Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el 16 de febrero en el emac. 

No solo Instagram sabe de filtros: Carlos Baselga acerca la 'nueva' fotografía analógica

11/02/2020 - 

CASTELLÓ. Cuando Carlos Baselga abrió su canal de YouTube en 2016 no había en España ningún otro perfil dedicado a la fotografía analógica. Pero no fueron sus ganas de ocupar este 'nicho' vacío las que le empujaron a ponerse -esta vez él- frente a las cámaras. Lo que quería este castellonense era desmontar tabúes, muchas ideas erróneas que hay pre establecidas sobre la fotografía analógica. Como cuenta a Castellón Plaza, 9 de cada 10 personas le preguntaban cómo es de grande el cuarto oscuro donde trabaja; pues bien, ni siquiera se sirve de uno. ¿Y qué hay de sus fotos? ¿Qué programas se descarga para poner esos filtros? El efecto que el fotógrafo les da no se consigue con ningún editor, se fraguan en el mismo momento del disparo, gracias al objetivo. Y es que como bien apunta el refrán, nada es lo que parece (y no solo por los filtros que utilicemos).

Baselga desarrollará su mirada didáctica sobre estas y muchas otras curiosidades creativas a través de un taller que impartirá el próximo domingo 16, a las 12h, en la quinta edición del emac de Burriana. Pero antes, nos deja aquí algunas reflexiones. 

-¿Es la fotografía analógica más moderna de lo que pensamos?
Es una pregunta interesante, porque realmente no es moderna, pero está en boca de todos. Es un hecho, la fotografía analógica está volviendo. Existen empresas como por ejemplo Lomography que están sacando al mercado nuevos productos relacionados con la fotografía analógica. Esto es algo positivo porque mantiene viva la esencia del mundo analógico en fotografía.

-Parece que ya no hacen falta ni cuartos oscuros. Cuéntanos más clichés que no sepamos. ¿Cómo se cocina ahora esta fotografía?
-Jajaja, me encanta. Esto es algo que el 90% me preguntan. Oye, ¿Cómo de grande es tu cuarto oscuro? La verdad es que yo no positivo, si no que revelo. Son conceptos distintos. Positivar es la acción de pasar del negativo ya revelado a papel, por medio de papel fotosensible. En este proceso sí necesitas cuarto oscuro, aparte de muchas otras cosas. Yo en cambio revelo los carretes en la cocina. Para pasar de los carretes al tanque de revelado utilizo una bolsa sellada contra la luz, que permite introducir los brazos sin que entre la luz.

-Hay muchos filtros que aportan un toque “analógico” a las fotografías. Tú optaste por darle veracidad a lo que estabas haciendo y te pasaste directamente bando contrario. ¿Cómo ha cambiado, desde entonces, tu obra?
-Sinceramente me pasé a la fotografía analógica tras darme cuenta que me estaba mintiendo a mi mismo siempre que utilizaba “presets” o filtros de Lightroom para emular el efecto “analógico” en las fotografías. Al disparar analógico nada de eso te preocupa. Puedes disfrutar más la fotografía porque sabes que existe un proceso en conseguir una imagen única. Haces la foto, terminas el carrete, lo revelas, esperas que se se sequen los negativos, lo escaneas y ya puedes compartir la imagen. No solo guardo imágenes en formato digital, si no que hago prints de mis favoritas.

-También las cámaras analógicas usan sus filtros. ¿Decides antes de ver lo que vas a fotografiar cuál usar o escoges uno al azar?
-Disfruto mucho con los filtros de los objetivos. Se pueden utilizar tanto en cámaras digitales como analógicas, puesto que el objetivo tiene la misma construcción. Una rosca donde se encaja el filtro en cuestión. Normalmente pienso que tipo de fotografía voy a tener oportunidad de hacer en cada momento, y en base a eso, elijo unos filtros u otros. No hay momento en el que no lleve un filtro encima.

-¿Y por qué ponerle un filtro a las fotos antes y no después de darle al clic?
-Bueno, si escapé de la fotografía digital porque veía que pasaba más tiempo enfrente del ordenador “retocando” la fotografía que había capturado, sería ilógico utilizar filtros en la postproducción. Desde que disparo únicamente en fotografía analógica, el retoque o filtro que les pongo a las imágenes es tan simple como subir contraste (en los carretes caducados), subir sombras, altas luces.. Son ajustes mínimos que conservan la pureza de la imagen original.

-Ahora se habla mucho de la búsqueda de la naturalidad. ¿La vida mejor con o sin filtros?
En mi caso no creo que utilizar filtros en los objetivos sea algo artificial. Es un proceso en el que tu estás cambiando la realidad con un objeto que sostienes en tus manos y que puedes utilizar de distintas maneras, según te apetezca. Este tipo de filtros me parece mucho más natural que el retoque o edición de las imágenes digitales.

Al final, con fotografía analógica estás haciendo fotografías mediante un proceso químico. Y las lentes o cristales que alteran la realidad están enfrente del objetivo que capta esa imagen, y no en un software del ordenador.

