con sede en El Serrallo se ha disparado un 25% hasta los 65 millones de euros y los beneficios después de impuestos un  31% hasta alcanzar los 38 millones. Hace solo tres años fueron 15 millones de ganancias menos. 

Con ello, la rentabilidad de la compañía marcha sobre ruedas. Los márgenes de las ventas de caprolactama y fertilizantes, así como diversos proyectos de mejora de la eficiencia energética en la planta del Grau de Castelló y el resto de líneas de producto, incrementaron la rentabilidad sobre ventas hasta el 8,6%, frente al 7% del ejercicio precedente.

Tras "un ejercicio de récord", el presidente de UBE Corporation Europe, Bruno de Bievre, destaca que para este 2019 esperan un "buen" año, en el que consolidarán "las inversiones recientes en la fábrica de Castellón". Además, iniciarán "otras nuevas, ligadas a la mejora de la eficiencia energética y la protección medioambiental", algo habitual en la compañía.

54 millones en inversiones hasta 2021

Durante el pasado ejercicio, cerrado el 31 de marzo, el grupo llevó a cabo inversiones por valor de 13 millones. Sumadas a las de los dos años anteriores, estas han alcanzado los 72 millones, una cifra ligeramente por encima de lo previsto en el plan a medio plazo 2016/18 del grupo UBE Industries Ltd, señalan desde la compañía. Estas han incluido la ampliación de la planta de nylon o la nueva unidad de compound

Ahora, las previsiones para el próximo trienio es materializar proyectos por valor de 54 millones hasta 2021. Estos incluyen infraestructuras logísticas y energéticas, mejoras en seguridad y medio ambiente y la renovación de equipos eléctricos y mecánicos, detallan desde la firma.

Una plantilla en crecimiento

Desde la sociedad también destacan el salto que ha dado la plantilla del grupo, que a 31 de marzo contaba con 573 empleados, a lo que también ha contribuido la incorporación de los aproximadamente 60 trabajadores de Repol. De esta manera, casi el 90% de la plantilla de UBE Corporation Europe se concentra en la provincia de Castellón. Y la firma ha continuado incorporando trabajadores. Tanto es así que a finales de agosto la plantilla ha alcanzado las 591 personas, de las cuales un 23% son mujeres.

Además de la matriz, radicada en el polígono del Serrallo, y de Repol, en Almassora, UBE Corporation Europe integra otras tres sociedades en su estructura: UBE Europe, UBE Latin America Serviços y UBE México, ubicadas en Alemania, Brasil y el país azteca.

Junto al empleo que directamente ofertan todas ellas, de forma indirecta, la compañía, en sus instalaciones de la planta del Serrallo, dio en el ejercicio pasado trabajo a una media diaria de 283 personas.  

Tras todo ello, De Bievre también ha querido destacar que ve a la economía castellonense "robusta y con confianza, después de haber superado la anterior crisis. Todavía hay hambre de crecimiento en las empresas de Castellón".

Noticias relacionadas

next