-Y en este mundo en el que vivimos obsesionados con las prisas, ¿cuánto tiempo pasas ahora haciendo tus instantáneas? ¿Y antes? 
-Ay… el tiempo… jajaja. Ojalá el día fuera 1 semana y 1 semana fuera 1 mes. Antes, hacer una fotografía era darle un click, llegar a casa, introducir la tarjeta en el ordenador y retocar la foto en apenas 5-10 minutos. En cambio ahora tengo que terminar el carrete, esperar a tener 3 carretes de 35mm porque siempre revelo de 3 en 3 para aprovechar al máximo los químicos de revelado. Revelarlos, dejarlos secar un par de horas y  escanearlos. Todo el proceso, desde el momento en el que empiezo un carrete hasta que lo tengo en el ordenador me lleva, (siendo optimistas), 2-3 días. Alguna vez he disparado el carrete por la mañana, lo he revelado y lo he tenido listo en el ordenador por la noche. Pero aún así he invertido un día entero en conseguir máximo 72 fotografías. (Tengo alguna cámara que saca 72 fotografías de un carrete de 36 exposiciones)

-La fotografía analógica está muy bien, especialmente, por su parte estética. Pero, ¿ha dejado de encajar en trabajos más documentas o inmediatos? Como puede ser el periodismo deportivo, de guerra…
-Bueno, en los tiempos que corren es un estilo de fotografía que ha dejado de encajar en el momento que se quiere obtener un beneficio económico como si dijéramos instantáneo. Como he comentado, la fotografía analógica es un proceso lento. En el momento que se quiere monetizar rápidamente para sacar el máximo partido a una imagen estática, la fotografía analógica juega en desventaja.

También afecta mucho el tema de la “calidad”. Para fotografía deportiva por ejemplo, las cámaras digitales ofrecen prestaciones técnicas inimaginables para una cámara analógica. Pero esto es otro tema.

-En tu caso eres un outsider. No es fácil encontrar fotografías de interior. ¿Por qué?
-¡Vaya! Nunca me lo había planteado, jajaja. Pues no sé, supongo que porque me paso mucho tiempo encerrado durante la semana y tengo la fotografía como un hobby o escape a la rutina, por eso prefiero sacar la cámara a pasear.

-Los fotógrafos suelen presumir de su discreción a la hora de trabajar y tú, en cambio, te haces youtuber. ¿Cómo cambia tu trabajo cuando estas detrás de la cámara?
-Totalmente de acuerdo contigo. No entiendo porque los fotógrafos tienen miedo a compartir sus consejos, modos de trabajar… No existen dos estilos de fotografiar idénticos, así que por mucho que enseñes lo que has aprendido te van a copiar. De hecho es casi al contrario. Cuando compartes conocimiento o experiencia, la gente que te sigue se abre y comparte sus conocimientos. Al final es un medio de aprendizaje por ambas partes. Debo reconocer que he aprendido mucho gracias a mis seguidores, y lo que me queda!

Si me hice el canal de YouTube fue precisamente por acercar el mundo de la fotografía analógica al público español. Ya que cuando empecé en 2016 no había ningún canal en España sobre en este tema. Cada vez que alguien me preguntaba cómo podía revelar carretes en la cocina, sentía que tenía que compartirlo.

-En tus vídeos has hablado incluso de cómo relevar con café. ¿Cómo has descubierto tú estás maravillas?
-No sabría decirte exactamente cómo descubrí la técnica del Caffenol. Supongo que trasteando por internet, acabé en una página que explicaban esto, y decidí probarlo. Lo más curioso que nunca había probado esta técnica hasta el momento de grabarme en vídeo. Mientras grababa el vídeo pensaba, si no sale ninguna foto del carrete creo que no tendrá sentido subirlo.

-También es curioso el Film Swap. Es decir, el intercambio de carretes que hacéis entre los fotógrafos para darle todavía más emoción a vuestro trabajo. ¿Lo utilizas mucho?
-La verdad es que es una técnica que no he dejado de utilizar desde que la descubrí. Ahora mismo tengo dos carretes que me han mandado para dispararlos. Uno está casi terminado, ¡veremos que sale! También utilizo esta técnica conmigo mismo. Disparo un carrete y apunto la temática. Entonces si algún día me voy a otro lugar muy distinto, puedo coger ese carrete ya utilizado y hacer fotos encima de manera totalmente aleatoria. Lo que más me gusta es la importancia que tiene el azar en todo esto.

-¿Sabes en quién confiar? ¿No temes que alguien te haga un destrozo?
-Siempre que haces un film swap hablas con la persona y comentas pues qué carrete vais a intercambiar, que sensibilidad tiene, si todas las fotografías serán horizontales, verticales… Realmente puedes comentar lo que quieras, lo que está claro que conoces el tipo de fotografías que hace, por que todo el mundo tiene Instagram. No temo nada. Entiendo que me expongo a que puedan ocurrir mil cosas tanto para bien como para mal. Todo queda relegado al poder del azar.

-¿Todavía buscas financiamiento para poder seguir creando vídeos? ¿No es tan rentable como parece Youtube?
-¿Todavía? ¡Nunca he dejado de hacerlo! Jajaja. Es imposible vivir exclusivamente de YouTube en España. Es un mercado muy prematuro si lo comparas con por ejemplo, Estados Unidos. Allí la gente puede llegar a labrarse un futuro en esta plataforma. Si divides el tiempo invertido con los pocos ingresos que obtienes, no es rentable ni aunque multipliques por 100 los ingresos. Lo que me da de comer es mi trabajo como Project Manager. YouTube es simplemente un hobby.

-Cuéntanos cómo será tu taller en el emac.
-El taller del EMAC tratará sobre los filtros creativos que más me gusta utilizar. Explicaré la teoría sobre los tipos de filtros, cómo utilizarlos para sacarles el máximo provecho, enseñaré fotografías como ejemplo y finalmente, lo mejor, salir a la calle a disfrutarlos y experimentar con ellos.

Noticias relacionadas

next